El grupo socialista en la Diputación de Málaga ha presentado una moción que se debatirá en el pleno del próximo martes proponiendo un paquete de medidas para mejorar las condiciones laborales y funcionales del Patronato de Recaudación Provincial. Así lo ha anunciado hoy el presidente y portavoz del PSOE en la institución provincial, Francisco Conejo.

Una de las medidas incluidas en ese paquete de propuestas es la creación antes de junio de este año un departamento especializado para mejorar la recaudación por vía ejecutiva y la lucha contra el fraude fiscal, en cada una de las oficinas del ente y conformado por técnicos y agentes de ejecutiva. Los socialistas plantean también que se lleve a cabo las correspondientes modificaciones presupuestarias para realizar, antes de junio de 2018, las transferencias a los ayuntamientos menores de 20.000 habitantes que carezcan de una sede de este ente para que personal municipal atienda a la ciudadanía en materia tributaria. Asimismo, solicitan que antes de junio de 2018 se lleve a cabo un plan de mejora de las infraestructuras y los equipamientos de la red de oficinas de atención del ente, así como para su modernización tecnológica.

En materia laboral, los socialistas piden que se realice antes de junio de 2018 la valoración de los agentes de recaudación y de catastro con el objetivo de reactualizar sus retribuciones salariales, que se paguen este mismo mes de marzo las prestaciones sociales y las productividades pendientes de pago entre la plantilla del citado ente y que se cubran inmediatamente los puestos de responsabilidad operativa vacantes por la jubilación del personal que lo ocupaba.

Por último, desde el PSOE instan a que se lleve a cabo la modificación de los estatutos del Patronato para que sus órganos de gobierno tengan una representación que refleje la distribución de la corporación provincial actual y que la designación de la persona al frente de la gerencia sea nombrada por el Consejo Rector, entre otros cambios.

Conejo ha criticado la “descapitalización” que ha llevado a cabo el PP en el Patronato de Recaudación desde que gobierna en la Diputación al convertirlo en un instrumento de su política de distribución arbitraria y discrecional de fondos entre los ayuntamientos afines políticamente. Como consecuencia de esa descapitalización, ha explicado, los puestos destacados de gestión ocupados por personal técnico de alta cualificación que se jubila progresivamente “no están siendo cubiertos, con la consiguiente merma en la capacidad decisoria y operativa”.

En paralelo, ha asegurado que la situación laboral de la plantilla ha empeorado en estos últimos años, sobre todo para las categorías profesionales con menores retribuciones, las más numerosas dentro de la plantilla de más de 400 profesionales. En concreto, ha detallado que los agentes de recaudación y los de catastro quedaron fuera de la valoración de puestos de trabajo realizada, con lo que sus emolumentos han quedado desactualizados frente al aumento salarial que ha beneficiado a otras categorías. “Este personal son la cara y la voz del Patronato al estar al frente de la atención al cliente. Pese a que se consigna presupuesto tras presupuesto una cantidad, a nuestro juicio insuficiente, para acometer esta valoración, ésta sigue esperando y la actualización salarial está bloqueada”, ha afirmado.

A ello, ha señalado, se une el impago de las prestaciones sociales y los complementos de productividad de 2017, que siguen pendientes a pesar de estar recogidos en el convenio laboral vigente.

Conejo también ha expuesto que el Patronato de Recaudación Provincial ha quedado anclado en cuanto la modernización de su funcionamiento, sobre todo en cuanto a la atención al público, y la ampliación de servicios a los ayuntamientos. “Comprobamos que la recaudación por vía ejecutiva –el instrumento para el cobro de la morosidad y contra el fraude fiscal- está lastrada por la falta de un cuerpo especializado, compuesto por técnicos de recaudación y cargos de dirección de estas unidades en cada uno de los centros de recaudación”, ha especificado. En este sentido, ha recordado que la propia Tesorería del ente ha expresado la necesidad de la creación de una unidad específica de ejecutiva. La cifra de impagos, según el portavoz socialista, “justifica una medida de esta dimensión”: a finales de 2017, el Patronato de Recaudación acumula un total de 811.018.507 euros sin cobrar.

