La presidenta de la Junta, Susana Díaz, ha valorado que la “colaboración público-privada es buena para Andalucía” y ha apelado a la “responsabilidad social” de las empresas para que la comunidad dé el “salto definitivo” que, por infraestructuras, talento, universidades o parques tecnológicos, está en condiciones de protagonizar.

En su discurso durante la constitución del Consejo Empresarial de Andalucía, un órgano consultivo de la CEA (Confederación de Empresarios de Andalucía) compuesto por 45 empresas cuya facturación equivale al 25% del PIB andaluz, la presidenta se ha mostrado convencida de que “para hacer negocio”, las empresas necesitan también “un entorno social en el que la gente viva dignamente y tenga calidad” laboral y ha valorado que las cifras de creación de empleo en Andalucía -con uno de cada cuatro nuevos ocupados en España- “no hubieran sido posibles sin esa responsabilidad social”.

Díaz ha apuntado que las empresas que componen el nuevo Consejo de la CEA son “tractoras” y “aportan a la marca Andalucía y a la marca España”. Para la presidenta, que ha recordado que la comunidad andaluza está batiendo récords en términos de exportaciones y de PIB, es prioritario “que las grandes cifras se traduzcan en bienestar y las heridas de la crisis terminen de sanar”.

En este objetivo se inscribe el acuerdo que va a suscribir el próximo 18 de julio la Mesa por la Calidad en el Empleo, que es fruto del “entendimiento y el diálogo social” y que persigue “ayudar a acelerar el crecimiento y traducirlo en bienestar”. Junto a ello, el Gobierno andaluz prepara un acuerdo para la eliminación de trabas administrativas “tanto en el ámbito medioambiental como de la actividad económica en su conjunto”, con el objetivo de compatibilizar la protección de un entorno “de primer nivel” con la “agilidad administrativa” para “caminar hacia una Andalucía verde, sostenible y digital, que mire al horizonte de modernidad que estamos dispuestos a protagonizar”.

En su discurso, Susana Díaz ha querido “romper tópicos” sobre la evolución del modelo productivo andaluz. La comunidad, ha asegurado, lleva dos años batiendo récords de riqueza en el PIB y es la segunda exportadora del país -con la previsión de superar “con creces” los 31.000 millones de euros-.

“Andalucía tiene estabilidad, confianza y es una tierra atractiva a la inversión”, ha asegurado la presidenta, que ha destacado los “buenos datos” de internacionalización de las empresas andaluzas, que van también ganando tamaño, y que ha situado como reto la captación de más “inversión extranjera”.

Díaz ha apostado además por la “colaboración público-privada” ante la “oportunidad” que supone la revolución digital, un terreno donde “Andalucía debe aspirar no solo a la convergencia, sino a estar a la cabeza”. A su juicio, “cuando apostamos por un sector productivo -entre los que ha citado la aeronáutica, la investigación biomédica, el sector agroalimentario o las energías renovables- demostramos que podemos ser vanguardia y referencia fuera de nuestras fronteras”.

Quejas por la financiación y las infraestructuras.

La presidenta ha reiterado, ante los representantes de las grandes empresas andaluzas, su apuesta por la “Formación Dual” para adaptar el “talento” de los trabajadores y trabajadoras a las necesidades de las empresas, una línea de trabajo que resulta “socialmente rentable y empresarialmente eficaz”.

La presidenta de la Junta ha reafirmado ante el sector empresarial su reivindicación de una “financiación justa y adecuada para garantizar los servicios públicos y llegar al límite de sus posibilidades” y de unas infraestructuras “acordes con el empuje del tejido productivo y de la sociedad” andaluza, con especial atención a las ferroviarias y su conexión con la red de puertos andaluza.

“Las infraestructuras tienen que llegar a Andalucía”, ha asegurado Díaz, al tiempo que ha rechazado que las obras marchen “a una velocidad” hasta Murcia y, cuando llegan a Andalucía, tiendan a “ralentizarse”. Susana Díaz ha apostado por la “cohesión social y territorial de España, sin permitir que la subasta aritmética parlamentaria condicione las necesidades de nuestro tejido empresarial y social” y con una “Andalucía moderna en una España moderna”.

Consejo Empresarial de Andalucía

El Consejo Empresarial de Andalucía, constituido en el acto que ha presidido Susana Díaz, es un órgano consultivo de la CEA, de carácter interno, para impulsar el libre mercado, la competitividad de la economía andaluza y el reconocimiento del papel vertebrador de la empresa en la sociedad como creadora de empleo, riqueza y bienestar social, fortaleciendo además una imagen positiva de la gran empresa en Andalucía.

El Consejo está conformado por 45 empresas miembros de la Confederación, que suman entre todas ellas 40.000 millones de euros anuales en facturación y más de 97.000 empleos, representando el 25% del PIB de la Comunidad Autónoma.

Entre esas empresas están representadas aquellas que tienen un mayor vínculo con la organización, una mayor aportación a la economía andaluza, una posición estratégica o tractora en su actividad y aquellas que cuentan con una especial singularidad y potencialidad, especialmente en los ámbitos relativos a innovación e internacionalización. Asimismo, también se han tenido en cuenta criterios de dimensión, representatividad territorial y sectorial, y el género de sus máximos representantes.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

15 − Once =