El Grupo Parlamentario Socialista ha presentado una Proposición No de Ley (PNL) a fin de que se debata sobre el Corredor Cantábrico-Mediterráneo. Con la secretaria ejecutiva de Política Municipal, Susana Sumelzo, y el secretario de Transparencia y Democracia Participativa, Odón Elorza, a la cabeza, los socialistas quieren que el Gobierno, tras el diseño de 2009, actúe en la puesta en marcha de ese eje ferroviario fundamental para vertebrar la zona norte con el Mediterráneo y viceversa.

Como dicen en la exposición de motivos: “Se trata de un corredor que permitirá incrementar notablemente las velocidades de recorrido para conseguir tiempos de viaje competitivos y que, además, podrá albergar el tráfico de mercancías, todo ello compaginado con la minimización del impacto en el medio ambiente de las actuaciones”. Una unión que se entiende, desde el PSOE, como necesaria y acorde a las directrices europeas, tal y como se establecieron con la puesta en marcha de la Red Transeuropea de Transporte (TEN-T). Estas infraestructuras son consideradas como claves en el “devenir histórico” de España ya que se una fuerte red ferroviaria es “una garantía de progreso sostenible y de cohesión social y territorial”.

En la PNL, los socialistas solicitan que el gobierno de M. Rajoy dote de una financiación “suficiente y adecuada” para las construcción de todos los tramos; mantener la programación económica de las partidas en los Presupuestos Generales del Estado hasta que las obras estén finalizadas y puesto en marcha el servicio (no como ha sucedido con otras partidas ferroviarias que han sido olvidadas y pospuestas);  fijar junto a las Comunidades Autónomas afectadas un calendario de inversiones, ejecución y puesta en marcha, para presentar en el Parlamento no más tarde de seis meses; y buscar financiación europea.

Planificando las infraestructuras españolas y el transporte.

El Secretario de Infraestructuras y Transportes del PSOE, Pedro Casares, se ha reunido con responsables socialistas en las diferentes Federaciones para diseñar el marco de acción política para el período 2018-2022, a la que también han asistido los portavoces de Fomento en Congreso y Senado, César Ramos y David Delgado, y el Vicepresidente de la Comisión de Transportes de la FEMP, Alfonso Gil.

Durante el encuentro también se ha abordado la problemática relacionada con las autopistas de peaje, donde el objetivo del PSOE es que “a partir de que se cumpla la concesión de las actuales autopistas de peaje no se volverá a prorrogar ni se planteará una nueva concesión, por lo que a partir de ese día los que circulen por ellas lo harán libres de peaje”.

“Esta es la postura común que va a liderar el PSOE en todas las provincias en las que los ciudadanos sufren peajes injustos y con incrementos considerables año tras año”, señaló Casares. Sobre las que aún tienen concesión vigente, Casares explicó que el PSOE hará un seguimiento de cumplimiento de contrato “garantizando que sean muy exigentes con las condiciones de seguridad en los pliegos, a fin de evitar que se vivan episodios como el de las últimas nevadas”.

Casares ha defendido que “la innovación y el desarrollo sostenible” deben ser los ejes principales sobre los que debe versar la estrategia del PSOE en materia de infraestructuras y transportes. “Debemos apostar por la sostenibilidad de nuestra red de infraestructuras, favoreciendo la energía verde marcando los retos de futuro, y dando una respuesta a las necesidades de la ciudadanía, desarrollando una estrategia trasversal”.

El dirigente socialista ha señalado que esta primera reunión “es una toma de contacto” con todos los responsables en las CCAA “para vertebrar y coordinar una estrategia común en la que marquemos entre todos las prioridades para que el PSOE marque un criterio uniforme en la defensa de los intereses de la ciudadanía”.

“Vamos a ejercer una oposición responsable y rigurosa con el Gobierno. El transporte es una herramienta fundamental para la cohesión social de nuestro país y debemos fomentar la igualdad de los españoles en el acceso a una red de infraestructuras que facilite la movilidad en las mismas condiciones, vivas en Extremadura, en Málaga o en Baleares”, añadió.

Por último, Casares ha recordado que el PSOE defiende y apoya las iniciativas de diferentes CCAA para mejorar la calidad en el transporte de los ciudadanos. Así, ha puesto como ejemplo la propuesta de diputados y senadores socialistas insulares de pedir la bonificación del 75% de los trayectos a la península y la reivindicación de un tren digno para Extremadura. “El objetivo del PSOE pasa por estructurar un proyecto global que dé respuesta y solución a los problemas de transporte de los ciudadanos de las diferentes regiones; una prioridad que apuesta por el transporte público y la movilidad sostenible en las ciudades”.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

dieciseis + 5 =