Por alguna circunstancia extraña desde hace dos años el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) ha decidido no preguntar a la población española por el jefe del Estado, Felipe de Borbón. Algo que sorprende y que ha permitido al senador de En Comú Podem (Unidos Podemos), Joan Comorera, preguntar al Gobierno por esta circunstancia. Una pregunta escrita para que pudiesen leerla con tranquilidad y así exponer de la mejor forma posible una respuesta acorde a esa misteriosa desaparición. Una pregunta sin dobleces pero con una intención clara, conocer la verdad, los porqués de las cosas: “¿Cuáles son los motivos por los que el CIS no pregunta desde hace casi dos años sobre la valoración de la sociedad española sobre la monarquía?”.

Además, fruto de esa curiosidad por algo que es común en cualquier país regido por una monarquía hereditaria y que se cataloga como democracia liberal, Comorera también ha preguntado: “¿Qué criterios se siguen para elegir las preguntas por parte del CIS?” (ver galería adjunta). Conocer la verdad y lo que el Gobierno de M. Rajoy y sus aparatos ideológicos esconden. Nada más y nada menos. Preguntar por la valoración de la monarquía, por el monarca Felipe de Borbón y sobre los porqués de las cuestiones que se plantean a la ciudadanía. Si se pregunta por Pablo Iglesias ¿por qué no hacerlo por el jefe del Estado? ¿Qué hay de malo en ello?

Y el Gobierno ha respondido. Cuestión bien distinta es que la respuesta de algún tipo de aclaración. Lo primero ha sido recordar (ver en la imagen adjunta) que el CIS hace estudios, algo que parece ser ni se preguntaba, ni se desconocía: “Las funciones atribuidas por la Ley 39/1995, de 19 de diciembre, de Organización del Centro de Investigaciones Sociológicas asigna al CIS la función de realizar estudios que contribuyan al conocimiento científico de la sociedad española, la realización de estudios que contribuyan al conocimiento científico de la realidad social de las diferentes Comunidades Autónomas, la realización de estudios que proporcionen diagnósticos sobre situaciones y asuntos sociales y sirvan de orientación a los poderes públicos en sus iniciativas normativas y ejecutivas, así como otras vinculadas con la creación y mantenimiento de bases de datos en materias de su competencia, la difusión a través de sus publicaciones de los resultados de la actividad científica del organismo, y la colaboración con centros universitarios y de investigación para la realización de proyectos de investigación conjuntos y para la formación de investigadores en ciencias sociales”. Con esto ya conocen todo lo que hace el CIS, pero aún no sabemos por qué han quitado al Borbón de los estudios.

Al menos parece que sí contestan algo, sólo algo, la segunda pregunta: “Dada la gran diversidad de aspectos que suponen estas funciones asignadas al CIS, y los recursos humanos y económicos de los que la institución dispone, se hace lo posible por atender a la realidad social en general y a la española en particular. No obstante lo cual, el CIS incorpora en todos sus barómetros mensuales una pregunta abierta sobre los principales problemas que existen actualmente en España, así como otra pregunta en la que se indaga sobre los problemas que personalmente afectan más al  entrevistado, en las que puede estimarse la valoración que sobre la monarquía tiene la sociedad española”. Vamos que si al encuestado no le preocupa como primera opción el tema de la monarquía pues es problema de esa persona no cuestionarse principalmente por Felipe de Borbón. Con una España hundida en la miseria, evidentemente, lo que más va a preocupar a un ciudadano o una ciudadana es no pasar hambre o tener una pensión digna.

Pero lo curioso es que, derivando el problema al propio entrevistado, como suele hacer el gobierno de M. Rajoy con la ciudadanía, no se resuelve la pregunta principal. Si se ha venido preguntando históricamente por la monarquía ¿por qué desde abril de 2015 ya no? ¿Hay órdenes del jefe del Estado para no salir en las encuestas? ¿Qué se pretende proteger con esa exclusión? ¿Es tabú saber y cuestionar la monarquía en España? ¿Será que sí se pregunta pero se ocultan los datos? Lógicamente es raro que España se haya levantado republicana de un día para otro, pero ocultar la valoración sobre la monarquía y quienes han heredado vía sanguínea los cargos por los que están excesivamente bien pagados deja dudas. ¿Qué pasará para que no ofrezcan los datos?

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

quince − cinco =