El popular Luis Barcala ha sido elegido hoy el nuevo alcalde de Alicante tras la dimisión de Gabriel Echávarri (PSOE) al resultar imputado en sendos delitos de prevaricación.

Para la designación de Barcala ha resultado clave el voto en blanco de la edil no adscrita, Nerea Belmonte (ex de Guanyar), y el nulo de Fernando Sepulcre (ex de Cs), quien escribió su nombre en la papeleta. Ambos han evitado que la socialista Eva Montesinos sumara el voto número decimoquinto, y se quedara con los insuficientes catorce.

Nada más acceder a la alcaldía, Barcala ha solicitado el poyo de Ciudadanos y del grupo no adscritos señalan que no ve “lógico” que se quieran seguir dedicando a labores de oposición, cuando tiene la posibilidad de “ejercer labores de Gobierno”. Por su parte Montesinos ha considerado como un hecho “grave” otorgar el gobierno a un grupo parlamentario “que hizo tan mal ala ciudad de Alicante durante 20 años”.

Gabriel Echávarri, presento su dimisión de la alcaldía de Alicante tras resultar procesado por dos delitos. El primero de ellos por fraccionar contratos, hasta el máximo permitido sin dar cuenta al pleno municipal, con el fin de adjudicar esos contratos a dedo. El segundo de ellos fue por despedir a una trabajadora, cuñada del ahora alcalde, sin un motivo aparente. La trabajadora, aunque fue readmitida a su puesto, denuncio el despido y Echávarri, también resulto imputado.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

5 + dos =