El conseller de Hacienda y Modelo Económico, Vicent Soler, ha presidido la inauguración del curso académico 2017-2018 de la Universidad de Valencia junto al rector de esta universidad, Esteban Morcillo, y del resto de rectores de las universidades públicas valencianas. El conseller Soler ha afirmado en su intervención en el Paraninfo de La Nau que “queremos que las universidades valencianas sean motor de cambio del modelo productivo de la Comunitat Valenciana”.

“La estrategia de cambio que busca el actual Consell quedará plasmada en el Plan de Acción de Transformación del Modelo Económico 2017-2027, que verá la luz antes de finales de año y que ha de ser fruto del consenso con todos los agentes claves de la economía valenciana, verdaderos protagonistas del proceso conjunto con la Generalitat”, ha destacado Soler. Entienden desde el Consell que, para implementar con la suficiente ambición el proyecto que van a presentar, es fundamental “contar con el mundo universitario”.

“La universidad, que es punta de lanza del estudio y la investigación e instrumento fundamental de creación y difusión de opinión cualificada y crítica, juega un papel fundamental y por eso deseamos y necesitamos su colaboración en este proceso de cambio hacía un nuevo modelo productivo en la Comunitat Valenciana” ha afirmado el Soler. También ha querido reconocer el papel de “motor” de este cambio que representarán las universidades valencianas.

Siguiendo esta línea, Soler ha destacado que se está creando una Red de Cátedras dedicadas a analizar las necesidades y maneras de impulsar el cambio del modelo económico mediante estudios e investigaciones que “sólo la universidad puede hacer con el rigor que merecen”. Así, el conseller ha anunciado que está previsto crear en 2018 una cátedra de transformación del modelo económico en la Universidad de Valencia.

Durante su intervención en el acto de apertura, el conseller ha recalcado el compromiso del actual Consell con las universidades valencianas y ha destacado que el Gobierno valenciano “es plenamente consciente del potencial de nuestras universidades públicas, al igual que lo es de todo lo que hay que hacer para aprovecharlo adecuadamente”. En este sentido, Soler ha destacado que el actual Consell está cumpliendo con los compromisos de pago de la financiación universitaria que los gobiernos anteriores fueron retrasando año tras año. “Desde 2015 el Gobierno de la Generalitat ha cumplido con los compromisos contraídos con las universidades valencianas, reduciendo la deuda histórica heredada con el conjunto de las cinco unidades públicas de 768,9 millones de euros a 394,6 millones”.

Ha deseado concretar estas afirmaciones analizando que la Universidad de Valencia contaba con una deuda de 245 millones de euros, cuando ha venido gobernando el Partido Popular, y se ha reducido en más de un 53%, pasando a ser de 114,5 millones, bajo el mandato del Gobierno del Botánico.

Por otra parte, el conseller de Hacienda ha explicado que se ha aumentado el presupuesto destinado a fomentar el I+D+i, al igual que se está trabajando en la mejora de las condiciones laborales del personal de las universidades, reduciendo la precariedad laboral y mejorando las condiciones del personal docente e investigador laboral, equiparando sus condiciones a las del personal docente e investigador funcionario.

Asimismo, se ha avanzado considerablemente en la política de becas y ayudas al estudio, “porque uno de los principales retos del actual Consell es reducir las tasas universitarias para que ningún estudiante se quede fuera del sistema educativo por motivos económicos”, ha dicho el conseller.

En este sentido, Soler ha explicado que para el curso 2017-2018 se ha reducido un 7% el precio de la matrícula en las titulaciones de Grado y Máster, una medida que supondrá que la Comunitat Valenciana pase del cuarto al séptimo puesto en precios públicos medios por crédito matriculado en grado. Para el curso 2018-2019, se reducirá otro 8%, hasta sumar una rebaja del 15% en dos ejercicios. Con la reducción del próximo curso, y con las cifras actuales, la Comunitat Valenciana bajará hasta el noveno puesto y “lo que es más importante, nos situaremos por debajo de la media de las autonomías”.

“El capital humano y el talento son factores de crecimiento decisivos para las sociedades y las economías del siglo XXI y las universidades son los lugares e instrumentos para producir esos factores de crecimiento de la manera más adecuada”, ha estimado el conseller.

“Ya no estamos en el grupo de cabecera de las comunidades autónomas con unas tasas universitarias más caras, como estábamos antes, y además somos la segunda comunidad por importe concedido en ayudas y becas universitarias y esto teniendo en cuenta la precariedad financiera injusta a la que estamos sometidos dentro del actual sistema de financiación autonómico”, ha afirmado.

Vicent Soler ha señalado que la minoración de las tasas aplicada al curso 2017-18, que supone 8 millones de euros y que repercutirá en los ingresos de las universidades valencianas, será compensada por la Generalitat a través de una nueva línea de financiación incluida en el anteproyecto de Presupuestos de la Generalitat para 2018.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

12 + dieciocho =