La diputada regional de Podemos, María Ángeles García Navarro, ha explicado que la moción aprobada ayer lunes en la Asamblea Regional” está destinada a que esta figura pueda prevenir y erradicar los episodios de violencia por motivos de odio”.

García Navarro ha detallado que el interlocutor es un coordinador de la Policía Nacional y la Guardia Civil que es además,  experto en este tema.

“Por eso, dicho Interlocutor debe ser nombrado en el ámbito estatal así y el territorial dentro de la Dirección General de la Policía Nacional y en la Guardia Civil para que mantenga una relación permanente con las asociaciones que apoyan a colectivos susceptibles de sufrir agresiones de este tipo”, ha afirmado la diputada de Podemos.

Su objetivo es “coordinarse con las asociaciones y los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado para ser un interlocutor directo entre ellas. Podrá señalar cuáles son las necesidades en este ámbito, identificar los delitos que se cometen y las medidas que hay que tomar para prevenir esta situación y ayudar a las personas que han sufrido este tipo de delitos”.

Además, García Navarro ha asegurado que el Protocolo de Actuación para las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad para los Delitos de Odio del Ministerio del Interior tiene dos funciones fundamentales. Por un lado “facilitar a los cuerpos policiales la identificación y reconocimiento de estos hechos ya que las estadísticas no reflejan todas las agresiones de este tipo porque no se identifican como delitos de odio” y por otro lado “garantizar mayor protección para las personas susceptibles de sufrir agresiones, de ahí la creación de la figura del Interlocutor Social”.

Por ello, ha dicho la diputada de Podemos, el interlocutor social “actuará en permanente coordinación con la Policía Nacional, la Guardia Civil y las asociaciones y colectivos que apoyan y colaboran con estas personas vulnerables de manera que se detecten sus necesidades y se puedan adoptar medidas de prevención”

La parlamentaria de Podemos ha incidido en que las agresiones por delitos de odio en la Región de Murcia, han ido en ascenso en los últimos años, así según los datos facilitados por el propio Ministerio de Interior, en 2013 se produjeron en la región 16 episodios de violencia con delitos de odio, en 2014 fueron 20 los casos, en 2015 ascienden a 31, y 2016se estiman unos 13 delitos de odio.

“Son  cifras lo suficientemente si significativas para tomar medidas y prevenir y rebajar al máximo su incidencia” ha concluido María Ángeles García Navarro.

 

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

5 × cuatro =