El Santander dará un paso inteligente si comienza a dejar trabajar a Ángel Antonio Del Valle y busca otro profesional de garantías y solvencia contrastada con la confianza real en el mundo financiero, empresarial e institucional, tanto nacional como internacional, que pudiera incluso ser de la absoluta confianza del pool bancario. Este paso es necesario para seguir desarrollando con garantías la cartera de pedidos del presidente Del Valle, como viene publicando Diario16, para dar tranquilidad y continuidad a los 2.000 puestos de trabajos y a la población del Principado de Asturias.

El Santander, la entidad que tiene un 54% de la deuda de Duro Felguera sumando su exposición con la del Popular, va a permitir que Ángel del Valle pueda desarrollar su plan de viabilidad y llevar a efecto sin ningún tipo de condicionante las acciones que está ejecutando a través de la negociación de una cartera de pedidos por valor de 5.000 millones de euros, una cartera que garantizará la carga de trabajo por, al menos, 6 años y, por lo tanto, mantener los 2.000 empleos asturianos, puestos de trabajo que están en serio peligro si se continúa permitiendo a Miguel Zorita «asesorar» a la empresa asturiana.

El Santander se ha dado cuenta de que el plan de Zorita de desguazar a Duro Felguera para entregarla a fondos y sacarla de Asturias sólo beneficiará al ejecutivo valenciano, ni siquiera al propio banco cántabro porque, al fin y al cabo, si se lleva a efecto el plan de negocio oculto de Zorita, el propio Santander también será perjudicado porque el precio de venta a esos fondos será muy bajo y no le permitirá recuperar su parte de la deuda, ni siquiera podrá utilizar de manera exclusiva del know how de Duro para beneficiar a Abengoa y, de este modo, recuperar parte de las deudas de la energética sevillana.

A Ángel del Valle se le ha ofrecido una línea de liquidez de 30 millones de euros durante los próximos cinco meses a cambio de que ese préstamo sea avalado por él mismo. A pesar de que el presidente aún no ha dado respuesta a esta propuesta, es un dato positivo que el Santander tome las riendas defenestrando a Zorita, el hombre que dice que tiene la confianza de la entidad cántabra —aunque, para no mostrar sus cartas, afirme que es de la banca en general. Casualmente, esta línea de liquidez es prácticamente idéntica a una de las condiciones puestas por el gigante chino China State Construction Engineering: permitir que Duro Felguera tenga músculo financiero para poder funcionar a pleno rendimiento y sin las cortapisas que le vienen minando en los últimos meses al no poder presentarse a nuevos concursos o por la limitación que supone que los proveedores de las fábricas hayan dejado de proveer material. Esos 30 millones permitirán que Duro pueda hacer frente tanto a abrir nuevas posibilidades de negocio y que sus fábricas funcionen a pleno rendimiento para continuar con los proyectos en los que está trabajando en la actualidad.

El paso del Santander es un modo de dejar en un segundo plano a Miguel Zorita. Se han dado cuenta de que es una persona que trabaja para él mismo, como ya hizo en el Grupo San José, por ejemplo. Por eso ha llegado el momento de que Ángel del Valle dé un paso adelante y prescinda definitivamente del ejecutivo valenciano y busque a un asesor de prestigio y con la confianza real del mundo empresarial y financiero español e internacional que tenga como único objetivo encontrar una solución real y definitiva para que Duro Felguera se quede en Asturias y se mantengan los más de 2.000 puestos de trabajo.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

quince + 15 =