Venganza, todo se trata de una venganza fría y atronadora, como gusta Spiriman hacer las cosas. Ya se sabe que del amor al odio hay solamente un paso y eso les ha pasado a Juan Manuel Moreno Bonilla y Jesús Candel. El médico andaluz, ariete contra la corrupción del PSOE de Andalucía, ha decidido vengarse del presidente actual de la Junta por engañarle y dejarle en la estacada. Ya se han olvidado aquellos tiempos en los que desde el PP le ofrecieron su amistad a Spiriman, esos mensajes de teléfono con declaraciones de amor han durado tres semanas y el médico ha decidido dar el hachazo al político de la reacción.

Tal y como han apuntado desde el periódico Crónica Sur, Spiriman ha desvelado sus mensajes con Moreno Bonilla donde hablaban sobre cómo organizar mejor las manifestaciones contra Susana Díaz; cómo desde los medios de la Caverna madrileña le iban a dar publicidad a sus reivindicaciones; y donde el hoy presidente andaluz caía rendido a sus pies “has conseguido doblarle el brazo a Susana Díaz”. Tanto le amaba que hasta le propuso unirse a las huestes del partido de la mentira (que es en lo que le ha convertido Pablo Casado) y acabar de destrozar a la presidenta socialdemócrata. Unos mensajes y un roneo entrambos que no extraña a quienes han seguido de cerca la actitud de Spiriman. Insultos a los socialdemócratas y a las gentes de Podemos, muchas de las cuales le siguieron de buena fe en su lucha. Una lucha que hoy se observa como putrefacta y vendida a intereses políticos. Pero ¿por qué Spiriman saca a la luz estos mensajes hoy?

Todo tiene que ver con la noticia que apuntábamos hace unas semanas sobre la colocación para trabajar en la Junta de Andalucía de dos colegas, colaboradores dice Candel, con la sana intención de ejecutar la acción purgadora contra la supuesta corrupción del PSOE-A. Iban los dos ufanos a levantar alfombras por doquier y hacerle el juego sucio al trifachito. Sin embargo, cuál no habrá sido su sorpresa al ver que han sido cesados a las tres semanas de haberlos contratado. ¡Qué no habrán dicho y hecho para que los larguen de esa manera! El médico se explica en un vídeo que ha subido a sus redes sociales y que pueden ver aquí mismo. Le ha molestado tanto que echen a sus colegas, los salvadores de Andalucía, que ha decidido sacar a la luz los mensajes con Moreno Bonilla como se puede ver en el vídeo de los compañeros de Crónica Sur.

Como sucedió con Susana Díaz parece que sucede ahora con Moreno Bonilla y Ciudadanos. Sólo cuando se rinden a las elucubraciones y los improperios del médico andaluz se es amigo suyo, cuando no se hace lo que él dice ya pasa a ser una bazofia. Pero lo que no se puede esconder es que tuvo de compinche a Moreno Bonilla y contó con el apoyo del establishment para derrocar a la sevillana y poder llevar a cabo el verdadero plan que estaba detrás de la mente del PP y Ciudadanos, privatizar todo lo que puedan la Sanidad pública. Lo denunciamos a los pocos días de formarse el gobierno andaluz y de esto jamás dijo nada Spiriman, ni de la bajada de sueldos a los médicos que adelantó Moreno Bonilla y que firmó en el acuerdo con los neofascistas de Vox. Tampoco ha dicho nada del nuevo chiringuito creado por PP, Ciudadanos y Vox, algo que no extraña pues en sus últimas apariciones ya asoma un ácrata que parece hacer el juego a los neofascistas.

Porque ese parece ser el último juego de Spiriman, que la gente vote nulo o en blanco, lo que acabaría favoreciendo a la derecha trifálica española. El mecanismo de crítica sin sentido y continuada de lo público, deslegitimando la política, es algo que siempre han utilizado los movimientos fascistas para captar adeptos, llegar al poder, acabar con la democracia e instaurar regímenes autoritarios o totalitarios. Y a eso se dedica en los últimos tiempos el señor Candel. Mientras estuvo de compadre de Moreno Bonilla todo era genial y sólo la “gusana” y los “podemonguers” eran un peligro para Andalucía. Ahora que gobierna la derecha parece que Spiriman se vuelve ácrata o anarcoliberal y da pábulo a las proclamas de los neofascistas. En la cabeza de Candel nada está bien y todo es malo, como decía hace casi un siglo Benito Mussolini. De hecho, las marchas sobre Sevilla han acabado recordando a la marcha sobre Roma de los Camisas Negras. Lo que sí queda claro es que Candel le hizo el caldo gordo a Moreno Bonilla y fueron compinches de correrías para acabar con el PSOE en Andalucía. Hoy ya no se quieren pero el trabajo sucio bien que lo hizo.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

16 − 3 =