García Egea nos quiere evangelizar

El secretario general del PP se ha convertido en el nuevo martillo de herejes español, en el evangelizador de los infieles, en Torquemada redivivo. O al menos eso parece por el mensaje que ha utilizado para contestar la felicitación del presidente del Gobierno de España. Por tanto, presidente de todos y todas las españolas según sin importar su creencia religiosa, si la tuvieren. Pero no, al señor Teodoro García Egea sí le importa que haya herejes, que haya ateos, que haya agnósticos, que haya musulmanes, que haya adoradores del sol, que haya cualquier otro sentimiento religioso que no sea el cristiano. Eso sí, seguramente ponga el árbol de navidad protestante y haga regalos de papá Noel, San  Nicolás o el señor de rojo que se inventó la Coca-Cola.

García Egea, frente a un mensaje enviado por Pedro Sánchez deseando Felices Fiestas a todos los españoles sin importar sus creencias, ha respondido que esto es España y aquí lo que se celebra es la navidad, guste o no. “En Navidad celebramos el nacimiento de Jesús, se cantan villancicos y se pone el Belén. Eso es la Navidad, al que no le guste que haga como Pedro Sánchez y lo llame de otra forma” ha escrito en Twitter. En ningún momento Sánchez ha dicho lo contrario, pero sí hace una felicitación que respete, desde el laicismo que debe tener cualquier Estado, a todas las creencias. Cuando felicite el Yom Kippur o el Ramadán habrá que decirle tres o cuatro cosas, pero mientras tanto el mensaje del dirigente popular es una utilización de la Navidad de parte, tendenciosamente religiosa y que no corresponde en estas fechas precisamente.

La celebración del nacimiento de Jesús de Nazaret en estas fechas, como sabe casi todo el que se ha querido informar y no es tan ignaro, se produce por el deseo de la iglesia católica de acomodar las celebraciones del solsticio de invierno. Es más, según han demostrado historiadores bíblicos, Jesús de Nazaret difícilmente podría haber nacido en diciembre. Es más se cree que por la cuestión del censo que cuentan las escrituras bíblicas nacería en agosto. Por tanto es un mitologema, una narración mítica que utilizó el catolicismo para agradar a sus fieles que deseaban celebrar el nacimiento del mesías. Y está bien que los católicos y demás cristianos que celebren en esta época la navidad, los ortodoxos no lo hacen, la llamen así. Y aquellos a los que toda la historia del mito de Jesús les sirva de excusa para tener vacaciones (los que puedan y tengan trabajo para vacacionar), para juntarse con sus familias, con sus seres queridos y demás bien sea que lo cataloguen como Fiestas. Pues no son sino fiestas. Especialmente para las corporaciones multinacionales que nos incitan a tener que hacer regalos, y por tanto hacer consumo de los productos que desde las cúpulas diseñan para que caigamos en la trampa.

Además, habría que decirle al murciano que en realidad si haces una felicitación del todo el período es muy correcto decir Fiestas y no Navidades. Porque la celebración del Año Nuevo, muy pagana eso sí, es una fiesta, no una navidad. Por tanto no hay nada malo en que el presidente del gobierno diga felices fiestas y García Egea lo llame como él quiera. Igual estaría bien llamarlo como “fiesta inventada pero que nos viene muy bien para muchas cosas”. Porque el supuesto espíritu del nazareno no se ve en ninguno de los que tanto braman durante el resto del año. Así que son como los fariseos más que como los cristianos. Durante todo el año causando el mal, sin ninguna ética, sin ningún tipo de moderación, ostentando riquezas todo lo que se puede, olvidando por completo el discurso de la montaña. Y los diez mandamientos no hay uno casi que cumplan. Está muy bien defender las propias creencias religiosas en lo que de bueno pueden tener, pero 365 días al año, no uno. Que piense García Egea que por las políticas que ha llevado a cabo su partido, mientras él se ha llenado la panza, muchas otras personas no han podido. ¡Hipócrita!

(Por cierto, el buen samaritano del señor García Egea ha compadreado con los cuñados de Ciudadanos subir el sueldo a los dirigentes de la Junta, es decir, ellos mismos, entre un 20% y un 50%)

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

uno × cuatro =