A Marina Amores (@blissy), comunicadora audiovisual y periodista especializada en videojuegos, le llevan pitando algo más que los oídos desde que hace unas semanas decidiese organizar la segunda edición en Barcelona de Gaming Ladies (@Gaming_Ladies), un evento dedicado a la industria del videojuego y ¡Oh My God! solo para mujeres.

Su idea de hacer un acto en un espacio seguro, o lo que es lo mismo, solo para apasionadas a los videojuegos (unas 70 debido al aforo de King, el lugar que les cedía el espacio) en donde pudieran jugar, hablar e intercambiar diálogo en lugar de tener que sentirse, una vez más, cosificadas y ninguneadas por los jugadores le ha servido para poner el dedo en la llaga (una vez más) del sexismo en dicha industria. “Se trata de juntarnos todas, desvirtualizarnos en muchos casos y hablar de la industria sin que se nos juzgue, se nos ningunee o menosprecie como suele suceder en los espacios mixtos”, explica Amores. La decisión de acotar el evento solo a jugadoras se extendió como la pólvora por las redes sociales y manadas de trogloditas machistas, retrógrados y calenturientos como Forocoches amenazaron con reventar el evento y acudir travestidos de mujer, que Marina no solo tuvo que cancelar el evento sino también dejar su Twitter por acoso. Habían ganado la partida. O eso creían.

Un evento seguro y solo para mujeres

El efecto ha sido todo el contrario la sororidad se extendió como la pólvora y Marina recibió ofertas y la solidaridad de mujeres que saben que ante el machismo la mejor manera es ayudarse. No solo le han servido para renacer cual Ave Fenix si no que le han dado a ella una visibilidad y una fuerza que no le va a partir ni el mismísimo rayo. Se la han rifado para organizar su evento no solo en Barcelona, sino también en Madrid. “Estoy feliz de poder celebrar en las instalaciones de Mediapro en Barcelona, y junto a la Liga de Videojuegos Profesional, un evento gratuito y exclusivo el próximo 27 de julio a las 18:30 para 300 mujeres, trans y cisgénero, que deseen asistir, previamente habiendo solicitado su entrada en el formulario facilitado en el evento de Facebook oficial”, nos cuenta Marina.

El Gaming Ladies durará dos horas divididas en dos partes: “En la primera habrá cuatro breves charlas de mano de diferentes profesionales del sector, todo bajo una perspectiva de género y la segunda será para networking”, destaca feliz.
En cuanto a las ponentes decir que son:
Judit Tur, especialista en localización de videojuegos; Mariona Valls, directora de arte y cofundadora de Mango Protocol, África Curiel, cofundadora de Femdevs y diseñadora narrativa e Inés Alcolea, directora de Comunicación de Digital Legends.


 

-Cuando los trolls machistas se empeñan en acabar con un evento pensado por y para mujeres nada como darles donde más les duele y ganarles la partida.

Así es. Si bien se creyeron ganadores. Nada más lejos de la realidad. Me han dado visibilidad fuera del terreno del gaming. Como ejemplo recibí la llamada de teléfono de la presidenta de Comisión de Igualdad del Congreso de los Diputados, quien va a llevar y trasladar al resto de partidos políticos el machismo que hay en el gaming y en las redes sociales. No han ganado la partida-

 

-Si una mujer tira una toalla habrá otras tantas que la recogen. ¿En tu caso no eres de la que te rindes?

Para mí rendirme es sinónimo de descanso. Necesito darme un respiro y alejarme de todo ya que si no la presión es insufrible. Una vez acabe el evento voy a retirarme una semana del mundo online para dejar de estar en el ojo del huracán y recuperar fuerzas.

 

-Tras lo sucedido se demuestra la necesidad de espacios seguros solo para mujeres donde se haga lo que más os gusta: jugar ¿Cuál es el mejor antivirus para tanto machito?

Creo que el mejor antivirus es el humor. Como por ejemplo el que provoca sin que ellos lo sepan, la programadora Marina @buenapava, quien lleva semanas programando el bot @senorobot con el que está haciendo una base de datos y algoritmos con los señores machistas que le contestan y hablando en su lógica machisma del tipo “Ni machismo, ni feminismo: igualitarismo” y no saben que hablan con el bot.

