El Estado parece no existir o estar a la fuga en la zona de Algeciras. Por ello, la presidenta de la Junta, Susana Díaz, ha reclamado al Gobierno central “muchos más medios” y “con carácter permanente” para “restablecer la autoridad” en el Campo de Gibraltar y garantizar la seguridad. Un aviso a Juan Ignacio Zoido, a quien se le está yendo de las manos la seguridad en Andalucía, como también ocurre en el Poniente de Almería.

Antes de entrar a la inauguración del Aerospace and Defense Meeting en Sevilla, Díaz ha lamentado el fallecimiento de un niño al ser arrollada la barca en la que se encontraba, junto a su padre, por una lancha en la playa de Getares, en Algeciras (Cádiz). Tras este suceso, que “conmueve a toda la sociedad y nos produce dolor”, la presidenta solicitó la convocatoria de la Junta de Seguridad. Las investigaciones policiales siguen abiertas, por si se tratase de un caso de peleas entre bandas de narcotraficantes o algún ajuste de cuentas, pese a que Zoido, rápidamente, lo ha descartado sin informe policial y pese a lo manifestado por los lugareños.

“Mantengo lealtad absoluta con el Gobierno de la nación, sea del partido que sea, en materia de seguridad, pero la lealtad exige al mismo tiempo que haya coordinación y sobre todo muchos más medios”, ha subrayado Susana Díaz. Así, manifiesta la presidenta de la comunidad su enfado con M. Rajoy y Zoido. Algo que, tal vez, no sea suficiente porque en materia de seguridad no hay que mantener lealtades sino ser eficaces. Esto no se trata de ser más o menos amigos o leales, sino de cumplir la función básica del Estado, la seguridad de la ciudadanía. Algo que no se cumple en la zona del campo de Gibraltar y que, pese a haber sido denunciado por la propia presidenta, no se ha hecho nada.

La presidenta también ha insistido en la necesidad de garantizar la “seguridad de todas las familias que viven en el Campo de Gibraltar”, en su “inmensa mayoría gente honesta y trabajadora y que tiene derecho a vivir su vida con tranquilidad, en convivencia y sentirse protegidos”. Hechos son amores y no buenas razones le ha faltado decir.

Díaz ha hecho un llamamiento para “sumar esfuerzos” y ha garantizado que “Andalucía va a estar al lado del Gobierno en la defensa de la seguridad” (salvo que siga habiendo  esa peligrosidad, o ¿no?), al tiempo que ha pedido “con firmeza, desde esa lealtad, que haya más medios, que sean de carácter permanente y que los ciudadanos se sientan protegidos”. Una vez más confunde la lealtad institucional con los problemas reales la presidenta Díaz.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

diecinueve + 8 =