En el año 2000, cuando aún era presidente Leonel Fernández de la República Dominicana, muchos recursos captados a priori para Funglode fueron colocados en una cuenta personal del Banco Intercontinental (Baninter) a nombre de Manuel Alexander Rodríguez Casado, una cuenta abierta el día 4 de abril de ese año y de la que se utilizaron recursos para presuntamente cubrir gastos de Funglode: nóminas, alquileres. Hay que recordar, además, la participación en eventos celebrados en la fundación en años posteriores de importantes personajes de la Justicia española como, por ejemplo, Carlos Gómez-Jara, abogado de Saracho y del FROB, y, sobre todo, de Baltasar Garzón quien ejerce de letrado y asesor de Leonel Fernández.

Una de las fuentes que pusieron fondos en esa cuenta fueron las aportaciones de empresas constructoras, entre las que se podría citar a un grupo que nació en 1998, durante el primer periodo presidencial de Leonel Fernández: el Grupo Modesto. Esta empresa mantenía contratos con el Estado dominicano y percibía fondos públicos. Sin embargo, según la documentación a la que ha tenido acceso Diario16, se realizó el siguiente pago a Funglode:

Otra empresa que recibía fondos públicos del Estado dominicano durante el mandato de Leonel Fernández y que, a su vez, era subcontratista del Grupo Modesto, era JM Constructora S.A., quien realizó aportaciones de varios millones de pesos a Funglode:

Esta vinculación entre el Estado dominicano con JM Constructora y el Grupo Modesto quedaba evidenciada en documentos judiciales, como, por ejemplo, la sentencia de la Suprema Corte de Justicia del 21 de diciembre de 2011.

Dinero en efectivo

Otro de las formas de captación de recursos de las que se alimentaba la cuenta de Baninter a nombre de Rodríguez Casado era la presentación de una persona con dinero en efectivo ante el cajero automático de una entidad bancaria para comprar un cheque de la administración que, posteriormente, se depositaba en dicha cuenta. Esto provocaba que las aportaciones fueran anónimas. De este modo se lograba determinar la procedencia de los fondos y, así, evitar tener que dar explicaciones ulteriores sobre la fuente de esos recursos.

Una vez que se compraba el cheque de administración a favor de Funglode, ésta ya recibía el dinero a través de una modalidad que no era efectivo y el mismo era depositado en la cuenta de Rodríguez Casado.

Por este sistema de «sustitución de efectivo», el día 15 de agosto de 2000, un día antes de la salida de Leonel Fernández de la Presidencia, se sustituyeron 7 millones de pesos en efectivo por un cheque de administración que, como pueden imaginar, fue depositado en la cuenta antes indicada, tal y como lo demuestra el siguiente documento:

Esto es sólo una parte de las primeras operaciones económicas y manejos que realizó presuntamente Leonel Fernández en los primeros años de Funglode, donde ya se puede apreciar la maquinaria creada. Sin embargo, esto es sólo el comienzo de un camino que iremos transitando a través de las próximas publicaciones.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

siete − 2 =