Están tan desesperados en Ciudadanos que han debido recurrir al lobby sionista para intentar dañar la imagen de Pedro Sánchez. Y como el lobby sionista (ACOM) ha sido uno de los poderes en la sombra que impulsaron a la formación naranja y así conseguir apoyos en su ocupación de Palestina y el terrorismo de Estado contra la población, pues favor con favor se paga. Este ente sionista ha sacado un comunicado durísimo contra el candidato del PSOE en el que piden, ¡perdón!, exigen una completa rectificación por “banalizar” el exterminio nazi. Y ustedes se preguntarán ¿cuándo se ha burlado el presidente del Gobierno en funciones de la shoá? Pues nunca, pero hay que entrar en campaña apoyando a los amigos.

“Cualquier tipo de referencia o comparación del exterminio de más de 6 millones de personas, incluidos 1,6 millones de niños, es una acción de una bajeza moral indescriptible y supone un acto tremendamente insultante para los judíos de España y del mundo” han escrito en su comunicado los sionistas. En ningún momento banalizó Sánchez el holocausto sino que criticó la banalización de la dictadura fascista por parte de Albert Rivera, quien dijo que como era de antes de nacer él no le incumbía. Ante esta banalización de un sistema criminal, el candidato del PSOE dijo que esas palabras del candidato de Ciudadanos son tan graves como si un alemán negase el holocausto por haber nacido después de 1945. Para los sionistas, tan acostumbrados a masacrar palestinos (incluidos niñas y niños), parece que un régimen dictatorial que tuvo campos de concentración, fusiló sin piedad llenado las cunetas de muertos y que mandó a Hitler matar en campos de exterminio, compartidos con judíos, a los republicanos españoles, les parece banal. Ya dijo Hannah Arendt, judía a la que le dijeron de todos los sionistas, aquello de la “banalidad del mal”. Y como a estos sionistas no les toca lo de la dictadura fascista lo banalizan.

No se quedan ahí solamente sino que se pueden ver perfectamente las intenciones de este grupo: “Además, este tipo de pronunciamientos es extremadamente preocupante viniendo de un presidente de gobierno que llegó al poder de la mano de antisemitas reconocidos, como lo son sus socios políticos de la extrema izquierda, con los que gobierna en diferentes localidades”. El párrafo en sí es una falsedad enorme. Esos grupos de los que hablan no son antisemitas. Sí antisionistas que es algo bien distinto y como consecuencia de las masacres continuadas de palestinos en su propia tierra con el consentimiento y apoyo de la mayoría de potencias occidentales. Es más, incluso dentro del PSOE, hay muchísimas personas que observan con pavor cómo se asesinan a palestinos con crueldad y sin miramientos. En España, al menos, se sabe distinguir lo racial de lo religioso. Se puede respetar al judío como comunidad cutlural-racial, como se hace con el árabe, por ejemplo, pero no se comparten las acciones políticas del sionismo.

Y para rematar se lanzan a por Josep Borrell: “Además, este Gobierno cuenta con un Ministro de Exteriores, Josep Borrell, que simpatiza y blanquea públicamente al régimen de la República Islámica de Irán, que busca el nuevo genocidio de los judíos”. No sólo son sionistas sino que son enfermos de fanatismo religioso, tanto como para meter al actual Comisario de Asuntos Exteriores de la Unión Europea en complots con Irán para llevar a cabo un nuevo genocidio, cuando el único genocidio que se está viendo es el de los palestinos ¡¡¡en Palestina!!! Fanatistas religiosos, siempre peligrosos sea cual sea su religión, acusando a un presidente del Gobierno que les cae mal de banalizar el mal, algo que no ha hecho, y señalándole de colaboracionista de vaya usted a saber qué genocidio nuevo. Los amigos de Juan Carlos Girauta entrando en campaña para acabar con el presidente del Gobierno en funciones. En realidad, defendiendo sus intereses en la zona del medio oriente que tan bien les cuida José María Aznar en el lobby mundial que han montado.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

8 − siete =