¿Cuándo ingresa en la Armada?

Nací en Ferrol hace 46 años, estoy casado y tengo tres hijos. Ingresé en la Armada como marinero de reemplazo –el antiguo Servicio Militar- y ya dentro de esta misma etapa decidí incorporarme como militar profesional, eligiendo la Especialidad de Máquinas, cursando los estudios correspondientes en la Escuela de Máquinas de “El Cantón”, hoy conocida como “Antonio de Escaño”, en Ferrol. En 1995 salí como Cabo Primero permaneciendo en el empleo hasta 1997, en la que ingreso en la ESUBO DE San Fernando como Sargento Alumno del Cuerpo de Suboficiales, recibiendo el Despacho de Sargento en el año 1999.

¿Cuáles han sido hasta ahora sus destinos?

El primero fue el desaparecido Portaaeronaves “Príncipe de Asturias”. Después fui destinado en Cartagena a los Submarinos S-63 “Marsopa” y  S-73 “Mistral”. Continué posteriormente en la  Fragata F-86 “Canarias”, con base en Rota, pasando al Patrullero “Conejera” –P-31, en Málaga, Buque de Aprovisionamiento A-14 “Patiño”, en Ferrol, Centro de Seguridad Interior CISI, Estación Radio Bermeja de Madrid y por último, el actual destino en un Patrullero de la Armada.

A lo largo de estos 28 años de vida profesional, ¿qué destacaría como cambio fundamental en el desarrollo de su carrera?

Sin duda, la gran oportunidad ofrecida de conocer regiones y culturas diferentes dentro de mi propio país así como en territorio extranjero, y también sentirme útil en determinadas misiones al llevar el nombre de España por los distintos puertos, tanto en ayuda humanitaria como en zonas de conflicto, considerando que es la mejor Embajada que presenta un país fuera de sus fronteras naturales.

¿Ha cambiado mucho la Armada en estos años?

Sí, sobre todo con la modificación de convertirse en Ejército profesional. De igual forma ha cambiado la formación y el desarrollo de las funciones de los militares a bordo. Cada vez estamos más profesionalizados, formados y con una proyección profesional, que puede equipararse con cualquier profesión compatible en el ámbito civil. Así mismo, las unidades han sufrido evoluciones positivas respecto a los equipamientos y sistemas mientras que el desempeño de las unidades abarca también fronteras lejanas al tener oportunidad de salir a otros territorios.

¿Cómo ve el futuro de la Armada Española desde su perspectiva humana y profesional?

Creo que en estos momentos, la Armada está en la línea buena de progresión, profesional y estratégica. Humanitariamente, la labor desempeñada por un militar tiene que llenar, y llena de orgullo y satisfacción por el deber cumplido, dado que un buen militar debe de tener una vertiente vocacional al ingresar en filas, debido a las dificultades y dureza que presenta en muchas ocasiones este tipo de vida. Y en lo profesional, considero que la Armada está en una línea positiva de proyectarse respecto a avances tecnológicos de equipos y sistemas que cada vez perfeccionan mejor el funcionamiento de las unidades a flote y en tierra, exigiendo al tiempo una buena cualificación profesional por parte del personal que realiza esas funciones.

Por último, desde su experiencia vital como miembro activo de la Armada, ¿recomienda a las nuevas generaciones de jóvenes que ingresen en la Fuerzas Armadas?

Sin duda alguna. Considero que la vida laboral y, a su vez vocacional, si existe en esos jóvenes, deben de ir de la mano y, sin duda alguna, las FAS les brindarán la oportunidad de trabajo, nuevas experiencias en sus vidas en las que podrán desenvolverse profesionalmente en cualquiera de las especialidades ofertadas, pudiendo a su vez proyectar su carrera como militares profesionales y eligiendo la vida castrense como tipo de vida a elegir

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

16 − Ocho =