Paradojas de la vida, el PP que tanto ha defendido la incrustación de elementos religiosos-católicos en la vida política de España, se acoge al laicismo y la separación Estado-iglesia católica en estos momentos. Los senadores de Unidos Podemos, Joan Comorera y Josetxo Arrieta, había solicitado la presencia del Nuncio Apostólico del Vaticano, el arzobispo Renzo Fratini, en comisión en el Senado. ¿Para qué se preguntarán? Para una cuestión sencilla, nada de ataques anticlericales ni cosas por el estilo. Se quería la presencia de Fratini para que explicase en el Senado la posición de la iglesia católica en relación a la abadía de la santa cruz del Valle de los Caídos.

Como cumplimiento de la ley de Memoria Histórica querían los senadores catalán y vasco que el Nuncio expresase el posicionamiento de Roma al respecto. No era una petición trampa, ni nada por el estilo. No querían preguntar por los casos de curas pederastas sin castigo, ni nada por el estilo. Sólo que explicase como se ve la situación desde la sede romana. Un diálogo abierto con la iglesia católica al más alto nivel y fuera de ciertas mañas del clero local. Comorera lo ha explicado así: “Sabemos que al no tratarse de un cargo público, el Nuncio Apostólico del Vaticano no está obligado a acudir a la comisión. Simplemente era una invitación para conocer de primera mano la posición de la iglesia en relación al Valle de los Caídos y en general sobre el cumplimiento de la Ley de Memoria Histórica”.

Sin embargo, la petición ha sido rechaza por la mayoría del PP en el Senado. No quieren que acuda el Nuncio porque, y aquí viene lo bueno, hay que proteger la separación Estado-iglesia. Asombrados han quedado los senadores morados. Para Comorera el Partido Popular ha vuelto a abusar de su mayoría senatorial “y se niega siquiera remitir la invitación por si quisiera comparecer”. Y todo ello por la separación Estado-iglesia, “lo que resulta curioso como justificación cuando el gobierno de Rajoy incumplió en reiteradas ocasiones dicha separación y la aconfesionalidad del Estado que establece nuestra Constitución”.

Ciertamente el PP de Fátima Báñez que daba gracias a la virgen por el empleo; de Juan Ignacio Zoido adorador de la Macarena y del Cristo de la legión; de los vivas a cualquier santo; de los crucifijos y la biblia en las tomas de posesión… Ese mismo PP es el que ahora dice que hay que respetar la separación Estado-iglesia. Justo cuando se trata del franquismo y su dictador. Justo en el Senado donde se encuentra lo mejor de la casa y lo más antiguo del PP nacional-católico. Ni siquiera dejan la oportunidad de que la santa sede decida si acude o no al no tener obligación. Y así todos los días…

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

10 − dos =