Esta vez ha sido en Madrid, en el barrio de Ciudad Lineal. Sobre las 22.00 agentes del Cuerpo Nacional de Policía encontraban el cuerpo sin vida de una mujer con claros síntomas de haber sido estrangulada presuntamente por su marido. El hombre, además, tenía heridas de arma blanca en el abdomen y en el tórax.

Fue, precisamente, el presunto asesino quien llamó a la policía para contar lo que había ocurrido. Cuando llegaron los agentes a la vivienda, junto a los sanitarios del Summa 112 sólo pudieron certificar su muerte. El hombre fue trasladado al hospital Gregorio Marañón.

Se desconoce si existían denuncias previas por violencia machista.

Cada nuevo asesinato machista nos lleva a la misma reflexión, a la falta de protección para las mujeres víctimas de este tipo de violencia. Sí, en Diario16, tanto en la edición nacional como en la edición mediterránea, denominamos estos hechos como terrorismo machista porque es lo que es. Es cierto que no se trata de un terrorismo tradicional, con una organización detrás, porque los asesinos actúan por su cuenta y eso hace más difícil su persecución. Sin embargo, las Fuerzas de Seguridad del Estado podrían tener mucha más capacidad de protección de las víctimas si éstas se sintieran protegidas por el Estado y por las Administraciones Públicas. Por mucho que se quieran poner los medios no se hace y que a partidas exclusivas de lucha contra la violencia machista se destine sólo el 0,01% del presupuesto de gasto en los PGE da una idea de que desde el Gobierno no se toman en serio el hecho de que las mujeres sigan siendo asesinadas por el hecho de ser mujer, por una mentalidad supremacista-machista que termina en la muerte de mujeres y, en cada vez más ocasiones, de los hijos. La misma voluntad que se puso para terminar con el terrorismo de ETA se tiene que poner para acabar con el terrorismo machista. Si no se hace así, las mujeres seguirán siendo asesinadas.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

nueve − 7 =