¿Se imaginan que hace años los comunicados de prensa de la Junta hubiesen sido del tipo “Pepote de la Borbolla inaugura una carretera”? Pues eso es lo que está haciendo el equipo de prensa de la Junta de Andalucía con el actual presidente. Utilizar el apelativo coloquial en lugar del institucional. Así ahora el presidente ya no es Juan Manuel Moreno Bonilla sino Juanma Moreno. Esto es, utilizar el mismo apelativo que utilizan en forma de campaña electoralista el Partido Popular. Puede parecer cosa de poco, pero en realidad esa especie de acercamiento es algo más. Esa cercanía que se pretende mostrar al decir Juanma es una manipulación en toda regla.

Antes de encontrarse por sorpresa con el Gobierno de la Junta, casi todo el mundo conocía al actual presidente como “el Bonilla” o “el Moreno”, sólo en el PP le decían Juanma. Eso quienes le conocían realmente, porque era un tanto desconocido para la gran parte de la opinión pública. Ahora al poner el apelativo coloquial lo que se pretende es acercarle a esa misma población que no le trataba como Juanma sino de otra forma. Un acercamiento para esconder que han pactado con los neofascistas y misóginos el gobierno. Un acercamiento para esconder que es un gobierno de perdedores. Un acercamiento para ver si, ¡al fin!, consiguen que alguien en Andalucía conozca a su propio presidente y sepa que es del PP. Porque todo gira alrededor de posicionar al PP en Andalucía para las siguientes elecciones locales y nada mejor que hacerlo mediante lo coloquial en el nombre del “presidente desconocido”.

No sólo utilizan el apelativo coloquial sino que enlazan (como pueden comprobar aquí) su nombre al Twitter personal de Moreno Bonilla. Esto es, enlazan las informaciones institucional no a la cuenta de la Junta, o a una cuenta que hubiese creado para tal fin, sino a la cuenta del presidente del PP. Que lo es. Y donde puede expresar todas sus opiniones políticas más allá de lo presidencial. No deja de ser otra manipulación más en favor del PP, o lo que es lo mismo, utilizar los medios de prensa públicos e institucionales para apoyar a un partido político concreto. Si Susana Díaz hubiese hecho eso la habría crucificado al amanecer seguramente. Pero el respeto institucional se mantuvo en eso al menos.

Será normal ver cómo las notas de prensa tendrán tendencia a alabar y glorificar los actos de gobierno. Eso lo hacen todos y en los medios se sabe trabajar con ello perfectamente. Pero de ahí a trabajar directamente por un partido sólo lo puede hacer el PP. Habituados, pues Moreno Bonilla es old school o vieja escuela en esto, a que lo público sea tratado como privativo del PP, sólo hay que ver el saqueo de las arcas públicas para financiarse, según sentencia judicial además, pues han decidido que hasta lo mediático público sea también privado. En este caso privado del presidente del PP. Eso sí, no lo harán cuando avance el juicio por corrupción del caso Amat, o cuando bajen los salarios a los médicos, o cuando terminen por privatizar hasta la Universidad (¿se han dado cuenta que Universidades, que es educación, depende de Economía y Empresas?). Los medios libres seguiremos denunciando este tipo de manipulaciones mientras se hagan. Ya se hizo con el anterior gobierno, así que con un gobierno que depende de un partido neofascista mucho más. Esto demuestra que Andalucía les preocupa poco. Desprecian las propias instituciones en favor del propio partido, en favor de lo suyo. Y son los que venían a regenerar Andalucía.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

1 × cuatro =