El calor que estamos soportando en el Sureste español nos está afectando a todos y hay riesgo de incendios a todos los niveles. Tanto es así que el presidente Rajoy mandó a Murcia a su  ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, para aplacar los ánimos de los empresarios suresteños que llevan años exigiendo el AVE de nunca acabar. El ministro, en un intento de bajar las temperaturas aseguraba que el AVE llegará a Murcia próximamente, eso sí, por una vía provisional, y en cuanto al soterramiento de la estación….bueno, eso ya se verá.

De momento, parece ser que al único que ha convencido la visita ministerial es al sustituto de PAS, y  si bien no ha servido para evitar el fuego, al menos parece haber apaciguado de momento un poco los ánimos de los empresarios.

Pero los que sí tienen que estar “acojonaos” estos días son los hijos de la Gran Bretaña con las amenazas que el interino de San Esteban  lanzaba esta semana desde Bruselas. Fernando López Miras ha demostrado tener una altura de miras más allá de lo que alcanza la vista desde el palacio de san Esteban. Por ello, esta semana intentó coger un AVE pero no pudo por problemas de plazos, por eso se montó en un avión que por problemas técnicos no pudo despegar desde el Aeropuerto Internacional de Corvera, y se plantó en la capital de la Unión Europea para reunirse con las altas instancias comunitarias y ponerles sobre aviso de que Murcia entera, con eé al frente, pedirán a los europeos compensaciones por el “brexit” de los súbditos de su Graciosa Majestad británica.

Y una vez envalentonado con el órdago lanzado a las autoridades comunitarias, se dirigió a los anglosajones advirtiéndoles de que si ponen problemas, Murcia buscará otros mercados. Ahí si les ha dado de verdad a esos hijos de la Pérfida Albión. Otra cosa podrán soportar los isleños, pero el hecho de que les dejen sin melones, pepinos y uvas murcianas, y sobro todo sin brócolis, eso sí que no.

Podrás quitarles sus días de fiesta en las costas españolas, podrás suprimir sus visitas a la sanidad pública española y la cerveza española. Llegarían incluso a aceptar que les expropiasen sus viviendas en España, pero lo de amenazarles con no mandarles pepinos murcianos creo que no lo van a poder soportar. Creo que el asunto ha sido tratado al más alto nivel. Nuestros reyes, dicen, han tenido un rifirrafe, que si no llegó a mayores fue porque ambos son muy educados, a cuenta de una ensalada de tomate servida en la cena. La reina de los ingleses discutió con Felipe VI acerca de las graves consecuencias que tendría el hecho de que López Miras cumpla su amenaza y deje de mandarles pepinos múrcianos.

Tal está el asunto que algunas asociaciones de consumidores británicos se están planteando exigir al gobierno de las islas que se dejen ya de “brexit” y otras tonterías y se avengan a razones porque la amenaza del escudero de PAS parece ir muy en serio.

Claro, que como todo tiene su contrapunto, no sabemos cómo estarán los ánimos de los agricultores levantinos que no sólo están viendo como el calor y la falta de agua están amenazando sus cosechas, sino que ahora  les viene encima el problema de no saber qué hacer con los productos que puedan producir. Pero bueno, la única satisfacción que les queda a los murcianos es el hecho de tener un presidente con altura de miras y que aunque sumiso con sus jefes de Madrid, es capaz de envalentonarse y  “acojonar” a toda la Europa continental e incluso a los díscolos habitantes de las islas británicas.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

3 + 3 =