Una de las cuestiones que nos gustaría conocer es cuál de las dos clases fundamentales ha soportado mayor coste de la crisis, si los trabajadores o los capitalistas y quién paga más impuestos proporcionalmente,  aunque en líneas generales, la mayoría de la ciudadanía lo sabe en abstracto pero es difícil llegar a lo concreto y  preguntarse: ¿Estoy económicamente mejor o peor que cuando empezó la crisis hace más de diez años? ¿Es cierto que los ricos son más ricos y los pobres más pobres?

Las matemáticas, (se ha dicho siempre), son una de las ciencias más exactas aunque no gustan mucho al pueblo trabajador y menos a los capitalistas, que ocultan sus cifras, porque la exactitud dependerá en realidad,  si los datos que se barajan son correctos o son engañosos. Partiendo de los datos obtenidos de los organismos (in)competentes, vamos a realizar cálculos que nos permitan sacar algunas conclusiones.

Empecemos por analizar someramente la pobreza y también las riquezas acumuladas: Según datos de “expansión.com/economía/2018/10/6/”: “El porcentaje de la población en riesgo de pobreza y exclusión social, que se encuentra por debajo del umbral a partir del cual se considera que existe ese peligro, se ha situado en España en 2017 en un  26,6 %, por encima del 23,8 % registrado en 2008, cuando comenzó la crisis económica. Suman 12,2 Millones de personas”.

Poco antes de comenzar la crisis en 2007/8 había en total en España 8.784.000 personas en situación de riesgo de pobreza, lo que resulta que en esos diez años de crisis, se han “producido” 3.416.000 pobres. El capitalismo se ha convertido en una enorme “fábrica de producir pobres”, mientras que las fábricas industriales siguen desapareciendo.

Por el contrario, mientras la política económica aplicada por el Gobierno Rajoy (PP)  empobrecía a los asalariados y a las clases menos favorecidas, con sus recortes y medidas de austeridad, desmantelando el incipiente Estado de Bienestar que nos habían prometido, “El número de millonarios se ha disparado en España un 76 % desde 2008, coincidiendo con el inicio de la crisis económica, y abarca ya a 224.200 personas y una fortuna global del entorno de los 565.700 millones de euros, de acuerdo con el informe Mundial de Riqueza publicado por la consultora Capgemini. Sólo en el último año, el número de grandes patrimonios se ha incrementado en España un 10,9  % con respecto a 2016, lo que equivale a 22.100 millonarios más. Con este nuevo incremento, el número de millonarios en España encadena ya SEIS AÑOS consecutivos al alza y escala hasta la cifra más alta desde 2008” (…). (Fuente: expansión.com/economía/2018/06/19/5b. 19-6-18).

“España es el tercer país de la Unión Europea con mayor tasa de pobreza infantil. El 28,3 % de los niños españoles vive en riesgo de pobreza,  una tasa 10 puntos mayor que hace una década”. Fuente: www.20minutos.es/noticia (6-5-19). El grado de desigualdad sigue creciendo y la corrupción es una lacra que oculta la realidad, pues aparte de la economía sumergida, que se afora por algunos expertos entre un 25 % y un 30 % del PIB, junto al grado de explotación de la mano de obra y la evasión de capitales, las cifras de lo ocultado son incalculables.

Por otra parte, el Producto Interior Bruto en nuestro país en 2018 ascendió a 1 Billón y 208.248 Millones €, creciendo un 2,6 % con respecto al año 2017. En el año 2008 el PIB alcazaba 1 Billón 116.225 millones €.  Se ha generado un aumento de 92.023 millones € en plena crisis, lo que representa en torno al 11 %.  Fuente: (datosmacro.expansión.com/pib).

De acuerdo con datos obtenidos de la Agencia Tributaria:

1.- En 2018 los Ingresos Tributarios alcanzaron la cifra de 208.685 Millones de euros.

2.- Analizando y desglosando la cifra anterior, tenemos que en 2018 los ingresos tributarios por Impuestos de Sociedades ascendieron a 24.838 Millones de euros.

