Latitud: 40.637032 Longitud: -3.234527 Altitud: 685 metros

Salida del Sol: 6:52 Puesta del Sol: 21.44

Probabilidad de lluvia: 0% Humedad: 23%

Viento: O 2km/h Sensación térmica: 27º

Hoy se ha aprobado el techo de gasto y se han validado las metas de déficit para el año 2018 con el respaldo de 175 diputados. Aquí puede ver el momento de la votación. Básicamente esto ha sido posible gracias a la abstención de Pedro Quevedo, que ha desbloqueado la votación. Su abstención se decidió en la reunión que celebró la Comisión Ejecutiva de Nueva Canarias, donde se acordó por unanimidad su posicionamiento. A cambio de esta abstención que da vía libre a las medidas del Partido Popular, Rajoy acordó con Quevedo la bonificación del 75% del transporte interinsular, una deducción del 100% del transporte de mercancías interinsular y con el continente, la eliminación del impuesto al sol y 750 millones de euros de inversión directa en los Presupuestos Generales de 2017. Sí, Rajoy ha pactado con los nacionalistas, pero es que resulta que estos son canarios, y debe ser que en este caso no les ha debido ver el tridente. Y por su parte, los de Nueva Canarias, tras apoyar para que salieran adelante los Presupuestos Generales y ahora el Techo del Déficit, quieren dejar muy claro que ellos son oposición. Que sí. Que por eso se abstienen, porque no están de acuerdo con el Partido Popular. Y además lo dicen así como con cara muy seria y solemne. Por unanimidad. Casi casi con el mismo tono de Ciudadanos. Que por mucho que quieran disimular, han venido para que el PP pueda seguir haciendo lo que les dé la gana. Ellos apoyan, pero con cara de que les molesta mucho y lo hacen con solemnidad, por el bien de “España”.

Seguramente no entiendan por qué nadie entiende sus justificaciones. Son nacionalistas, y en ese sentido ellos me parecen coherentes cuando demuestran que lo que les importa, primero, es lo suyo. Y luego ya, al resto de los españoles, pues bueno. Lo curioso es que Rajoy evidencie tan claramente que su discurso anti nacionalismos es tan flojo como para no aguantar ni un embiste. Ahhhh! Qué malos son los nacionalistas, oiga. Pero por cierto, el PNV también ha apoyado a Rajoy en esta. Supongo que lo habrán hecho porque tienen un gran sentido de Estado (del suyo, digo, porque del nuestro está claro que no).

 

De lo que seguro que no se han preocupado ni los del PNC, ni el PNV, ni el PP ha sido de mejorar las condiciones de los centros penitenciarios (y eso que quizás más de uno pudiera tener razones lógicas para interesarse sobre el asunto). Con un funcionario por cada 100 personas se encuentran en el Centro de Albolote, donde los trabajadores están ya dando la voz de alarma. Llámeme mal pensada, pero el hacinamiento de presos podría ser la antesala de la privatización del sistema penitenciario español. Y no sé si somos conscientes de lo tremendamente peligroso que es esto. Por el momento, ya tenemos una especie de cadena perpetua, así, metida por la puerta de atrás. Esté usted atento y ya me dirá dónde termina esta senda.

 

Y es que la realidad es tozuda. Ya ve. Como cuando desaparecen documentos claves del caso “Púnica”. Nuevo Arpegio, la sociedad pública de gestión de suelo de la Comunidad de Madrid dice que no sabe dónde ha metido los contratos que deben ser investigados por la trama Púnica. Pues sí, así está el patio. Y nadie se sonroja ni se avergüenza. Es más, algunos hasta se permiten el lujo de juzgar otros países, otras democracias, teniendo en el suyo propio semejante panorama. Seguro que alguno dice que esto es casualidad, que es mala suerte.

La verdad es que la mala suerte existe. Porque no me fastidie: después de todo lo que han luchado los vecinos de Larrabetzu, en Vizcaya, para conseguir quitar de una vez por todas una cruz enorme, un monumento franquista que todavía hasta hoy seguía en pie, se llevan un disgusto. Y es que, tras aprobarse el pasado 26 de abril su demolición, hoy tocaba demoler; al caer, las enormes piedras han ido más lejos de lo esperado y han herido a cuatro personas. Hasta para derruirlos dan problemas. Yo creo que Hernán Elvira no quería hacer referencia al monumento en el título de su primer artículo, pero lo cierto es que no podía venir mejor al caso. Mire, mire.

Cuando creemos que estamos consiguiendo hacer justicia, ni más ni menos que lo que debemos hacer si tenemos el más mínimo sentido de la dignidad, nos cae un jarro de agua fría. Como ese trozo de piedra que se lleva a un paisano por delante, así ha caído esta noticia. Hace falta tener muy poca vergüenza. Pero muy poca. El Ayuntamiento de Guadalajara pretende cobrarle 2.000 euros en concepto de tasa a la Asociación para la recuperación de la Memoria Histórica por haber exhumado los huesos de Timoteo Mendieta. Y como seguro que esto no se lo puede creer, aquí tiene la noticia.

Pero no todo iba a ser hoy para tirarse de los pelos (bueno, a parte de los que hayan votado al PNV o a PNC). Y es que España y Portugal han llegado a un acuerdo para reforzar la colaboración en materia sanitaria. Evidentemente, en la zona transfronteriza esto ya venía realizándose. Pero a partir de hoy la colaboración se amplia para alcanzar beneficios que lleguen a los 60 millones de habitantes ibéricos.

Por su parte, Estados Unidos y Rusia han acordado las condiciones para el alto el fuego en Siria. Así lo dijo ayer Antonio Guterres (que es el Secretario General de Naciones Unidas). De entrada se han puesto de acuerdo para crear una zona donde se rebaje el nivel de hostilidad en Siria, pudiendo así abrir un corredor para la entrega de ayuda humanitaria en el suroeste. Gutierres ha estado atento y junto al comunicado del que informó ayer, hizo un aviso que me parece fundamental: a los ciudadanos sirios hay que seguir prestándoles asilo, pues queda mucho trabajo por hacer en la zona. No sé si le harán demasiado caso al SG, pero desde luego me parece un buen apunte, sobre todo viendo que aquí nadie quiere asumir sus responsabilidades humanitarias. Y lo más grave es que no pasa nada mientras miles de personas necesitan ayuda desesperadamente. Sobre todo, niños y niñas que están sufriendo un auténtico calvario.

 

Precisamente el Premio Nobel de la Paz, Kailash Satyarthi ha hecho un llamamiento a los líderes del G20: deben invertir más tiempo, esfuerzo y dinero en los niños. Su lectura merece la pena. Y tiene toda la razón. Además, me llama la atención el hecho de que hoy no haya sido lo suficientemente visible la iniciativa legislativa presentada en el Congreso contra el maltrato infantil. Y es un tema fundamental. Se siguen cometiendo auténticas barbaridades y como sociedad, no podemos tolerar ni una más. Y para muestra, este botón, que me ha dejado perpleja. Efectivamente, puede considerarse un hecho puntual y por ello llamativo. Pero tengo cada día más presente la sensación de que algo está fallando en lo más importante y en lo más esencial. Como si una vorágine de locura colectiva nos fuera poco a poco contagiando y los principios, los valores se nos evaporasen.

 

Lo escribía hoy José Moral: ¡Falta amor, mucho amor! Y yo, la verdad, es que no puedo estar más de acuerdo.

Y lo que ya es tradición, un paseo por las viñetas, que deberían venir con prescripción médica, porque son buenas para la salud.

Mañana, más.

 

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

dos × 1 =