Para los dirigentes socialdemócratas los datos de la EPA del primer trimestre de 2018 conocidos hoy  son “negativos”,  ya que “el empleo ha caído y aumentado el desempleo”, siendo “el peor resultado desde 2014, cuando se inició la recuperación económica”.

Como ha señalado Toni Ferrer, secretario de Empleo y Relaciones Laborales del PSOE, “el paro roza los 3,8 millones de personas, de los que 2 millones son prácticamente el total de mujeres desempleadas”. Y “el paro juvenil sigue instalado en una cifra muy elevada: en el 35%, dos veces y media más que la tasa general de paro”. A todo ello se suma, que 1.800.000 personas son parados de larga duración ya que llevan más de un año en el paro. En  cuanto a las condiciones laborales, aumenta el empleo a tiempo parcial y se reduce a tiempo completo, siguiendo la “tasa de temporalidad en unos niveles inasumibles del 26%”.

Para el PSOE esta situación “requiere respuestas” que “el Gobierno no da en su proyecto de Presupuestos”. Unas cuentas en las que “reduce la protección a los desempleados (no hay que olvidar que cerca de dos millones de ellos no tienen ningún tipo de protección económica), a la vez que desarrolla medidas que reducen sus posibilidades” de lograr trabajo; y es que “la inversión en políticas activas de empleo es claramente insuficiente”.

Por eso, ha recordado Ferrer, “los socialistas presentamos unos Presupuestos alternativos en los que planteamos mejorar las prestación por desempleo de los parados de larga duración, recuperar el subsidio para mayores de 52 años y desarrollar un plan de políticas activas de empleo”, orientado a la formación y a mejorar la capacidad de inserción laboral y la creación de puestos de trabajo.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

dos × 3 =