La consellera de Igualdad y Políticas Inclusivas, Mónica Oltra, ha anunciado la puesta en marcha de un plan de mejora global, que afectará a distintos departamentos de la Conselleria y que tiene como objetivo “afianzar y mejorar la gestión” en algunos aspectos que son prioritarios, como ocurre con la gestión de la dependencia o de la Renta Garantizada de Ciudadanía.

Oltra ha explicado que este plan, que se pondrá en marcha a lo largo del último trimestre del año, consistirá en la creación temporal de 94 puestos de trabajo de naturaleza funcionarial, por un periodo de seis meses en las distintas direcciones generales, así como en las direcciones territoriales, y centradas en aquellas cuestiones que se encontraban en una situación “más precaria por la falta de atención del antiguo gobierno”.

En este sentido, ha puesto el ejemplo de la aplicación de la ley de Autonomía Personal y Dependencia, que hace dos años, cuando se produjo el cambio en el ejecutivo, “estaba en una situación lamentable y precaria, con 45.000 expedientes en lista de espera”, una cifra que se ha reducido en 17.095, después de que 30.425 personas hayan sido incorporadas al sistema, percibiendo en este momento algún tipo de servicio o prestación.

“Las cifras son muy buenas, pero todavía hay que seguir trabajando para que todas las personas ven reconocido sus derechos”, y por este motivo el plan supondrá la incorporación de diez nuevos auxiliares de gestión en la Dirección General de Servicios Sociales y Personas en Situación de Dependencia, que se encargarán de realizar labores de grabación, clasificación de solicitudes y documentación de dependencia.

La vicepresidenta ha destacado la importancia de agilizar este trabajo previo a la valoración y resolución de expedientes, “teniendo en cuenta que sólo en lo que va de año se han registrado 16.295 nuevas solicitudes, lo que demuestra que las personas ahora saben que al otro lado a un gobierno que responde y que cumple con sus obligaciones y reconoce los derechos de los ciudadanos”.

Asimismo, ha indicado que este refuerzo “es fundamental para que el proceso de valoración, que ahora depende de los ayuntamientos, a los que desde la Conselleria se ha dotado de una mayor subvención para ampliar el personal destinado a la valoración, mantenga el buen ritmo que ha cogido desde su implantación, y que está permitiendo lograr unos registros históricos, como lo demuestra que este año en el mes de agosto se hayan realizado 1.227 valoraciones, frente a las 240 que se hicieron el mismo mes de 2014”.

Refuerzo de la Renta Garantizada

La Renta Garantizada de Ciudadanía es otro de los objetivos de este plan, que prevé la creación temporal de ocho nuevos puestos de trabajo en la Dirección Territorial de Valencia para agilizar la gestión de esta prestación en esta provincia, donde el volumen de presentación de solicitudes es muy superior al resto de la Comunitat Valenciana.

“El objetivo es llegar a los niveles de Alicante y Castellón, donde, en el caso de esta última, la tramitación de la ayuda, tanto en el caso de las peticiones nuevas como de las renovaciones, no supera el mes” ha explicado Oltra.

La Renta Garantizada de Ciudadanía llegó por primera vez el año pasado a los 50.000 beneficiarios, ha recordado la vicepresidenta, quien ha incidido en que a pesar de que las cifras evidencian el avance que ha supuesto el cambio de gobierno, no se quiere caer en la “autocomplacencia, y por eso se va a seguir trabajando para que las personas que se encuentran en una situación más vulnerable se vean atendidos”.

La población más vulnerable también es la destinataria de los programas puestos en marcha por las entidades del Tercer Sector, y financiados a través de los fondos sociales recaudados a través del Impuesto de la Renta de las Personas Físicas, y que tras una sentencia del Tribunal Constitucional, han pasado a ser competencia de las comunidades autónomas.

En el caso de la Comunitat Valenciana, se trata de un presupuesto de 13,5 millones de euros, a repartir entre alrededor de 650 proyectos, lo que requiere un refuerzo de personal para su tramitación, ha señalado y ha añadido que con este objetivo la Dirección General de Inclusión Social se reforzará temporalmente con tres técnicos de gestión y otros tres auxiliares administrativos.

Centros de valoración de diversidad funcional

Oltra ha explicado que el plan de mejora de gestión también contempla la incorporación temporal de 42 funcionarios, con titulación en medicina, psicología y trabajo social, a los centros de valoración de diversidad funcional. De estos 14 estarán en Alicante, 6 en Castellón, y 22 en Valencia.

Asimismo, las unidades encargadas de aquellas personas cuya tutela está a cargo de la Generalitat también verán incrementada su plantilla, pasando a contar con 13 nuevos puestos, de los que 6 estarán en la Dirección Territorial de Valencia, 2 en la de Castellón y 5 en Alicante.

Las direcciones territoriales también verán incrementado el personal para la apertura y gestión de nuevas bolsas de trabajo y para la gestión de la Targeta del Major, con 13 nuevos puestos, y el registro de la Conselleria contará de forma temporal con dos nuevos auxiliares de gestión.

La vicepresidenta ha incidido en la importancia de este plan que persigue, dentro de las limitaciones establecidas por el Gobierno de España, que imposibilita incrementar la plantilla de una forma más estable, dar respuesta a las cuestiones que se consideran más urgentes porque afectan a los derechos que tienen las personas, “que son el centro de la gestión del Consell del Botànic”.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

5 × dos =