María Dolores Cospedal también deja la presidencia del PP de Castilla-La Mancha. Dice “ahí os quedáis que pase el siguiente a darse el golpe”. Eso ha debido entender Vicente Tirado que, tras su jefa, también se ha quitado de en medio rápidamente. Las dos figuras más representativas del PP castellano manchego saben lo que hay en juego y no quieren quedar como perdedores, no quieren que les señalen. Aunque señalados han quedado para la historia pues consiguieron recortar los servicios públicos al máximo e incrementar la deuda, tal y como ha hecho Mariano Rajoy en España. Una capacidad tal en la gestión no se había visto nunca. Sin inversiones, maltratando a los empleados públicos y recortando gastos lograron dejar en peor situación financiera la comunidad autónoma.

Además, saben que Emiliano García-Page volverá con casi total seguridad las próximas elecciones autonómicas. Las encuestas que manejan en el palacio de Fuensalida así lo estiman. Parecidas encuestan han manejado Cospedal y su perro de presa Tirado y no son personas a las que les guste perder, aunque suele ser lo que les pasa. Cospedal dijo que nunca abandonaría las Cortes y al segundo de su derrota salió como alma que lleva el diablo. Bien es cierto que la salida de Cospedal estaba más que prevista pues los rumores madrileños hablaban de un gran puesto de trabajo en un famoso bufete de abogados, aunque otros mentideros hablan de un retiro en la Unión Europea, donde enseñará sus artes financieras para asombro de los que allí moran tristemente.

Tirado tampoco sucederá a Cospedal y se resguardará en algún puesto senatorial o parecido por los servicios prestados en Castilla-La Mancha a Pablo Casado en las primarias y el Congreso que le llevó al poder del partido conservador. En vista de que sesión tras sesión de control del gobierno castellano manchego no le hacen mella, parece que hasta no hubiera oposición muchas veces, al presidente García-Page, mejor que pase otra persona a ver si hace algo más. Por el camino dejan un Partido Popular hundido a merced de Ciudadanos, que no hacen nada sólo recoger votos día tras día, en los núcleos más urbanos y capitales de provincia. Un PP que a este ritmo poco o nada podrá ayudar a Casado en unas generales.

Francisco Núñez, un machista para sustituir a Cospedal.

El visto bueno de la calle Génova, de Cospedal y de Tirado, parece tenerlo Francisco Núñez, alcalde de Almansa (Albacete), y que encaja en la derecha extrema que fomentando Casado al frente del PP. Una persona en los treinta y tantos, que ha pasado por Nuevas Generaciones y sólo tiene en la boca ETA, Comunistas, Venezuela, “peligro rojo” y expresiones así. Un verdadero espectáculo (lamentable) en las Cortes de Castilla-La Mancha. Deja muchos titulares y una sensación de haber pasado por la universidad sin que la universidad pasase por él.

Como también gusta en el PP, Núñez deja patente su machismo. Como Ángel Garrido en Madrid hablando de la “puesta de largo” de Lorena Ruíz-Huerta, Núñez ha querido demostrar que en el PP se pelean por ser los más machistas. En el Día Internacional de la Mujer, mientras millones de mujeres se manifestaban por sus derechos, el que parece será presidente y candidato del PP recordaba que las mujeres destacaban por “levantarse, tener todo listo, por ir a trabajar, preparar la comida, tener la casa lista, ser buenas esposas, buenas madres y buenas compañeras de viaje”. Así es ponerle las cosas fáciles al actual presidente castellano manchego.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

veinte + siete =