La presidenta de la Junta, Susana Díaz, ha defendido la transversalidad de género de la recién aprobada Ley de Igualdad de Andalucía, ya que supone “dar un paso más” con respecto a la anterior Ley para la promoción de la Igualdad de Género que “en su momento fue pionera”.

Díaz, que ha inaugurado en Sevilla las Jornadas de información sobre la reforma de la Ley de Igualdad, ha apostado por reforzar “la iniciativa legislativa”, “la visibilidad” y el “empoderamiento de las mujeres” en todos los sectores sociales para “evitar que se den pasos atrás”.

La presidenta, que se ha pronunciado sobre la reciente victoria del ultraderechista Bolsonaro en Brasil, ha advertido que el “panorama internacional” está emitiendo “señales de alarma” con respecto a la igualdad de género, por lo que asegura “estar convencida de que más que nunca tenemos que estar en alerta”. Asimismo, ha reprochado a Bolsonaro su “discurso político contras las mujeres, xenófobo, racista y antifeminista”.

“Hay que seguir avanzando en igualdad en todos los ámbitos”, ha manifestado Susana Díaz en relación con la “brecha” existente en distintos sectores, aún “masculinizados”, donde “cuesta que llegue la igualdad”. Por ello ha defendido la “transversalidad” de la igualdad en sectores fundamentales como la educación, la sanidad, las pensiones o la justicia.

En relación con la revalorización de las pensiones, la presidenta ha explicado que la subida conforme al IPC del complemento autonómico a las pensiones mínimas asistenciales y no contributivas se garantizará desde el marco de la Ley de Igualdad para que no “suponga la voluntad de un Gobierno y sí un derecho”. De la misma manera, ha advertido que la “inmensa mayoría de personas” que se van a beneficiar de esta medida “son mujeres que en su momento no estaban dadas de alta o no cotizaban suficiente”.

Susana Díaz ha hecho balance de la violencia de género. Sobre la cifra de mujeres que han sido asesinadas ha comentado que 2018 es “un año difícil que demuestra que hay que mejorar los controles para que las mujeres se sientan protegidas y que todos los gobiernos y las administraciones debemos poner sobre la mesa todos los instrumentos”.

“Respeto las últimas sentencias judiciales, pero no las comparto. Queda todavía un camino importante por recorrer con la formación de perspectiva de género en el sistema judicial”, ha incidido Díaz, ya que “cuando una mujer se siente amenazada debe tener la protección de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad y también de la justicia”.

La presidenta ha reconocido también el trabajo que realizan los profesionales sanitarios ya que en ocasiones “muchas mujeres no se atreven a marcar el teléfono” para denunciar la violencia de género pero sí encuentran en “las batas blancas un cauce para sentirse protegidas”.

Por último, Susana Díaz ha abogado por abolir la “esclavitud del siglo XXI que representa la explotación sexual” y que supone “otra manera de ejercer la violencia sobre las mujeres”. En este sentido, ha defendido la medida adoptada en Andalucía para erradicar los anuncios de contactos y prostitución en los medios de comunicación.

Las Jornadas informativas sobre ‘La Ley de Igualdad: un compromiso de transversalidad del Gobierno de Andalucía’, han sido organizadas por el Instituto Andaluz de la Mujer (IAM) con el fin de dar a conocer los cambios administrativos que implicará la nueva legislación, que ya ha entrado en vigor.

Las medidas contempladas en esta norma son de un enorme calado administrativo, y afectan de manera transversal a áreas tan diversas como la educación, la cultura, el empleo, los deportes, la salud, la universidad o la agricultura, entre otras.

Uno de los principales ámbitos afectados por la nueva normativa es el educativo, ya que la ley contempla incluir la igualdad de género en todo el diseño curricular de todas las etapas educativas, lo que implicará la revisión de los libros de texto, entre otros aspectos. El nuevo diseño deberá integrar conocimientos sobre la contribución histórica de las mujeres, sobre autocuidado y corresponsabilidad en el ámbito doméstico, sobre resolución pacífica de conflictos y sobre prevención de la violencia de género, entre otros, además de eliminar lenguaje y tratamientos sexistas o estereotipados.

En materia laboral, el texto incluye novedades como medidas para combatir la discriminación laboral y el acoso por razón de sexo; la elaboración de un plan andaluz específico extraordinario para la eliminación de la discriminación salarial por razón de género; la creación de un Registro de Planes de igualdad o la inclusión en los convenios colectivos de medidas de conciliación y flexibilidad horaria.

Conciliación y corresponsabilidad

Junto a ello, la nueva Ley de Igualdad contempla otras medidas en materia de conciliación y corresponsabilidad como la equiparación en el ámbito de la administración autonómica del permiso de paternidad con el de maternidad o las medidas de flexibilización horaria.

En el ámbito de la salud, la ley recoge la protección especial de los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres, además de garantizar el pleno derecho a las técnicas de reproducción asistida de las mujeres y prever las medidas necesarias para una atención específica a las necesidades de las mujeres en materia de salud y tratamiento de enfermedades.

Junto a ello, la ley garantiza la atención social a las mujeres prostituidas y víctimas de trata y contempla la elaboración de un Plan Integral para la erradicación de la trata, que incorpore medidas de sensibilización.

Asimismo, la ley capacita a la administración autonómica a actuar ante posibles situaciones de discriminación y desigualdad de género, pudiendo intervenir a través de la negociación, la corrección o la elaboración de informes, así como la correspondiente sanción en caso necesario.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

cinco × 5 =