La vicepresidenta de la Generalitat Valenciana y consejera de Igualdad y Políticas Inclusivas, Mónica Oltra, ha presentado la Estrategia Valenciana para la Igualdad de Trato, la No-Discriminación y la Prevención de Delitos de Odio 2019-2024, que incluye la creación de una Red Antirumores que ayude a “deconstruir prejuicios que dificultan la convivencia”.

La estrategia está estructurada en seis líneas de actuación, con un total de 15 objetivos que contemplan 96 medidas, a las que se han llegado tras un largo proceso de participación que ha contado con 77 entidades e instituciones de diversa índole. El documento también impulsa la creación del Observatorio Valenciano por la Igualdad de Trato, la No-Discriminación y la Prevención de los Delitos de Odio, que se encargará de coordinar las actuaciones de la Estrategia.

Oltra, que ha agradecido la implicación de todas aquellas personas que han trabajado en la redacción de este documento, ha asegurado que la Estrategia representa “la culminación de un trabajo que pretende avanzar hacia una sociedad que reconozca la diversidad como enriquecimiento colectivo y acabar con la discriminación y los delitos basados en el odio”.

En este sentido, ha destacado la importancia de contar con mecanismos como una Red Antirumores, formada por agentes antirumores encargados de detectar y combatir estas prácticas y que luchen contra las “falsas creencias” que muchas veces son la base de los delitos de odio, que según los últimos datos disponibles del Ministerio del Interior, en 2017 fueron 1.419 en el conjunto de España, de los que 121 se produjeron en la Comunitat Valenciana.

La vicepresidenta ha asegurado que estas cifras “son solo la punta del iceberg”, ya que según la Agencia de Derechos Fundamentales de la Unión Europea se estima que únicamente se denuncian el 10% de estas agresiones, y ha añadido que, por este motivo, uno de los ejes de la Estrategia se centra en la detección y denuncia de este tipo de comportamientos.

La discriminación y la exclusión social son “dos de los problemas más graves, sistémicos y crónicos que sufren las democracias actualmente”, ha afirmado Oltra, quien ha puntualizado que por ello la Estrategia propone actuaciones con líneas estratégicas específicas de sensibilización social; prevención, detección y denuncia de conductas de delitos de odio; atención a las víctimas; y recogida de datos para la elaboración de una memoria sobre esta casuística.

En ese sentido, ha explicado recoge propuestas transversales de las entidades que han participado en su elaboración, concretamente las relacionadas con el colectivo LGTBI, el pueblo gitano, familias, pobreza y sin techo, personas migrantes y refugiadas, entidades antifascistas, de defensa de la lengua y la cultura, religiosas, laicas y ateas, entidades de diversidad funcional, feministas y de mujeres, derechos humanos y educación por la ciudadanía global, enfermedades, estéticas y cuerpos, las relacionadas con el ámbito de las personas mayores, juventud e infancia, así como de los principales sindicatos y de las diferentes consejerías de la Generalitat.

Actuaciones para sensibilizar

Así, ha indicado Oltra, para evitar que se desarrollen actitudes discriminatorias o conductas de odio hacia los colectivos de la diversidad, la Estrategia propone realizar campañas que promuevan los valores de la diversidad y acabar con los prejuicios y los estereotipos, en la misma línea de las ya puestas en marcha por la Conselleria con La Veu Gtiana o Trenca l’Estereotip.

Además, para avanzar hacia una administración inclusiva, este eje incluye acciones como la de garantizar la accesibilidad física y cognitiva de actos y la incorporación de los colectivos de la diversidad a la Administración con medidas como la reserva de plazas, becas para estudiar oposiciones y mediante cláusulas sociales en la contratación pública.

El documento también prevé la creación de unos premios de buenas prácticas inclusivas en materia publicitaría y otras para reconocer el trabajo dentro de la Administración, guías de buenas prácticas y protocolos para actuar en casos de discriminación dentro de la administración pública, así como crear una acreditación para reconocer las Entidades Valencianas Socialmente Responsables.

Prevención de los delitos de odio y discriminación

En este eje se establecen medidas para fomentar una sociedad diversa e inclusiva, además de permitir la detección y anticipación de actitudes y conductas discriminatorias, y de los delitos de odio.

Para ello, propone crear unidades específicas de prevención contra la discriminación y los delitos de odio en las policías locales y constituir espacios de convivencia en los barrios con un mayor nivel de conflictividad.

También la puesta en marcha de un servicio telefónico y presencial de traducción y acompañamiento para la atención a personas que desconocen las lenguas oficiales, al mismo tiempo que se promueve la formación en idiomas por los colectivos que desconocen las lenguas oficiales y en lengua de signos.

Detección y denuncia

Con la finalidad de dar a conocer todos los mecanismos para detectar y facilitar la denuncia, la Estrategia en este eje prevé poner en marcha un teléfono, una oficina física, una oficina virtual y una app de atención a las personas víctimas para el asesoramiento y la denuncia.

Garantizar la formación continuada de la Policía Local y de otras fuerzas y cuerpos de seguridad, junto a reforzar y generar actuaciones para la formación de asociaciones y colectivos para implementar la figura de la persona asistente de víctimas, son otras de las cuestiones recogidas en el documento.

Atención a las víctimas

La atención a las víctimas, ha precisado Oltra, es “especialmente importante” en ámbitos como el escolar, el sanitario, el social y el laboral y, sobre todo, “en el momento inicial de atención a las víctimas, para garantizar todos los aspectos de atención, incluyendo el acompañamiento en la denuncia y el apoyo posterior”.

En este sentido, el objetivo es ofrecer la asistencia “de forma gratuita y universalmente accesible”, para lo que este eje de la Estrategia incluye la adecuación de las instalaciones judiciales en el sentido de dotar a los juzgados de medios humanos, tecnológicos y materiales para “evitar victimizaciones secundarias”, ha indicado la vicepresidenta.

Del mismo modo, en este apartado de la Estrategia figura como medida establecer un sistema de movilidad de puesto de trabajo o de estudio entre las administraciones públicas por razón de situaciones de discriminación o delitos de odio.

Igualmente, incluye la formación y protocolos específicos a las Oficinas de Atención a las Víctimas del Delito y a profesionales sanitarios para que puedan asesorar y hacer acompañamiento a las personas víctimas.

Memoria de las víctimas

Para Oltra, es “muy importante” recuperar la memoria histórica de las víctimas, “conocer su número real, perfil y circunstancias personales, además de establecer y desarrollar los mecanismos para registrar estos delitos”.

Por ello, este eje del documento recoge la creación de un registro de situaciones de discriminación y delitos de odio y establecer un sistema que recoja y unifique los datos obtenidos mediante diferentes registros, incluyendo educación y sanidad.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

16 + 7 =