Iván González, candidato a la alcaldía de Málaga por Libres, ha pedido al Ayuntamiento de Málaga que explique cómo se ha producido la compra de los dos últimos vehículos autobombas de bomberos, que han costado 549.000 euros y aún no se han podido utilizar porque su carrocería no cumple con varias de las normativas básicas para su uso, vigentes desde 2014.

“Los sillones de la cabina no permiten sentarse a los bomberos con su equipamiento tal y como exige la norma 1846/2 de 2014. Las barras antiempotramientos no sobresalen más allá de las salidas de las bocas de agua, de tal modo que si algún vehículo les golpea por detrás esas bocas podrían quedar inutilizadas porque no tienen la adecuada protección, como se indica en la norma 1846/3”, ha denunciado González.

Pero más grave incluso que el Real Cuerpo de Bomberos lleve años esperando este equipamiento y ahora no pueda utilizarlo, es que quien ha autorizado esta adquisición ha sido el jefe de compras, Carlos Utrera, que debería conocer al dedillo la normativa y que sabía que estos mismos vehículos ya habían sido rechazados por el Consorcio del Poniente Almeriense, tampoco los quiso el Consorcio de Bomberos de Málaga y en Granada los devolvieron. “¿Cómo es posible que el Ayuntamiento de Málaga se los haya quedado entonces?”, se ha preguntado el candidato de LIBRES.

Iván González ha explicado que “el procedimiento normal es, primero, comprar los vehículos y luego carrozarlos en función de un determinado servicio. Algo que suele durar algo más de un año. Pero eso sería perjudicial para el actual equipo de gobierno del PP porque no llegaría a tiempo de hacerse la foto antes de las próximas elecciones municipales. De ahí que sospechamos que hayan adquirido estos dos camiones porque ya estaban carrozados… y ahora no les sirve, por lo que tendrán que gastar más dinero de los malagueños en adaptarlo para que pueda circular y ser útil en la extinción de incendios”.

Para añadir más dudas al porqué de la compra, basta señalar, según el candidato de Libres por Málaga, “que son unos vehículos muy voluminosos que, sin embargo, apenas tienen capacidad para mil litros de agua, y que no pueden pasar por calles estrechas”. Por todas estas graves irregularidades, Libres pide “auditar la compra de estos dos vehículos de bomberos adquiridos por el Ayuntamiento de Málaga” para conocer, realmente, por qué se ha gastado tanto dinero público en algo que no se puede utilizar.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

4 × 1 =