Definitivamente Nicolás Maduro ha destrozado el legado de Hugo Chávez. El presidente de Venezuela está convirtiendo al país caribeño en una dictadura y da la sensación de que está tomando ejemplo de la “democracia orgánica” franquista. Apenas veinticuatro horas después de que se supieran los resultados de las elecciones para conformar la Asamblea Nacional Constituyente, Maduro ha vuelto a purgar a quienes no piensan como él.

La Venezuela de Chávez no era lo que es ahora la de Maduro. Podría haber discrepancias, podría haber una oposición que hacía mucho ruido, podría haber intentos de golpe de Estado por parte de esa oposición financiados por personas cercanas a partidos políticos conservadores o ultraconservadores europeos y españoles. Pero, en general, la Venezuela de Chávez no terminaba con la discrepancia del modo en que lo está haciendo Nicolás Maduro. La Venezuela de Chávez no era una dictadura.

En el día de hoy Leopoldo López ha vuelto a ser detenido, tal y como denunció su esposa Lilian Tintori en Twitter:

También ha publicado en la red social un vídeo en el que se ve el momento en que el líder opositor es detenido:

Por otro lado, también fue detenido el alcalde metropolitano de Caracas, Antonio Ledezma. Hay que recordar que Ledezma rechazó el pasado lunes el desafío que le lanzó Maduro de presentarse a las elecciones regionales que deberían celebrarse a finales de año a pesar de que aún no hay un calendario electoral aprobado.

Las detenciones las ha llevado a cabo el Servicio Bolivariano de Inteligencia, según los diferentes partidos opositores. La oposición está difundiendo a través de redes sociales un vídeo del momento en que Ledezma ha sido detenido.

Las razones de estas detenciones estarían relacionadas con la reacción negativa a la Asamblea Nacional Constituyente por parte de los partidos opositores.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

3 × cuatro =