Los datos de las cuentas aprobadas en la Junta General de Accionistas del Banco de Santander vienen a confirmar, como venimos diciendo en Diario16 desde hace meses, que la entidad cántabra compró al Banco Popular porque necesitaban urgentemente cubrir sus necesidades de capital, sus enormes agujeros de liquidez, y lo hicieron, lo que es imperdonable, a costa de los 305.000 accionistas, bonistas y obligacionistas.

Se confirma la tesis de investigación periodística de Diario 16 y deja en claro la estrategia procesal del Santander: prefieren tener un pleito complejo y a largo plazo que enfrentarse a una realidad a corto plazo y que le hubiese abocado a una ampliación para cubrir los desfases que tenía, tal y como indicamos en el día ayer. En el caso del Popular cuando se enfrentó al dilema provocado por el cambio regulatorio en provisiones, hizo una ampliación y lo dijo. Santander acababa de hacer una ampliación de 7.200 millones de euros en 2015 y Ana Patricia Botín no hubiese resistido otra ampliación para arreglar los graves problemas que demuestran sus cuentas.

La presidenta del Santander buscó conservar el poder a toda costa, es lo que la distingue de la decisión de Ron, transparente; la de Botín, ocultando la realidad diciendo que amplía para comprar Popular, un regalo de 11.000 millones de euros, cuando tenía que cubrir un enorme agujero, en principio un problema de valoración provocado por sus inversiones en el exterior.

El desglose del Auditor PwC es demoledor y cualquier acción que se emprenda contra Santander y más si es de carácter de penal, tiene que estar basada en hechos irrefutables, como los documentos que maneja y custodia Diario16.

Probablemente no pudieron engañar al auditor porque el rastro que queda en la auditoría es tremendo e innegable, habla de un resultado neto real de 880 millones, y no de los más 6.600 millones netos de los que habla Santander en su comunicación externa, difundida con el silencio cómplice de algunos medios.

Si le añadimos la nota del otro día del patrimonio neto del Santander se podrá comenzar a considerar y asumir, sin ninguna duda, a ver y creer en la realidad informativa y documental que sustenta la acertada tesis de nuestro trabajo periodístico e informativo ya que a parte de los fundamentos materiales Diario16 los va a seguir demostrando los rastros que han dejado también, muy profundos, contables.

Seguiremos analizando con nuestros técnicos tanto la auditoría del Santander como la del Banco Popular, ambas realizadas por PwC.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

ocho − seis =