3.- Por otra parte, los ingresos tributarios por Impuesto de Rendimiento de las Personas Físicas (I.R.P.F.) ascendieron a la cantidad de 82.859 millones de euros. (Los trabajadores tributaron más del triple que los empresarios solo por este concepto, pero hay más…).

4.- Los ingresos tributarios por el Impuesto del Valor Añadido (I.V.A.) ascendieron a 70.177 millones de euros.

5.-Los ingresos tributarios por Impuestos Especiales alcanzaron la cifra de 20.528 millones de euros.

6.- Los ingresos tributarios de otras figuras distintas a las primeras expresadas, ascienden a 10.284 millones de euros. (Rentas de no residentes, medioambientales, sobre el tráfico exterior común, sobre las primas de seguros, tasas diversas y otros impuestos). (Las cifras pertenecen al ejercicio de 2018).

Resumiendo: 

Los Empresarios pagaron:

35.122 MM€  desglosado como sigue:

2.- Por Impuesto de Sociedades…………24.838 MM €.

6.- Figuras distintas a las principales…… 10.284 MM €.

 

Los Trabajadores pagaron:

173.564 MM €  desglosado en,

3.- Por I.R.P.F………………………………     82.859 MM€

4.- Por I.V.A. …………………………………..  70.177 MM€

5.- Por Impuestos Especiales……………      20.528 MM€

———————

TOTAL TRIBUTADO…………..  208.686. MM €

===================================

Los empresarios pagaron a Hacienda globalmente la cantidad de 35.122 MM € y los trabajadores cerca de 5 veces más, es decir 173.564 MM €. (4,94 veces, para ser más exactos).

Teniendo en cuenta que el PIB total ascendió en 2018 a 1.208.248 millones de euros, la carga impositiva conjunta representa un 17,17% sobre el Producto Interior Bruto.

De acuerdo con un informe del Sindicato de Técnicos del Ministerio de Hacienda, GESTHA, (20-5-19), “Las empresas aportan un 10 % menos de ingresos al Estado que hace una década. La aportación del IVA prácticamente se ha duplicado (…) Los datos que publica la Agencia Tributaria a través del Ministerio de Hacienda constatan que la salida de la crisis económica de España se ha asentado sobre la clase trabajadora, como por otra parte han advertido en reiteradas ocasiones técnicos (Gestha) y estudios sobre la materia”. (…) Fuente: http://www.gestha.es/index.php?seccion=actualidad&num=606

El Tribunal de Cuentas, en una noticia aparecida el pasado 11-6-19, indica que empeora su “diagnóstico sobre la situación económica del sistema de la Seguridad Social y  certifica que se encuentra en su conjunto en quiebra técnica tras registrar 100.000 millones de pérdidas acumuladas desde 2010”, mientras que en esta “pseudodemocracia burguesa” se ha venido encubriendo la corrupción y las injusticias.

El viernes pasado 14-6 se reanudaba el Juicio contra el PP por la destrucción de los ordenadores del Caso Bárcenas, de esa cadena interminable de “Gúrteles”. Pero nunca se sabrá cuantos millones se llevaron esos “herederos de la Alianza Pandillar” fruto de las mordidas de sus empresarios afines, que pagaban astronómicas comisiones a cambio de suculentos contratos públicos, dinero procedente de nuestros impuestos.

Es una vergüenza y una enorme estafa que la Gran Banca solo pague una media del 2,8 % de sus beneficios en el Impuesto de Sociedades; las Grandes Constructoras tributan en torno al 3,5 % de media;  Una SICAV (Sociedad de Inversión de Capital Variable) junto a sus “mariachis” que pueden ser hasta 99,  solo pagan al 1 %, cuando declaran una inversión  en torno a 2.5 millones de €. Se benefician de una Ley, que parece hecha adrede, para favorecer a los grandes defraudadores, que ningún Gobierno se ha atrevido a eliminar,  lo cual es aberrante e indignante para cualquier trabajador o jubilado, pues nos hacen pagar entre un 19 % mínimo,  y un 24 % si supera un salario de 1.443 €/mes, o un 30 % si sobrepasa esa cantidad y la tabla sigue… mientras a esos potentados capitalistas se les favorece con ese “Raquítico UNO por CIENTO”. .

