Tras las declaraciones de Teresa Ribera, titular del Ministerio para la Transición Ecológica, en contra de los trasvases como una solución duradera para atender el déficit hídrico del sureste español se hace más necesario que nunca el apoyo institucional del Gobierno andaluz en defensa de los intereses del principal sector económico de la provincia almeriense. En este sentido, la Mesa del Agua insta a la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, a que reclame “alto y claro” al Gobierno de España la interconexión de cuencas hidrográficas para hacer llegar hasta Almería los excedentes que no se necesiten en otras zonas de producción, así como la desalación con energías renovables para abaratar el elevado coste energético del actual modelo de producción de agua desalada basado en la generación de electricidad a partir de combustibles fósiles. 

Del mismo modo, la Mesa del Agua espera que el Gobierno andaluz siga demostrando con hechos que mantiene letra por letra los compromisos alcanzados con los regantes almerienses el pasado mes de octubre y realice las gestiones oportunas con el Ejecutivo de Pedro Sánchez para que los trasvases sigan siendo uno de los recursos disponibles para el campo almeriense. “Estamos acostumbrados a ver el firme apoyo de la Junta a los trasvases del Condado de Huelva y de Iznájar, ahora queremos que Susana Díaz exprese en Madrid con la misma intensidad el apoyo a los trasvases Tajo-Segura y Negratín-Almanzora, que son una necesidad para la supervivencia de decenas de miles de hectáreas que impulsan la economía de buena parte de la provincia”, según José Antonio Fernández, portavoz de la Mesa del Agua.

Oportunidad de entendimiento

La Mesa del Agua considera que el reciente cambio de Gobierno en Madrid debe ser para la Junta de Andalucía una oportunidad de acercamiento y diálogo político para adjudicar sin más demora las infraestructuras hídricas necesarias que la provincia de Almería lleva años esperando y que son competencia del Gobierno central. “No solo no vamos a renunciar a los trasvases, sino que consideramos que es el momento de impulsar la conexión Rules-Benínar y también de presentar al Ministerio el proyecto de la Autovía del Agua”, explica el portavoz de la Mesa del Agua. Para ello, los regantes ofrecen toda su colaboración para agilizar los estudios necesarios y la planificación de las actuaciones técnicas a desarrollar.

Actualmente, la lista de reivindicaciones pendientes para resolver el déficit hídrico de Almería es extensa. Además de las cuestiones prioritarias ya mencionadas, no hay que olvidar la necesidad de ampliar las dotaciones del trasvase del Negratín, incluir las desaladoras del Almanzora en el proyecto de interconexión de las desaladoras de la Región de Murcia, constituir las juntas centrales de usuarios en todas las masas de agua en mal estado, planificar la ejecución de tratamientos terciarios en plantas depuradoras para el aprovechamiento en riego de las aguas regeneradas o la ampliación de la desaladora de Carboneras, entre otras cuestiones.

Durante la reunión que la Mesa del Agua mantuvo con la presidenta de la Junta el pasado mes de octubre en Sevilla, también se acordó iniciar las negociaciones con el Gobierno de España para impulsar un plan de inversiones cofinanciado mediante la participación de las administraciones estatal y autonómica y la contribución económica de los regantes, aunque se trata de una línea de trabajo no iniciada hasta la fecha. Por último, cabe recordar que también está pendiente la constitución de una comisión intercuencas que mejore la coordinación administrativa entre los tres organismos de cuenca (Cuenca Mediterránea Andaluza, Confederación Hidrográfica del Guadalquivir y Confederación Hidrográfica del Segura) que actualmente tienen competencias sobre la gestión del agua en la provincia de Almería.

 

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

dieciseis − Once =