Desaladora de Villaricos construida por Acuamed en 2012

La Mesa del Agua de Almería ha recibido “con un profundo malestar” el anuncio hecho en Murcia por la Ministra de Agricultura, Isabel García Tejerina, sobre la puesta en marcha de un plan para conectar todas las desaladoras de Acuamed en Murcia y Alicante con el objetivo de garantizar el suministro de agua de riego con agua desalada durante todo el año. La titular de Agricultura ha asegurado que está prevista una inversión de 600.000 euros para diseñar el trazado de la interconexión entre las diferentes plantas desaladoras, lo que permitirá asegurar el suministro para riego en caso de avería en alguna de las instalaciones en red: Valdelentisco, Torrevieja y Águilas.

Este plan de conexión “deja fuera” a la desaladora construida por Acuamed en Villaricos, a pesar de que el Almanzora almeriense forma parte de la misma cuenca hidrográfica del Segura que Murcia y Alicante y también recibe las aguas del trasvase Tajo-Segura. “Compartimos con Murcia y Alicante la misma problemática de sequía y venimos reivindicando desde hace tiempo la garantía de suministro; sin embargo, el Gobierno central ignora una vez más las reivindicaciones de los regantes almerienses y nos deja tirados creando un importante agravio comparativo con Murcia y Alicante”, explica Fernando Rubio, presidente de la Junta Central de Usuarios de Aguas del Valle del Almanzora.

Se da la circunstancia de que el nuevo plan anunciado por la ministra de Agricultura conectará la desaladora de Águilas con la de Torrevieja con una nueva tubería de más de 130 kilómetros de longitud, mientras que los 30 kilómetros que separan la desaladora de Águilas de la de Villaricos no se incluirán en el proyecto de conexión.

“Escaso peso político”

La Mesa del Agua de Almería considera que el Ministerio de Agricultura debe corregir cuanto antes el planteamiento del plan de conexión de desaladoras en el Sureste español y no tomar decisiones en base a límites administrativos, sino en base a la problemática real de la sequía. La desaladora de Villaricos forma parte de las Cuencas Mediterráneas Andaluzas y, por tanto, la competencia administrativa es de la Junta de Andalucía. “Los regantes pagamos la consecuencias de la falta de diálogo entre las administraciones, y en el caso del Almanzora, una vez más, se nota el escaso peso de las demandas políticas desde Almería, que es proporcional al caso que nos hacen en el Gobierno de Madrid”, asegura el portavoz de la Mesa del Agua, José Antonio Fernández.

Actualmente, “es primordial’ para la agricultura del Almanzora almeriense contar el agua desalada para asegurar el riego durante todo el año. Sin embargo, la rotura de la planta de Villaricos desde su puesta en marcha en 2012 lo impide, por lo que los únicos recursos disponibles son los procedentes de los trasvases Tajo-Segura y Negratín-Almanzora. La Mesa del Agua considera que la conexión de la desaladora de Villaricos al resto de desaladoras de la cuenca del Segura es estratégica para el sector agroalimentario de la provincia de Almería, ya que las nuevas tuberías podrían conducir agua desalada en Murcia y Alicante para ser consumida por los regantes del Almanzora. “Esa obra de conexión podría ser una realidad a corto plazo y tendríamos garantía de agua mucho antes de que la desaladora de Villaricos esté en condiciones de prestar servicio”, concluye Fernando Rubio. 

Mientras tanto, se ha iniciado el proceso burocrático para iniciar los trabajos de reparación de la desaladora construida por Acuamed en Villaricos, que quedó inutilizada por una riada tras finalizar su construcción en 2012. Fuentes de Acuamed han confirmado a los regantes del Almanzora que la planta no podrá ponerse en servicio antes de 2021.

En principio, los trabajos de reparación de la planta se terminarán en el plazo de dos años. Habrá que sumar un año más para que Red Eléctrica Española (REE) suministre el tendido de alta tensión para que la desaladora reciba la energía necesaria para su funcionamiento. Según ha podido saber la Mesa del Agua, aún se desconoce el trazado del tendido de alta tensión ni donde se realizará el punto de conexión a la red ya existente. Por otra parte, también es responsabilidad del Ministerio de Agricultura construir la red de distribución del agua producida en Villaricos, teniendo en cuenta que la mayoría de las fincas destinatarias de esas aguas están ubicadas en la cota 350 sobre el nivel del mar.

A juicio de la Mesa del Agua, el proyecto de conexión anunciado por la ministra de Agricultura coincide con el esquema de la ‘Autovía del Agua’ que reclaman los regantes almerienses desde hace años. La esencia de ambos proyectos se fundamenta en la interconexión entre los recursos disponibles, de forma que todos los regantes se convierten en cedentes o receptores de agua, según las circunstancias de cada momento. “La ‘Autovía del Agua’ es otro proyecto pendiente al que no vamos a renunciar, más aún cuando el propio Ministerio de Agricultura está reconociendo su valor estratégico al impulsar proyectos similares en Murcia”, según José Antonio Fernández.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

cinco × 2 =