“No existe un ambicioso plan de modernización tecnológica para abaratar, entre otros objetivos, algunas de las partidas más cuantiosas, como los gastos postales, que alcanzan los 5 millones de euros anuales. Se podrían reducir apostando por la administración electrónica”, ha dicho.

Para Conejo, “el equipo de gobierno de la Diputación de Málaga y la presidenta de esta agencia de administración local han incumplido sus compromisos, aprobados por unanimidad en el pleno, relativos a la mejora de los servicios de atención a la ciudadanía mediante la transferencia económica a ayuntamientos de municipios sin oficinas del Patronato para que el personal municipal pueda atender a los contribuyentes”. “La falta de inversión en las sedes territoriales del Patronato ha llevado a un déficit de las infraestructuras del ente, limitando su capacidad operativa y la cobertura de nuevos servicios a los ayuntamientos y la ciudadanía usuaria”, ha agregado.

Por último, ha recordado que pese a ser un gobierno en minoría el Partido Popular mantiene su mayoría en el Consejo Rector al mantener bloqueada la modificación de los estatutos de esta agencia pública para que la representación en sus órganos refleje la composición de la corporación provincial. “Tres años después y ninguneando los mandatos del pleno provincial, el equipo de gobierno tiene guardado en el cajón este cambio que permitiría la articulación de nuevas mayorías para afrontar la solución de los actuales problemas y encarar los retos de futuro de un ente que fue la joya de la corona de la Diputación de Málaga y hoy sufre un periodo de indeterminación e incertidumbre, con su gestión en un segundo plano de las prioridades del equipo de gobierno del Partido Popular”, ha argumentado.

En la moción presentada, los socialistas destacan que el Patronato de Recaudación Provincial es una agencia pública administrativa local creada por la Diputación de Málaga, dotada de personalidad jurídica diferenciada, patrimonio especial, y con la capacidad de actuar necesaria para el cumplimiento de sus finalidades. Tiene como objetivo colaborar en régimen de delegación o de encomienda con los ayuntamientos de la provincia, así como con otras administraciones públicas, para optimizar la gestión de sus ingresos de derecho público, actuando en los siguientes ámbitos: gestión tributaria, recaudación voluntaria y ejecutiva, inspección tributaria, gestión catastral y gestión de sanciones de tráfico.

Los socialistas subrayan que esta agencia pública de administración local es el ente dependiente de la Diputación de Málaga con mejor situación económica. En este sentido, explican que la institución provincial no transfiere al Patronato ningún presupuesto, al contrario que el resto de entes conformantes del holding público provincial (empresa pública de turismo y consorcios). Es una entidad autosuficiente desde el punto de vista económico y un ejemplo de cómo la gestión pública, en este caso, de la recaudación, puede convertirse en un referente. “La importancia del Patronato es evidente al tratarse del instrumento de captación de recursos para la implantación de políticas públicas para una amplísima mayoría de municipios de la provincia de Málaga”, aseguran

“Sin embargo, la llegada del PP a la presidencia de la Diputación ha conllevado cambios profundos en la gestión del Patronato de Recaudación Provincial. Hemos asistido a una descapitalización progresiva del ente, que contabilizaba recursos propios, fruto de los remanentes, que superaban los 30 millones de euros en 2011”, lamentan.

“El primer paso que dio el PP fue convertir al Patronato en el sostén económico de su política de distribución arbitraria y discrecional de fondos entre los ayuntamientos afines políticamente. El Patronato transfirió presupuesto a la Diputación que acabó financiando proyectos en los ayuntamientos gobernados, principalmente, por el Partido Popular”, aseguran

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

20 − uno =