Vox no nos va a amedrentar

Mafalda, personaje creado por el humorista argentino Quino, resucitó desde una viñeta en el 2009 para sumarse a las críticas y rechazo del machismo del entonces primer ministro italiano, Silvio Berlusconi. Non sono una donna a sua disposizione! decía una indignada Mafalda desde la doble página con fondo de tinta negra del diario italiano La Repubblica. Es la misma frase que la diputada Rosy Bindi dedicó a Berlusconi cuando el repugnante Cavaliere declaró sobre ella: “Usted es más bella que inteligente. No me interesa lo que dice.”

Aquí, ahora, lo mismo. No soy una mujer a su disposición señor Abascal.  No somos mujeres ni a su disposición ni a la disposición de nadie. El machismo de VOX, la negación de la violencia género y del patriarcado en la sociedad ha colmado el vaso del rechazo a esta formación emergente de la ultraderecha. Porque este neofascismo ha llegado para quedarse para derogar leyes tan importantes como la Ley Integral contra la Violencia de Género y todos los departamentos institucionales de Igualdad. VOX también quiere eliminar el aborto, el matrimonio igualitario, las listas paritarias de los partidos políticos, la paridad institucional y otros derechos de las mujeres.

Cada vez que avanza el feminismo, el patriarcado se revuelve, se altera y frena cualquier movimiento. Ahora, con esta derecha que necesita a la ultraderecha y el fascismo  para llegar a los gobiernos, los derechos de las mujeres van a sufrir un gravísimo retroceso. VOX califica el feminismo como una revuelta, una amenaza y un gran problema para una España que quieren “unir y limpiar”. Los palmeros de Santiago Abascal nos están recordando, amenazando, que el feminismo no es un movimiento igualitario para cambiar y mejorar la sociedad. Para estos neofascistas se trata de un “yihadismo de género, un hembrismo fundamentalista”. Somos “feminazis” que sólo buscamos privilegios y subvenciones.

Y niegan la violencia de género. No existe, es tan solo un invento del feminismo. Niegan una violencia atroz que desde que comenzara el registro oficial de víctimas en 2003, más de 900 mujeres han sido asesinadas por sus parejas o exparejas.  Desde que en 2003 comenzó el registro oficial de víctimas de la violencia machista, 924 mujeres han sido asesinadas por sus parejas o exparejas. Recordaremos a VOX que otro dato que se ha conocido este años es la terrorífica cifra de más de 2.000 hombres que han asesinado a sus parejas o exparejas desde 1.999. Las cifras corresponden a la realidad, señor Abascal, proceden de las instituciones públicas. Y le informamos que en estos datos oficiales aún no se contemplan los centenares de muertes de mujeres que deciden quitarse la vida para huir de la violencia machista.

Están defendiendo, además, la persecución de las denuncias falsas por violencia de género. Señor Abascal, tanto la Fiscalía General del Estado como el Consejo General del Poder Judicial le recuerdan que representan el 0,1 % del total de las denuncias reales que hieren y asesinan a las mujeres.

Es repugnante señor Abascal cerrar los ojos ante esta terrible realidad y, además, mentir descaradamente a la ciudadanía. El silencio de sus compañeros de viaje político institucional, el PP y Cs, les convierte en cómplices de las aberraciones que VOX está sembrando.

Ellos, estos señores, quieren levantar muros a cualquier progreso, avance y movimiento igualitario, a cualquier ser humano. Muros y piedras contra la libertad. No somos mujeres a su disposición, señor Abascal.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

cinco × 1 =