El paro vuelve a subir en España. Se acabó la burbuja del turismo de verano y se destruye empleo. Ni siquiera ha sido suficiente las altas en el sector de la educación con la contratación masiva de los eventuales a principio de curso. Esto sí que se ha trasladado a la afiliación a la Seguridad Social con 50.703 nuevos afiliados, pero no en las oficinas del SEPE.

Los datos demuestran nuevamente que el empleo que se crea en este país es temporal y precario. Del total de 1.993.267 contratos firmados en el mes de septiembre, sólo un 9,6% han sido indefinidos, es decir, un 90,4% fueron temporales, de los cuales un 45% son eventuales por circunstancias de la producción —los contratos que tienen una duración inferior a una semana—, y un 45,48% de obra y servicio, sobre todo por la contratación del sector educativo.

Un país en que es necesario firmar casi dos millones de contratos y no se crea empleo demuestra que tiene un mercado laboral enfermo, con una gran rotación y una temporalidad elevadísima, por mucho que desde el Ministerio de Empleo se quiera ponderar que el número de los contratos indefinidos han crecido un 12% en tasa interanual. Un 12% de una media del 10% es apenas un 1,2% del total de los contratos firmados.

 

 

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

20 − 16 =