Pedro Sosa Martínez, Portavoz del Grupo Municipal de IU-Verdes en el Ayuntamiento de Lorca, ha comparecido esta mañana ante los medios de comunicación para denunciar los altos beneficios de dos empresas que gestionan servicios públicos fundamentales: LIMUSA y Aguas de Lorca.

Recientemente en las juntas generales de ambas empresas, una pública y otra mixta, se ha informado de los beneficios obtenidos por las mismas en el ejercicio cerrado del pasado año. LIMUSA acumula un beneficio de 1.224.600 euros y Aguas de Lorca de 1.855.853 euros. En total suman entre las dos bastante más de 3 millones de euros.

Sosa recuerda que la Ley Reguladora de las Haciendas Locales dispone que el importe de las tasas no puede exceder en su conjunto del coste real o previsible del servicio o actividad de que se trate, así que no cabe en ningún caso que estas empresas tengan beneficios. Si los tienen es porque, de manera absolutamente irregular, se está cobrando al ciudadano de Lorca más de lo que debería cobrársele, de ahí lo abultado de los recibos que cada dos meses llegan a todos los hogares de Lorca.

Esto es evidente en el caso de la basura, afirma Sosa, que viene definida con claridad como una tasa, y por lo tanto, en su conjunto, LIMUSA no puede cobrar a los ciudadanos de Lorca más de lo que le cuesta a esa empresa realizar el servicio. Por lo tanto, sostiene el concejal de IU-V, ese beneficio de más de un millón doscientos mil euros de la empresa municipal de limpieza sale irregularmente del bolsillo de los abonados lorquinos. Pero además, abunda el concejal de IU-V, con relación a la tasa de basura tampoco se ha corregido la injusticia, muchas veces denunciada por nosotros, que supone que algunas viviendas de “alto standing”, chalets y mansiones situados en las pedanías de la huerta de Lorca se les estén girando recibos rebajados de facto por el tratamiento fiscal de su calle como de quinta categoría, mientras otras viviendas del centro y de los barrios de Lorca mucho más humildes, se ven obligadas a pagar recibos abultados por su inclusión en calles de 1ª o 2ª categoría.

En el caso de Aguas de Lorca, el Portavoz de IU-V ha recordado que en noviembre de 2015 el Tribunal Supremo dictó una sentencia clarísima, en la que de modo categórico se expone que las contraprestaciones que se satisfacen por los usuarios del servicio de suministro de agua potable deben ser calificadas de tasas, con independencia del modelo de gestión empleado. En tal sentido, en enero de 2016, IU-V llevó una moción al Pleno del Ayuntamiento para que éste procediera de modo inmediato a sustituir el actual precio público que se gira a los ciudadanos por la correspondiente tasa y su aprobación a través de la pertinente ordenanza fiscal.

En aquel pleno se comprometieron a analizar el asunto y a que los servicios jurídicos del Ayuntamiento elaborasen un informe al respecto, pero pasan los meses y los años y el gobierno del PP no hace absolutamente nada, mientras los ciudadanos de Lorca pagan uno de los recibos de agua más caros de toda España.

La conversión del precio público en tasa, como en el caso de la basura, implicaría una rebaja sustancial en el recibo de agua que pagan los ciudadanos toda vez que la empresa de aguas no podría cobrar a sus abonados más de lo que globalmente le cuesta prestar el servicio.

Sosa ha anunciado que es la última vez que lleva este asunto al Pleno del Ayuntamiento, y que “si el PP sigue manteniendo esa insumisión a la Ley y al Tribunal Supremo nos obligará a redirigirla a los tribunales de justicia”.

 

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

17 − cinco =