Hoy 4 de febrero se conmemora en todos los países el Día Mundial del Cáncer. Con el lema “Nosotros podemos, yo puedo” la campaña de 2018 pone el énfasis en hacer realidad, desde las capacidades y responsabilidades de cada persona, de cada asociación, o de cada institución pública o privada, las actuaciones que sabemos previenen o ayudan a curar o cuidar el cáncer. Son millones las muertes que se pueden evitar si todos y todas adoptamos las medidas que la ciencia y el conocimiento ya nos permiten conocer sobre las causas que producen el cáncer y los tratamientos que resultan eficaces. “Reducir en un tercio las muertes prematuras causadas por las enfermedades no transmisibles (el cáncer es una de ellas) mediante la prevención y el tratamiento” es uno de los Objetivos de Desarrollo Sostenible adoptados por las Naciones Unidas y que compromete a todos los países. La Declaración Internacional del Cáncer muestra precisamente a los Gobiernos y a la sociedad los nueve objetivos para conseguir una respuesta efectiva frente al cáncer.

Actualmente 8,2 millones de personas en el mundo mueren de cáncer cada año, de ellas 4 millones son muertes que se producen de manera prematura, en personas entre 30 y 69 años. Un elemento de especial preocupación para la Unión Internacional contra el Cáncer (UICC) y la Organización Mundial de la Salud son las desigualdades crecientes entre personas en el acceso a medidas preventivas, a los tratamientos y los cuidados paliativos, cuando los precisan. Por eso, la campaña busca sensibilizar a la sociedad, a los gobiernos y a todas las personas  para la adquisición y preservación de estilos de vida saludables, la participación en los programas de detección precoz, la disponibilidad de los tratamientos para todas las personas, y la mejora de la calidad de vida de las personas con cáncer.

En España, según la Sociedad Española de Oncología Médica, el número de nuevos casos de cáncer pasará de los 228.482 que se dieron en 2017 a 315.413 nuevos diagnósticos de cáncer en 2035, siendo el cáncer responsable de en el año 2016 del 27,5% del número total de muertes. Las predicciones indican que la mortalidad asociada al cáncer para el año 2035 ascenderá a 156.898. Afortunadamente, la supervivencia en España de las personas diagnosticadas de cáncer es ya del 53% a los cinco años.

Los socialistas y las socialistas estamos comprometidos con la lucha contra el cáncer, y mostramos, un año más, nuestra solidaridad con la campaña del Día Mundial contra el Cáncer en todas sus facetas.

Desde nuestras distintas áreas de responsabilidad en Ayuntamientos, Parlamentos, Gobiernos, y también con nuestra participación en la sociedad civil, adoptamos medidas para promover hábitos saludables y evitar los riesgos, como son el consumo de tabaco, alcohol y la obesidad, así como la exposición laboral o ambiental a sustancias cancerígenas. Y especialmente el tabaco, principal factor de riesgo de cáncer ya que es responsable del 22% de todas las muertes por cáncer.

Nos preocupa también la bioseguridad de los trabajadores y trabajadoras, personas expuestas aún en el mundo a sustancias conocidas desde hace años por su carcinogénesis, como el amianto. También nos preocupa la bioseguridad de los y las profesionales sanitarios que manejan sustancias potencialmente tóxicas.

En España, es preciso acelerar y asegurar el acceso en condiciones de igualdad a los diferentes programas de cribado de cáncer incluidos en la cartera de servicios comunes del Sistema Nacional de Salud, y un acceso efectivo de todas las personas con cáncer a los tratamientos efectivos, también a los innovadores. Acceso en condiciones de igualdad efectiva a todas las personas, independientemente de su situación social y económica.

Desde el Partido Socialista, exigimos la financiación suficiente y los procedimientos transparentes para evaluar la eficacia de estos tratamientos, así como el abaratamiento de sus precios, con el fin de asegurar su accesibilidad actual y futura. Y en esa dirección estamos trabajando desde todos nuestros ámbitos de responsabilidad, especialmente desde las Consejerías de los Gobiernos socialistas en las CCAA.

Apoyamos la formación de nuestros profesionales en el tratamiento del cáncer, y también la importantísima labor de investigación que nuestros centros y científicos realizan para seguir ganando la batalla al cáncer.

Y finalmente trabajamos decididamente por facilitar el cuidado centrado en las personas con cáncer, en sus diferentes necesidades, incluido el derecho a la asistencia de calidad y a unos cuidados paliativos integrales durante el proceso final de la vida.

Para el PSOE, esta consideración significa que se debe tener en cuenta la situación de vulnerabilidad en la que se sitúan las personas que padecen cáncer, que impacta de forma especial en las personas y familias con menos recursos. Según el estudio publicado por la Asociación Española Contra el Cáncer, sufrir esta enfermedad sitúa al 27,7 de los pacientes en riesgo de exclusión social. Por eso, desde el PSOE proponemos un sistema integrado de garantía de ingresos dirigido a las personas más vulnerables mediante la incorporación del Ingreso Mínimo Vital, que contribuya, junto con otras medidas como la eliminación de los nuevos copagos, a prevenir el riesgo de exclusión social y combatir la desigualdad en salud.

En definitiva, desde el PSOE queremos aprovechar este día para hacer hincapié en el lema y recordar un año más que todos y todas juntos (#NosotrosPodemosYoPuedo) debemos sentirnos orgullosos de los logros alcanzados y comprometernos en seguir trabajando en el objetivo de evitar las muertes prematuras por cáncer y en eliminar cualquier desigualdad en el acceso.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

19 + 20 =