A punto han estado en el PP en tomar el ADN de Eugène Delacroix y resucitarlo para que pintase un nuevo cuadro de “La libertad guiando al pueblo” con la cara de Isabel Díaz Ayuso como modelo. En una campaña preparada de antemano, según nos cuentan fuentes del PP, tras las imágenes de la presidenta de la Comunidad de Madrid en la Final de la Supercopa de fútbol masculino celebrada en Arabia Saudí, las principales cuentas de redes sociales de la dirigencia del PP deberían trasladar el mensaje de que la popular estaba rompiendo las barreras de la libertad como jamás había hecho feminista alguna al vestir de forma normal en la dictadura saudí. Dentro de la batalla cultural (versión feminista) que están librando contra el legítimo gobierno de España, desde el PP no han pensado nada mejor que encumbrar a Díaz Ayuso como feminista “de verdad” sin percatarse algo sumamente importante para que la estampa que presentaban se pudiese producir.

Aducen desde el PP y su vocero ABC que la presidenta de Madrid ha sido valiente por ir descubierta, sin el ajab, y vestida con las mangas un poco recogidas, demostrando así que es más feminista que las feministas de izquierda que, según dicen, hablan mucho pero parece que hacen nada. Como puedan ver en los mensajes que muestra el artículo, todos y cada uno de los máximos dirigentes han comentado la supuesta hazaña de Díaz Ayuso. Así Pablo Casado ha escrito lo siguiente: “Díaz Ayuso dio ayer un ejemplo de verdadero feminismo ante millones de espectadores de todo el mundo. Estoy seguro de que muchas mujeres que no disfrutan de una libertad plena vieron en ella una referencia”. Teodoro García Egea por el mismo camino: “Sabíamos que Díaz Ayuso traería más libertad a Madrid, pero ha demostrado que la lleva allí donde esté presente”. Lo dicho sobre Delacroix igual es corto y habría que igualarla con Juana de Arco, por aquello del catolicismo que les pega más, porque pareciera que por lucir melena al viento estuviese consiguiendo cambiar los paradigmas saudíes respecto a la mujer.

En realidad todo es producto de la ignorancia. Son tan ignorantes en el PP que no se han enterado que desde hace unos meses, para tapar un poco el escándalo del asesinato del periodista Khashoggi (que como saben fue descuartizado), la teocracia dictatorial de Arabia Saudí permitió que las mujeres extranjeras que visitasen su país pudiesen ir descubiertas y aceptando las normas del vestir propias del país. Así que de libertad nada. Y si lo dicen por llevar la manguita levantada, como dan a entender en el diario monárquico y católico, ABC, pareciera que la mente pecaminosa estaría más bien en España que allí. Ignorante que quieren dirigir el país hablando de feminismo y libertad cuando la susodicha tan sólo estaba cumpliendo con la obligación que establece el país. Si no fuese así, ni Patricia Cazón, reportera de AS, podría haber estado estos días escribiendo sus crónicas desde la dictadura saudí. Ni otras mujeres como la jefa de prensa de la Federación, Marisa González, antigua jefa de gabinete de Cristina Cifuentes que igual ha ayudado a poner en el podio a Díaz Ayuso. Aunque tal y como la trataron en el PP igual hasta le ha sentado mal la cafrada ignorante del partido.

Angela Merkel en Arabia Saudí

El caso es que Díaz Ayuso aprovechó que nadie del Gobierno español, aún en trámites acudió a la final, para intentar venderse como una heroína del feminismo. Y no, no lo es por mucho que su asesor Jorge Vilches intente hacer una maniobra de distracción ante el escándalo que se ha producido en las redes sociales. Así el politólogo ha presentado imágenes de dirigentes socialistas en visitas a Marruecos que sí vestían el ajab. Lo que se le ha olvidado al asesor es que esas imágenes están tomadas en lugares religiosos, en los que es obligatorio cubrirse. Algo que le hubiese ocurrido a Díaz Ayuso de haber entrado en un mausoleo o en una mezquita. Así que feminismo de la presidenta poco, sino más bien una nueva muestra de su infinita capacidad de llegar a hacer el ridículo. De hecho, en sus visitas a Arabia Saudí tanto Theresa May como Angela Merkel fueron vestidas como acostumbran en su día a día, así como algunas directivas de compañías (incluso del Ibex-35) lo hicieron antes que la presidenta de Madrid y sin estar la última norma vigente. Por lo que el régimen saudí viene permitiéndolo a numerosas mujeres que son dirigentes políticas y económicas. Nada nuevo.

Juan Carlos Girauta, ahora que se aburre un poco escribiendo columnas en ABC, también salió a defender a Díaz Ayuso, metiendo la pata igualmente. Porque ¿saben si las imágenes de la entrega del trofeo fueron emitidas sin más por la televisión saudí? No lo saben y esto acrecienta más su capacidad de ser ignorantes pues, de no haberse visto las imágenes, el supuesto gesto de la popular no serviría para nada. Son torpes hasta llegar al extremo y quieren dirigir el país junto a un grupo autoritario como Vox. Como siempre en el PP haciendo el juego al patriarcado, utilizando a las epicleras para aparentar feminismo pero conservando el poder de decisión los hombres. Intentar vender feminismo liberal cuando son los primeros que tienen a la mujer propia como “abnegada compañera que se encarga de la casa y todo lo demás” es ya muy antiguo y por eso siempre les sale mal. El feminismo es otra cosa pero les cuesta entenderlo. En general les cuesta entender todo si no se lo dan por escrito.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

17 + doce =