Se ha venido contando en Diario 16 Mediterráneo cómo se impidió visitar a los migrantes hace una semana, y cómo el ministerio de Interior realizó ayer una “visita guiada” para quedar bien. Hoy se puede contar que las condiciones en las que se encuentran los migrantes, algunas ya denunciadas, no son las propias de un ser humano. Ni en una cárcel en pleno funcionamiento se encuentran esas situaciones que Maribel Mora e Ione Belarra han podido comprobar in situ y que han denunciado con rotundidad.

Esta misma semana el ministro Juan Ignacio Zoido, haciendo uso del “y tú más” falseado de los conservadores españoles, negaba que estuviesen en malas condiciones, es más afirmaba que “están mejores condiciones” que los que están en los CIEs. Frente al diputado socialista Miguel Ángel Heredia, bravuconeaba el ministro recordando la crisis de los cayucos o la construcción de CIEs por parte del gobierno de José Luis Rodríguez. Como si no hubiesen pasado ya muchísimos años. El caso es que aquella crisis se superó intentando que los migrantes tuviesen una mínima dignidad humana y vital, con sus deficiencias, y ahora no como denuncian desde Unidos Podemos.

“Hemos tenido la oportunidad de hablar con tres jóvenes, posiblemente menores de edad, con quienes nos hemos entrevistado rodeados por numerosos antidisturbios y hemos tenido que cortar la conversación, al carecer del mínimo de tranquilidad necesario para denunciar las situaciones que hayan podido sufrir”, ha narrado Maribel Mora a su salida de las instalaciones. Además, como la propia senadora Mora ha relatado,  “no les han dado ropa, carecen de agua caliente y calefacción y una persona con fiebre no ha podido recibir asistencia médica”.

La diputada Ione Belarra ha calificado la visita como un “paripé” con una “duración muy corta”. La portavoz adjunta de Unidos Podemos en el Congreso entiende que “el Partido Popular está vulnerando la legalidad y que este espacio entierra el Estado de Derecho en nuestro país, sentando un peligroso precedente”. La diputada Belarra cree que existe una clara voluntad de “entorpecimiento por parte del gobierno del Partido Popular para impedir nuestra labor de control parlamentario”.

Se confirman de esta forma las denuncias filtradas de la propia policía, que parece tener más humanismo que su jefe, sobre la carestía de mínimos vitales, como sí existen en los CIEs (que no es que sean la panacea), y el envío a la infravida de los migrantes. Por ello, el Grupo Confederal de Unidos Podemos, tanto en el Congreso como en el Senado, han registrado una petición de comparecencia urgente de Zoido y sendas baterías de preguntas requiriendo información al Gobierno sobre las condiciones de traslado y reclusión de las personas migrantes que han sido internadas en la cárcel de Archidona. El Director General de Instituciones Penitenciarias también fue preguntado ayer en el Congreso respecto a la idoneidad de emplear unas instalaciones de carácter carcelario para internar a personas recién llegadas a nuestras costas en patera.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

19 − 10 =