El pasado 20 de febrero se sometió a información pública el “Proyecto de construcción de plataforma del Corredor Mediterráneo de Alta Velocidad Murcia-Almería. Tramo Lorca-Pulpí”, una vez debatido el proyecto con la directiva de la Asociación de Vecinos Torrenueva, el PSOE a presentado un pliego de alegaciones al proyecto.

Según el Portavoz Municipal, García Miravete, “las alegaciones propuestas son indispensables para mantener la calidad de vida y el progreso económico de los vecinos de la zona”. Presentan estas alegaciones generales al proyecto, sobre cuestiones de ámbito comunitario, sin entrar en las alegaciones personales que cada afectado por las expropiaciones puede presentar hasta el próximo martes 13 de marzo.

El nuevo proyecto no puede convertirse en un muro pantalla para el núcleo urbano de La Estación, impidiendo la adecuada salida de aguas pluviales y provocando, con la acumulación de estas aguas, inundaciones en los bajos y sótanos de la parte este del casco urbano. En palabras de García Miravete, “La instalación de dos o tres orificios de drenaje, con un costo casi inapreciable en el proyecto, puede solventar ampliamente esta situación”.

En este sentido, los socialistas lumbrerenses consideran desacertada la elección del solar, junto a la avenida donde se instala el mercadillo semanal, para la ubicación de una zona de acopio de tierras y aparcamiento de maquinaría. Es evidente que existen infinidad de parcelas agrícolas sin actividad en las inmediaciones, pero más alejadas del casco urbano y sin afectar al mercadillo semanal.

Los vecinos del núcleo urbano se verían muy perjudicados por la acumulación de polvo en suspensión, sin olvidar el ruido y el tránsito de maquinaria pesada en las inmediaciones de esta zona urbana. Recordad la cercanía al colegio Purísima Concepción, donde sus alumnos se verían perjudicados por la acumulación de polvo.

No menos importante es la necesidad de modificar la actual situación del mercado semanal, al estar afectado por esta ocupación temporal, recordando la importante necesidad de aparcamiento que este necesita. La gran cantidad de espacio necesaria para su reubicación hace materialmente imposible su cambio de ubicación para todo el periodo de construcción del AVE, algo que se puede extender más de un año.

Por último, nos encontramos con la modificación en la situación del puente sobre la actual línea de ferrocarril, que el proyecto quiere desplazar hasta pasada la estación en sentido Lorca. Esto en principio no tiene una afección directa para la población, salvo el incremento en las distancias a recorrer para cruzar la nueva vía. Otra cuestión es el futuro a medio y largo plazo, considerando la gran actividad comercial radicada en el núcleo de la estación.

Según el Portavoz Municipal, García Miravete, “el cambiar la ubicación del paso superior, alejándola del centro del casco urbano, puede suponer un menoscabo a los intereses comerciales de la zona. Son muchas las personas que utilizan este paso, punto de unión de tres viales regionales, lo que supone un revulsivo para la actividad económica”.

Los socialistas lumbrerenses manifiestan su intención de seguir luchando por que el proyecto de Alta Velocidad sea una realidad lo antes posible, pero recuerdan que desde el diálogo y el consenso se pueden plantear modificaciones que vallan en beneficio de todos

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

4 × dos =