Hoy no les escribe Esteban Cano, hoy Diario16 vuelve a abrir sus páginas para los mensajes que nos dejan nuestros lectores, muchos de ellos afectados por el Caso Banco Popular, a través de los diferentes canales de contacto.

Ha causado mucho impacto entre nuestros lectores la interposición de las demandas penales contra el Santander y, después de mucho tiempo, parece que los afectados han comprendido que el único modo que tienen de cobrar un justiprecio a través de soluciones extrajudiciales es a través de la vía penal. «Yo iba a ir por lo civil, pero ahora seguro voy a ir por lo penal», nos decía uno. Otro era más explícito: «Diario 16 sigue predicando en el desierto. En cualquier país más o menos serio todos los implicados entrarían entre rejas, pero, claro, esto es España, tierra de ladrones y estafadores. Que te estafe tu propio gobierno es ya demasiado y todo para salvar momentáneamente al Santander quien ya ha dicho que está abierto a nuevas adquisiciones, por supuesto si son gratis total. De la justicia de Europa no espero nada y cuando la justicia norteamericana apriete al Santander llegaran a un acuerdo y no nos enteraremos igual que con Banesto». Otro de nuestros lectores, que también es afectado, lo dice muy claro: «Señores Abogados: hay que denunciar al Banco de Santander por la vía penal».

También han impactado mucho los movimientos legales de Antonio del Valle en Estados Unidos y nuestros lectores han incidido sobre la verdadera estrategia del banquero mexicano y de cómo esa maniobra era una parte de un movimiento mucho más ambicioso: la entrada en el mercado financiero de la Unión Europea del capital mexicano al que representaba. «coincido con usted Sr. Cano. Los mexicanos querían un banco europeo, ellos eran los especuladores que estaban manipulando la acción para quedárselo a un mejor precio. Europa no quería a estos tipos en su sistema financiero».

A pesar de los últimos movimientos de la Justicia, en concreto en la admisión por parte de la Fiscalía Anticorrupción de la denuncia de la Asociación Independiente de Afectados del Popular (AIAP), los afectados y los lectores muestran mucha desconfianza en lo que pueda hacer nuestro sistema judicial, sobre todo teniendo en cuenta quién es el responsable y su poder de influencia: «El Santander no tiene dinero para pagar una compensación por el robo a los dueños del Banco Popular ni tampoco intención de hacerlo. Pagarán si les obliga la Justicia, pero creo que no la habrá». Este movimiento de la Fiscalía genera una reflexión muy interesante sobre el futuro del propio sistema financiero europeo: «Si no se arregla rápido el asunto, todos los bancos europeos y españoles están bajo sospecha de ser liquidados. Dará lo mismo que sean solventes o no. Están en inferioridad de condiciones respecto a los bancos de fuera de la zona euro y lo mismo ocurre con la bolsa europea ya que el Ibex y los valores de bancos de la bolsa no se pueden sostener. El sistema es ilegal desde dentro. Los máximos organismos económicos de España y Europa y los organismos de supervisión de la bolsa están implicados en una estafa mayúscula. No hay seguridad jurídica en Europa para invertir ya que, cada día que pasa sin arreglar esta terrible hemorragia, pierde muchísimo dinero».

Por otro lado, los lectores y afectados del Popular demuestran una alta capacidad de análisis respecto a lo que está ocurriendo y a lo que aconteció con la sexta entidad financiera de España. En referencia a los movimientos que se están generando en Europa uno de nuestros lectores afirma lo siguiente: «Está bien que el BCE reconozca que hubo errores y que la resolución del Banco Popular fue, básicamente, una prueba para ver qué pasaba y cómo funcionaba el mecanismo. Se quedan cortos, lo que es un reconocimiento de que con el Caso Popular se ha ensayado y que ha habido algunos flecos que delatan que se ha hecho mal, lo que debería de ser, es un reconocimiento público de una gran chapuza y de haber cometido un delito contra el patrimonio (y la salud) de 300.000 personas más sus familias y un delito contra el mercado y contra la propiedad. Cuando reconozcan esto, Europa empezará a tener algo de credibilidad y será tarde porque ya pocos creen en Europa».

En referencia a los movimientos para frenar el Plan de Negocio del Banco Popular tras la ampliación de capital, los lectores de Diario16 y los afectados son muy claros en su análisis, además de mostrar resignación y desesperanza que se transforma en una advertencia: «De Guindos y Montoro son cómplices del corralito que nos han hecho, sin importarles que ese dinero es el ahorro de toda una vida y la repercusión que está teniendo en nuestras vidas. Creímos en la estabilidad jurídica y política y en la palabra de Luis de Guindos. No olvidaremos en las próximas elecciones. Gracias a este Diario tenemos esperanza de recuperar nuestro dinero». Otros van más allá y apuntan hacia las propias instituciones: «Los máximos organismos económicos de España y Europa son cómplices directos de este robo. El BCE negando la liquidez que necesitaba el Banco Popular. El BCE no está de adorno, está precisamente para eso. El Banco de España impidiendo todos los planes para salvar el banco y ambos dos impidiendo la acción de todos los órganos supervisores. De Guindos fue el lubricante y correa de transmisión facilitando todo el plan y punto de contacto con el Santander».

Otros, tras las revelaciones de Diario16 sobre las diferentes estrategias para paralizar el Plan de Negocio y permitir que se iniciara la operación diabólica de rescate del Santander, se dirigen directamente al juez Fernando Andreu: « Señor Juez, tengo la totalidad seguridad de su honradez y profesionalidad, por ello estoy seguro de que elegirá el camino correcto y no se dejará influir por los elementos que están intentando destruir al Banco Popular para dar un enorme beneficio a unos sinvergüenzas que están dispuestos a hundir en la miseria a cerca de 305.000 pequeños ahorradores, entre ellos me cuento, que con un sacrificio han invertido en una entidad seria y solvente, hasta la llegada de unas aves de rapiña dispuestas a todo con tal de obtener su beneficio. Espero con impaciencia el final de la instrucción y deseo que salga a la luz toda la verdad con las correspondientes condenas en su grado máximo a todos los partícipes de esta estafa-robo, para poder empezar una limpieza de nuestro país».

Comunicaciones de este tipo nos llegan a millares. Muchos nos agradecen la labor que estamos haciendo para esclarecer la verdad, nos animan a continuar en este camino, pero, como Esteban Cano ya ha repetido en alguna ocasión en sus artículos, somos nosotros los que debemos agradecer a los cientos de miles de lectores, muchos de ellos afectados también, su perseverancia y su lucha. Nosotros ayudaremos con nuestro periodismo libre, digno, independiente e incorruptible.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

tres × cuatro =