Miles de militantes socialistas han llenado las gradas habilitadas en el Pabellón 3 de IFEMA para participar del acto de clausura del 39 Congreso del Partido Socialista Obrero Español. Todos han venido desde diferentes lugares de España para mostrar su apoyo y acompañar al nuevo secretario general. A primera hora de la mañana, varias decenas de afiliados y simpatizantes socialistas se agolpaban en las puertas del Palacio Municipal de Congresos de Madrid. Normalidad y algún pequeño rifirrafe, como el que ha sufrido el secretario general del Grupo Parlamentario Socialista, Miguel Ángel Heredia, tras increpado por una militante.

El acto ha comenzado con el optimismo entre la militancia ante el giro a la izquierda que Sánchez ha prometido y heridas que aún no se han cerrado y que tardarán en cerrarse.

El acto ha comenzado fuerte, con el “Sweet child of mine” de Guns and Roses, música que ha enervado a los asistentes, tanto delegados como militantes.

Luis Tudanca, presidente del 39 Congreso, ha anunciado los resultados de las votaciones. La elección a los miembros del Comité Federal ha sido aprobada por más de un 90% de los votos de los delegados. Los gritos de “¡Pedro, Pedro, Pedro!”, han llenado el Pabellón 3 de IFEMA.

La Comisión de Garantías ha sido aprobada por más del 70% de los delegados y la Comisión Ejecutiva Federal fue aprobada por el 70,5% de los delegados, consecuencia del voto de castigo de los delegados susanistas y que ha llevado a que las listas propuestas por Pedro Sánchez hayan tenido un apoyo menor que en 2014.

Nuevamente el público entregado. Abrazos, besos, lágrimas se han visto entre los asistentes. Luis Tudanca ha ido nombrando a los miembros de la nueva Ejecutiva. Espectacular la ovación recibida por Odón Elorza, Susana Sumelzo, Óscar Puente, Patxi López, José Luis Ábalos, Adriana Lastra o José Luis Tezanos. Llegaba el momento esperado. Tudanca hizo un silencio para que se diluyeran los aplausos dedicados a la presidenta Cristina Narbona. Éxtasis, banderas hondeando, emoción, más lágrimas, abrazos, más lágrimas, besos, mientras nuevamente Axel Rose atronaba el pabellón y Pedro Sánchez se daba el baño de masas esperado.

Ha recordado el cambio ideológico que ha sufrido el PSOE, haciendo una clara referencia al giro al centro o, veladamente, a la abstención. “se ha recuperado la izquierda para llevar al PSOE a ganar nuevamente las elecciones”, ha afirmado con una respuesta de los asistentes con gritos de “Presidente, Presidente”.

Sánchez ha pasado, entonces, a exponer tres puntos que son importantes para entender la transformación el PSOE: “la primera, que la democracia interna legitima a toda la organización. Si hay un ganador es el PSOE. Cuando gana el PSOE gana España. La segunda, con más democracia vamos a construir el nuevo PSOE y vamos a hacer una España mejor”. Es en este momento cuando tiende la mano a Podemos al hacer referencia al 15M, al grito de “no nos representan” y afirmando que el Partido Socialista vuelve a la izquierda para representar al pueblo. “La tercera, las primarias han sido un ejercicio colectivo de la organización. Por eso quiero dar las gracias a Susana Díaz y a Patxi López”. Aplausos y algún abucheo aislado.

El nuevo secretario general ha hecho un anuncio: “Hoy hemos puesto al PSOE rumbo a la Moncloa”, porque el giro a la izquierda lo va a posibilitar. “Aquí está la izquierda que trae el empleo digno, las pensiones dignas. Porque somos la izquierda a la derecha no la miramos ni de lado ni de frente”.

Sánchez no ha hecho otra cosa que lanzar guiños a Podemos porque ha enfatizado mucho en un concepto: “Nosotros sólo competimos con el PP” y ha anunciado que va a intentar cambiar al gobierno a través de pactos con las tres fuerzas que él ha calificado de “fuerzas del cambio”, por tanto, sigue incluyendo a Ciudadanos, a pesar de los vetos que existen entre ellos. “Estamos dispuestos a hablar con todas las fuerzas del cambio” porque, según Sánchez, el PP ha perdido la mayoría absoluta, y cambiar de gobierno es algo que se puede hacer en cualquier momento. Esto también lo ha trasladado a la “Gran Coalición en la UE”, cambiando la estrategia y buscando alianzas con las fuerzas de progreso en vez de con el Partido Popular Europeo.

Un punto importante del discurso de Sánchez ha sido el anuncio del tipo de oposición que se va a hacer a partir de ahora. La ha denominado “oposición de Estado” porque es garantizar a los españoles que el PSOE va a estar con el Estado y quienes lo garantizan. La oposición de Estado es “defender la Constitución porque Rajoy la vulnera con los recortes, con la amnistía fiscal, con la ley mordaza o manteniendo el artículo 315 del Código Penal. Este gobierno corrompe todo lo que toca, empezando por la Constitución Española”.

También ha hecho mención a la desigualdad en distintos puntos y ha garantizado que el PSOE luchará contra ella porque cuando gobierna la derecha la desigualdad aumenta. Y lo hará con valentía. En este punto ha mencionado una frase de Pedro Zerolo: “cuando la izquierda es valiente, la izquierda acierta”. Para acabar con la desigualdad Sánchez ha propuesto a dar soluciones justas, citando un pensamiento de Ángel Gabilondo, lograr una mayor competitividad a través del I+D+i y no de devaluar los derechos de los trabajadores, con unas políticas más respetuosas con el medioambiente.

Ha vuelto a incidir en la derogación de la reforma laboral de Mariano Rajoy porque eso sería una solución justa, al igual que la recuperación de la negociación colectiva y la apuesta por la conciliación. Ha contrapuesto esto con el modelo de Rajoy de amnistías fiscales.

Para la recuperación de los derechos y de la igualdad de oportunidades para todos, Pedro Sánchez ha anunciado que abrirá de nuevo el debate sobre la implantación de una renta básica universal y sobre el impuesto negativo.

Respecto a la violencia machista, Sánchez ha sido contundente: “no podemos permitir ni una asesinada más” y ha hecho un llamamiento para que todos los socialistas sean los primeros activistas para terminar con esta lacra.

Referente al problema catalán, Pedro Sánchez ha sido contundente porque el “PSOE está enfrente del independentismo”. Ha recordado la importancia del catalanismo en la construcción de la democracia española. De igual modo, ha hecho referencia al acuerdo alcanzado ayer sobre el respeto de la plurinacionalidad del Estado dentro de la legalidad y del modelo acordado en la Declaración de Granada por la que el PSOE apuesta por un modelo territorial de tipo federal.

Finalmente, el nuevo secretario general ha anunciado que el PSOE será coherente con sus principios ideológicos progresistas y ha citado a Carme Chacón y a su discurso del Congreso de Sevilla. La coherencia llevará al Partido Socialista a ser coherente y la coherencia será el camino que llevará al socialismo de nuevo a la Moncloa.

El 39 Congreso ha sido clausurado con el canto de La Internacional. Nuevamente, hemos visto lágrimas de emoción y puños en alto. La ilusión se ha instalado en el Partido Socialista, en sus militantes. Ahora es el momento de que sus líderes sean lo que Pedro Sánchez ha dicho: coherentes.

 

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

10 + 7 =