El recrudecimiento de los ataques y el aumento de atentados suicidas de Boko Haram en Camerún y Nigeria han provocado la muerte a, al menos, 381 civiles desde abril de 2017, un número de víctimas que duplica con creces el de los cinco meses anteriores. Según datos recogidos por Amnistía Internacional el incremento del número de muertes de civiles en la región del Extremo Norte de Camerún y los estados de Borno y Adamawa de Nigeria se ha debido al uso cada vez mayor de atacantes suicidas, a menudo mujeres y niñas a las que se obliga a llevar explosivos y hacerlos estallar en zonas concurridas.

Boko Haram está perpetrando de nuevo crímenes de guerra a enorme escala, como lo ilustra la depravación que supone obligar a niñas a llevar explosivos con la única intención de matar a tanta gente como sea posible”, ha declarado Alioune Tine, director regional de Amnistía Internacional para África Occidental y Central.

“Esta oleada de estremecedora violencia de Boko Haram, impulsada por un fuerte aumento del número de atentados suicidas con explosivos, subraya la urgente necesidad de protección y ayuda que tienen millones de civiles en la región del lago Chad. Los gobiernos de Nigeria, Camerún y otros deben actuar rápidamente para proteger a estas personas de esta campaña de terror” ha declarado Alioune Tine, director regional de Amnistía Internacional para África Occidental y Central.

Los ataques de Boko Haram en Nigeria han causado al menos 223 víctimas civiles desde abril, aunque la cifra real podría ser mayor, ya que es posible que algunos no hayan sido denunciados. Sólo en agosto el número de víctimas ascendió a 100 personas. El ataque reciente con más víctimas fue el del 25 de julio, cuando Boko Haram mató a tiros a 40 personas y secuestró a otras tres en una emboscada que tendió a un equipo de prospección petrolífera en la zona de Magumeri del estado de Borno.

Los ataques suicidas de Boko Haram han matado al menos a 81 personas en Nigeria desde abril, mientras que desde comienzos de año el grupo ha secuestrado a 67 personas, mayoritariamente mujeres y niñas.

También se han producido asaltos a pueblos en agosto en los que combatientes de Boko Haram han acorralado a civiles y les han disparado, han incendiado viviendas y saqueado casas, tiendas y mercados.

En Camerún, Boko Haram ha matado al menos a 158 civiles desde abril. Este reciente repunte en el número de víctimas viene dado por el aumento del número de atentados suicidas, más de uno a la semana, alcanzando la cifra de 30. El más sangriento se produjo en Waza el 12 de julio, cuando el explosivo que una niña fue obligada a portar y detonar en un centro de videojuegos abarrotado mató a 16 civiles e hirió al menos a otros 34.

La ciudad de Kolofata, en el distrito de Mayo-Sava, se ha visto especialmente afectada, con nueve ataques desde abril. Mora, el segundo mayor centro urbano en la región del Extremo Norte, también ha sido golpeada tres veces por los ataques.

El incremento de los ataques en Camerún puede tener como raíz las operaciones del ejército nigeriano lo que explicaría el desplazamiento de combatientes de Boko Haram desde el bosque de Sambisa en Nigeria a las montañas de Mandara, en Camerún.

En toda la región del lago Chad, millones de civiles necesitan ayuda humanitaria urgente a consecuencia de la violencia de Boko Haram. Son más de 2 millones de personas las que han visto obligadas a desplazarse en toda la región. Esto incluye 1,6 millones de personas refugiadas e internamente desplazadas en Nigeria y 303.000 en Camerún. Otras 374.000 están desplazadas en Chad y Níger.

Más de siete millones de personas en toda la región —de ellas, cinco millones en Nigeria y 1,5 en Camerún— se enfrentan a una grave escasez de alimentos. Más de medio millón de niños y niñas sufren malnutrición aguda severa, más del 85% de ellos en Nigeria.

El aumento de la inseguridad ha dificultado las operaciones de ayuda humanitaria, o incluso las ha imposibilitado, en algunas zonas inaccesibles del nordeste de Nigeria, por lo que «los gobiernos de toda la región del lago Chad deben redoblar sus esfuerzos para proteger a los cientos de miles de civiles que corren grave peligro de ser víctimas de la violencia, los secuestros y los abusos de Boko Haram», ha dicho Alioune Tine.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

dos + dos =