El titular del Juzgado de Violencia sobre la Mujer número 2 de Sevilla, Francisco Manuel Gutiérrez Romero, está investigando desde el pasado mes de julio a un agente de la Policía Nacional adscrito a la Unidad de Familia y Mujer (UFAM), encargada de atender a las víctimas de violencia de género, por un presunto delito de malos tratos físicos y psicológicos sobre su ex mujer, según han confirmado a Diario16 fuentes del caso.

El investigado recibió una medalla al mérito policial meses después de interpuesta la denuncia de malos tratos contra él

El atestado policial presentado al juez fue elaborado por la propia UFAM, que a día de hoy, casi siete meses después de interpuesta la denuncia, mantiene en activo en su grupo al agente investigado y no se ha inhibido a favor de otra unidad policial. Incluso el pasado 2 de octubre, día de los Ángeles Custodios y festividad de la Policía, el denunciado recibió la cruz al mérito policial con distintivo blanco tras ser propuesto por sus jefes directos, la inspectora jefa de la UFAM en Sevilla, María Jesús Cervantes (conocida también por haber dirigido la investigación del caso Marta del Castillo), y otro inspector, por haber participado ambos en la investigación de la detención de un presunto violador, según adelantó Diario de Sevilla el pasado diciembre.

Esta condecoración se efectuó tres meses después de que su ex pareja denunciara los hechos y también después de que la propia Unidad de Familia y Mujer de Sevilla se declarara competente ante el juez para redactar el atestado policial pese a que entre sus integrantes se encuentra el propio denunciado. La UFAM es la unidad de la Policía Nacional que habitualmente atiende en primera instancia a las mujeres víctimas de violencia de género que acuden para denunciar sus casos.

A nivel institucional, la UFAM ha sido reconocida por su labor en defensa de las mujeres maltratadas en varias ocasiones, como el pasado 22 de noviembre, cuya unidad de Sevilla recibió en Granada el VI Premio Menina de Andalucía contra la violencia de Género por su labor en defensa de estas mujeres. El galardón fue entregado por el delegado del Gobierno en Andalucía, Alfonso Rodríguez Gómez de Celis, y en el acto estuvieron presentes numerosas personalidades públicas relacionadas con la lucha contra la violencia de género. También fueron premiados, entre otros, Pilar Sepúlveda, vocal del Consejo General del Poder Judicial, fundadora de Amuvi y pionera en Sevilla en la defensa de la igualdad de género y en la protección de las mujeres víctimas de la desigualdad; Flor de Torres Porras, fiscal delegada de Violencia hacia la Mujer y contra la discriminación por identidad sexual, y Miguel Lorente, ex delegado del Gobierno para la Violencia de Género entre los años 2008 y 2011.

La Policía aplica normalmente para la investigación de casos relacionados con sus propios agentes un protocolo interno que a priori determina que debe ser una unidad distinta a la que están adscritos los investigados la que actúe en el caso, normalmente el grupo de Asuntos Internos y Disciplinarios, pero en este caso de presuntos malos tratos físicos y psicológicos la investigación fue abordada desde un primer momento por la propia Unidad de Familia y Mujer de Sevilla, de la que forma parte el investigado, cuando debería supuestamente haberse inhibido a favor de otros agentes.

El atestado de la propia UFAM contrasta con los numerosos episodios de malos tratos denunciados por la víctima

Los propios compañeros de la UFAM de Sevilla tomaron declaración al denunciado en calidad de “investigado no detenido” y, apenas minutos después de que la víctima interpusiera la denuncia en la comisaría de un municipio cercano a la capital andaluza, la UFAM de Sevilla se otorgaba a sí misma la investigación, tal y como Diario 16 ha podido constatar en fuentes policiales, el mismo día de julio en el que la presunta víctima de violencia de género interpuso la denuncia en la comisaría de un municipio cercano a la capital andaluza.

Además, el atestado policial, redactado de forma sorprendente apenas unas horas después de ser presentada la denuncia, no fue presentado en el juzgado hasta el día siguiente, cuando se encontraba de guardia el juez Gutiérrez Romero, titular del juzgado de Violencia sobre la Mujer número 2 de Sevilla.

Un alto mando policial de la UFAM de Sevilla también ha prestado declaración de oficio como testigo ante el juez durante la instrucción del caso. Este mando es casualmente el mismo que, junto a la jefa de la UFAM de Sevilla, propuso al denunciado para recibir la citada condecoración. El juez Gutiérrez Romero no se ha pronunciado en ningún momento, desde que se inició todo el proceso judicial en julio pasado, sobre las numerosas pruebas aportadas por la denunciante. Sin embargo, sí que constan unidas a las actuaciones numerosas grabaciones de audio y video efectuadas por el denunciado. También resulta llamativo el papel de la Fiscalía, que no ha pedido ningún tipo de actuaciones, una forma “habitual” de proceder, según fuentes jurídicas, en los casos relacionados con denuncias de violencia de género.

La jefa de la UFAM de Sevilla es la inspectora que dirigió la investigación del crimen de Marta del Castillo

Estos días, el juez ha vuelto a citar a declarar de oficio a nuevos testigos, cuyos testimonios se sumarán en el proceso a los numerosos episodios de malos tratos físicos y psicológicos aportados en su denuncia por la presunta víctima. El juez tiene en su mesa desde hace más de cinco meses la ratificación de la denuncia por parte de esta mujer y las numerosas pruebas aportadas. Mientras tanto, ha acordado nuevas pruebas testificales y un informe forense a la Unidad de Valoración Integral de Violencia de Género (UVIG), dependiente de la Junta de Andalucía.

Apenas tres días después de la información adelantada por Diario de Sevilla en la que se cuestionaba el papel de la UFAM en este caso, la inspectora jefe de esta unidad en Sevilla desde su creación en 2015, después de culminar sin éxito la búsqueda del cuerpo de Marta del Castillo, concedía una entrevista al diario ABC de Sevilla para animar a todas las mujeres que son víctimas de violencia de género a dar el paso adelante y denunciar a sus maltratadores. Es precisamente esto, hablar directamente con la inspectora jefe de la UFAM de Sevilla para recibir asesoramiento, lo que hizo esta presunta maltratada, en un caso en el que ellos mismos han intervenido presentando el atestado policial de uno de sus agentes en activo en esta misma unidad.

Celebración del Día de la Policía en Sevilla el pasado 2 de octubre, en cuyo acto fue condecorado el agente denunciado.
¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

11 − 3 =