Bankia está personada en una causa contra su ex director de riesgos de la zona Centro, Jorge Puga, en la que se acusa al ex directivo de la comisión de los presuntos delitos de estafa y falsedad documental por la concesión de créditos valorados en más de 50 millones de euros a empresas de su entorno, lo que ha generado un importante daño a la entidad nacionalizada.

Los escándalos de Puga quizá vayan más allá de su actuación en el Grupo Weston Hill —del que dependía la cadena de clínicas oftalmológicas iDental que ha dejado sin tratamiento a miles de personas—, dado que entre las operaciones de riesgo que aprobó fue la financiación inicial del Grupo Forus, de quien ya hemos hablado en estas páginas por su sorprendente capacidad de endeudamiento.

La operativa que, presuntamente, utilizaba Jorge Puga, y por la que Bankia se ha personado en una de las causas que hay abiertas contra él, era la desactivación del código de Grupo para Weston Hill para que el sistema de la entidad no detectara que Bankia estaba contrayendo un grave riesgo al financiar a esa compañía.

En el caso de los centros deportivos, Bankia tenía financiados 57 millones de euros al grupo deportivo Santagadea Sport. Forus ha comprado en los últimos meses con seis centros de Santagadea que estaban al borde del concurso. Para hacerse con estos centros, Bankia ha tenido que hacer una quita de deuda de 38 millones, según confirman las mismas fuentes, por lo que esa financiación ha generado esas pérdidas a la entidad nacionalizada. Cuando Diario16 preguntó al presidente de Forus, Ignacio Triana, por las condiciones en las que se había cerrado la operación, contestó que «no podía dar detalles» de la misma.

Según fuentes conocedoras de esta operación consultadas por Diario16, Bankia ha tenido que aceptar esas pérdidas millonarias para que no volviera a saltar un escándalo como el de Puga.

Sin embargo, sorprende que para realizar esta operación, además, Forus no haya tenido que ampliar capital sino que haya logrado más financiación por parte de la entidad nacionalizada. ¿Cómo es posible que una empresa que facturó 39 millones de euros en 2018 y que tiene un capital social de 24.417 euros puede disponer de un apalancamiento superior a los 100 millones de euros? Por esta razón, independientemente del volumen de ventas y del crecimiento de la empresa, sorprende su capacidad de endeudamiento, sobre todo por la tesitura de la banca que tienen muy controlados los riesgos a la hora de conceder financiación.

Ignacio Triana afirmó que esa capacidad de endeudamiento de Forus era la consecuencia de que los bancos y los fondos creen en la solvencia de su compañía. No obstante, si vemos la evolución del capital social de la sociedad comprobamos que no se ha incrementado más allá de los 24.417 euros. Todos esos préstamos no suben al capital, sino que se quedan en activo.

En el año 2016, Forus obtuvo un crédito sindicado de 45 millones de euros que vence en el año 2024 para financiar la expansión y en el que se puso como garantía un derecho de prenda sobre el 100% de la compañía.

Este apalancamiento está dividido en tres fases. La primera, con un máximo de 36,8 millones de euros que sirvió para refinanciar la deuda existente; la segunda, de 4,2 millones, para garantizar las necesidades de liquidez; la tercera, de 4 millones para realizar inversiones. En el mismo año, Forus incrementó su deuda a largo plazo hasta los 59,1 millones.

A todo esto, hay que añadir las deudas entre empresas del grupo, en las que el principal acreedor es Baring que, a los 10 millones que puso cuando entró en el capital de Forus, había que sumar 6 millones más que vencen el año que viene. También existe deuda con Irmasol de 3 millones con vencimiento en 2024.

En el año 2017, la empresa de Ignacio Triana logró un préstamo de 17 millones de euros del fondo Alantra, dinero que sirvió para acelerar la expansión de Forus en España y en los proyectos que tiene en el extranjero, como, por ejemplo, Portugal.

La distribución de la deuda de Forus antes de la última operación de Santagadea era la siguiente:

  • Bankia: 36 millones
  • Baring: 29 millones
  • Alantra: 20 millones
  • BBVA: 4,5 millones
  • Avanta: 2,9 millones
  • Total: 86 millones

Tras la operación de Santangadea, ese endeudamiento ha superado los 100 millones de euros.

Por tanto, Bankia tendría que analizar todas las operaciones que ha realizado, no sólo con Forus, sino con empresas de la zona Centro del sector de los centros deportivos que comenzaron su andadura durante la dirección de Jorge Puga del departamento de riesgos, porque se podría encontrar con un nuevo agujero millonario. Ya le han generado las pérdidas de 38 millones, pero podría encontrarse con más. En el caso de Forus, los datos están ahí: capital de 24.417 euros, deuda total de más de 100 millones y facturación máxima de 39 millones. Forus no es una empresa de infraestructuras que son la que, habitualmente, tiene esa ratio de apalancamiento respecto a su ebitda. Forus funciona como una especie de «fondo buitre» de los gimnasios y centros deportivos.

El buen trabajo que se está realizando en Bankia, con su presidente José Ignacio Goirigolzarri a la cabeza, no puede verse frenado por la aparición de nuevos agujeros millonarios generados por la acción de directivos sin escrúpulos que concedieron financiación a empresas y personas de su entorno.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

cinco × cinco =