 

-Ahora que Mediapro os abra sus puertas ¿Qué esperas de la cita?

La colaboración de Mediapro y la Liga Española de Videojuegos me parece algo caído del cielo. No solo tenemos un auditorio mucho más grande de 300 personas frente a 70 de King sino que espero llenar el aforo. Espero que las chicas se sientan por una vez seguras, que puedan hablar, debatir, hacer preguntas y no tengan miedo por ello. La idea es conocer a más mujeres en la industria, poder tener modelos y referentes femeninos (sobre todo para estudiantes), conocer mejor el trabajo de otras compañeras, comentar y debatir en un entorno seguro y crear una base de datos con contactos que nos permita poder contactar con profesionales de materias específicas del sector.

 

-La brecha de género también está en una industria que os relega cuando ya sois el 47% del sector en España o que se empeña en crear estrategias de marketing de las distribuidoras de videojuegos destinadas a un sector demográfico concreto: el de los hombres de entre 21 y 34 años. ¿Cuándo se darán cuenta que estáis aquí y no os vais a marchar?

Yo añadiría que el sector demográfico se acota a hombres heteros, cis y blancos. Hay que ver todo no solo desde el feminismo tradicional sino transversal. La industria no piensa en el colectivo antirracista de gente no caucásica o el colectivo LGTB. Parece que todo lo que se salga de esa norma no cuenta y sin embargo en los últimos 5 años han salido títulos que demuestran que hay un mercado de consumidoras. Seguimos viendo a personajes femeninos sexualizados. Estamos infrarrepresentadas, queda mucho por hacer.

 

-El juego con ellos consiste en recibir comentarios machistas o en ese mansplaining de “ven que te voy a explicar cómo se juega…” ¡Qué cansino!

No es solo el mansplaining, está también el paternalismo, el desprecio, el acoso directo. Su juego consiste en muchas cosas, incluso siendo conscientes de que nos minimizan y agreden o cosificando, nos quieren calladas. Es su manera de mantenerse en su postura porque cuando denunciamos se sienten vulnerables. El último ejemplo lo sufrí recientemente cuando anuncie que una revista importante de juegos me había fichado. No tardaron en llegar los comentarios que me decían que no me lo merecía o que lo había conseguido por llamar la atención con el evento de Gaming Ladies. De inmediato lo desmentí a esa persona. Su tuit recibió la suficiente atención que tuvo que borrarlo. Hay veces, cuando estoy cansada, lo que hago es exponer al troll de manera que sienta el acoso que yo recibo. Estoy cansada de callarme y de que ellos tengan toda la impunidad”.

 

– ¿Las ligas femeninas son entonces la solución?

Tengo sentimientos encontrados con respecto a esto. Las ligas no son comparables con los espacios seguros, pero tiene en común la misma necesidad. Al final se trata de dar el mensaje de que si existimos es porque somos aptas para jugar porque tenemos reflejos jugando. Entiendo que este tipo de ligas se hacen porque a las jugadoras se les quitan las ganas de meterse en una partida online y que en cuanto sospechan que es una mujer empiezan los comentarios insoportables, Entiendo que se creen ligas para evitar el acoso pero creo que estas deben dar paso a ligas mixtas. Para llegar a esto se debe abrir un cambio en el que ellos quieran tenernos en los equipos y de momento queda patente que y eso no les gusta.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Compartir
Artículo anterior«La música conecta con la realidad social y grita muy alto “No a las barreras”»
Artículo siguienteSusana Díaz reclama inversiones para el AVE a Almería, Granada y Algeciras
Es periodista, editora en @lideditorial y responsable de Comunicación y RR.PP de @juanmerodio. Además es Máster en Producción Radiofónica (RNE), Biblioteconomía y Documentación (Universidad Complutense) así como Mujer y Liderazgo (Aliter). Fue becaria Erasmus y Leonardo en Roma. Ha desarrollado su carrera durante 25 años a caballo entre el periodismo, la comunicación, la organización y presentación de eventos. Colabora con El Español, 20 minutos y Diario 16. Es madre de dos hijos y cree que el liderazgo y la defensa de los derechos y los valores sociales, en especial los de las mujeres, han de partir de uno mismo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

1 × uno =