La SICAV es más bien un Paraíso Fiscal legalizado y se escudan tras sociedades de inversión de capital variable, que es el instrumento utilizado por las grandes fortunas, tanto en el Estado español, como en Suiza, Italia, Francia, etc,  y ese tipo de sociedad representa una herramienta “asquerosamente legal” para evadir impuestos, pues les permite ejecutar fuertes inversiones depositando sus recursos económicos para ocultar el pago de los impuestos, gracias a la creación de una Sociedad destinada únicamente a invertir en activos financieros, mayormente dedicados a la especulación.

Esas empresas SICAV son muy comunes no solo entre los grandes capitalistas porque en nuestro país se paga un 1 % por el impuesto de los beneficios que obtienen, pero incluso hay países como por ejemplo,  en Luxemburgo,  donde tributan una cantidad residual del 0’01 POR CIENTO. ¿Acaso no es eso producto de la Dictadura del Capital, que masacra, roba y explota al pobre en beneficio de los ricos?

A la clase dominante les resulta bastante rentable promocionar a esos ladrones de guante blanco, aplicando leyes que favorecen a la burguesía y así protegen la impunidad de los archimillonarios y poderosos, mientras las vidas de millones de trabajadores y jóvenes,  sin futuro y esclavizados con salarios de miseria, se han visto sacudidas y golpeadas por esta situación económica devastadora, que nos hundió en la desesperación del paro masivo y los ataques salariales que han  hecho perder entre un 30% y un 40 % del nivel de vida de las clases medias y trabajadora en los últimos dos lustros, instalándose esta terrible precarización que impide que la juventud pueda emanciparse.

Son muchas las calamidades y desigualdades que sufre la clase trabajadora por la explotación, la opresión, el injusto reparto de las cargas de este sistema contaminado por las Cloacas del Estado, infectas por el remanente del antiguo régimen. Han sido profundas y catastróficas las políticas “neoliberales capitalistas”, aplicadas por el PP, que ahora recibe refuerzos de C’s y Vox, formando el Bloque Azul del Trifachito, que tenemos que frenar y derrotar.

Por ello, la clase trabajadora  necesitamos reconstruir y potenciar, (y lo haremos más temprano o más tarde)  un factor subjetivo consciente y necesario, basado en la ideología de izquierdas y un programa basado en la solidaridad y en la justicia, mejorando la organización y basado en la unidad y en las luchas sociales con el objetivo de la transformación socialista de las caducas estructuras actuales, combatiendo la corrupción.

Para ello tenemos que ganar girando a la izquierda,  el apoyo democrático de la mayoría de la población trabajadora, que es como mejor podremos iniciar la superación efectiva de este modelo injusto y opresivo, para que podamos salir de la situación actual y afrontar la nueva crisis cíclica que se avecina,  marchando hacia la construcción de un nuevo modelo más Justo, Libre y Solidario.

Debemos entrar de lleno en la batalla ideológica en líneas de clase, porque la polarización y la desigualdad entre  los ricos cada vez más ricos y los pobres cada vez más numerosos, es un modelo que no se sostiene a largo plazo.

Tenemos que abarcar todos los frentes, principalmente el cultural y formativo, tanto en lo político, social, económico,  ecológico, feminista,  pensionistas y demás campos de la lucha social y el conocimiento. Se hace más necesario que nunca marcar claro el objetivo de las izquierdas, porque las derechas siempre defienden su hoja de ruta, que son sus beneficios, anteponiéndolos al bienestar de la ciudadanía.

El compañero Pedro Sánchez, como Presidente de un Gobierno Socialista, tiene la obligación de legislar y actuar con audacia y firmeza erradicando esas injusticias, cortando de raíz tanta corrupción, haciendo pagar más al que más tiene, que es lo que mucha gente entiende que representa el giro a la izquierda prometido en la campaña electoral, pero él solo no podrá, sino que tendrá que basarse en la lucha social del pueblo, junto a sindicatos y organizaciones sociales en la batalla por ese mundo mejor que la Humanidad necesita.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

siete + diecinueve =