El Banco de España ha hecho públicos los datos oficiales sobre los costes que la crisis financiera ha tenido para el país. Este informe se refiere al dinero público que recibieron las entidades rescatadas a través del FROB y del Fondo de Garantía de Depósitos. El FROB (dinero público) aportó 54.353 millones de euros de los que se calcula que sólo se han recuperado 3.873 millones. El Banco de España espera que la cifra se incremente en unos 10.000 millones más con la venta de la participación del Estado en Bankia. En total, el órgano supervisor espera que se recuperen tan sólo 14.275 millones, por lo que la estimación de pérdida se sitúa en más de 40.000 millones de euros.

Luis de Guindos se apunta un nuevo «éxito» a su «gloriosa carrera» al frente del Ministerio de Economía. Hay que recordar que en los años en que se pidió ese rescate a la banca el Gobierno del Partido Popular recortó en más de 9.000 millones de euros los presupuestos en educación y los de sanidad en otros 12.000. La protección a los desempleados, las pensiones y todo lo relacionado con el Estado del Bienestar fue sajado sin piedad por el Partido Popular. Sin embargo, se consiguió un rescate de Europa que el Gobierno nunca reconoció como rescate pero que, en realidad, lo era puesto que la devolución de ese dinero incrementaba nuestro déficit y provocaba que se implementaran más recortes para cumplir con los salvajes objetivos de cumplimiento de déficit impuestos por la Unión Europea.

Según el Tribunal de Cuentas, el coste que para los españoles está teniendo el rescate a las entidades financieras supera los 60.000 millones de euros. Estudios independientes realizados por catedráticos y especialistas en banca estiman que esa cifra está por encima de los 130.000 millones de euros. Sin embargo, nuestro ministro de Economía en rueda de prensa afirmó que no tendría ningún coste para los españoles.

Luis de Guindos es el peor ministro de Economía que ha tenido España, y el listón lo había dejado muy alto Elena Salgado. Esta es la principal razón por la que no está presidiendo el Eurogrupo porque en los países europeos se valora la eficacia y no las influencias. El pasado de De Guindos está lleno de fracasos, el principal, ser el presidente de Lehman Brothers en España y Portugal en el momento de su quiebra, hecho que provocó la crisis económica global que aún sigue afectando a los ciudadanos españoles. El éxito de una buena gestión no se logra a través de una experiencia plena de puestos en consejos de administración sino con el conocimiento de las herramientas de gestión en una empresa, una multinacional, y, mucho más, un país.

Cuando ha logrado tener éxito en algo, ha dejado a más de 300.000 familias en la ruina.

 

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

18 − Once =