El president de la Generalitat, Ximo Puig, ha destacado el papel central de la educación como herramienta para superar las desigualdades entre los ciudadanos, formar personas libres y consolidar una sociedad capaz de generar empleo y crecimiento económico. Así lo ha asegurado tras asistir al inicio del curso escolar 2017-2018 de Educación Infantil y Primaria en el CEIP Cardenal Tarancón de Burriana, donde también han visitado el CEE Pla Hortolans, junto a la vicepresidenta del Consell y consellera de Igualdad y Políticas Inclusivas, Mónica Oltra, y el conseller de Educación, Investigación, Cultura y Deporte, Vicent Marzà.

El curso 2017-2018 arranca con un total de 764.613 alumnos desde Infantil hasta Bachillerato y con dieciséis centros nuevos: cinco en Alicante, seis en Castellón y cinco en Valencia, y además, actualmente hay 18 centros en construcción. En los que respecta al profesorado, las aulas valencianas cuentan con 68.327 docentes, 1.443 más que en el curso pasado.

“Comenzamos un curso en el que hay buenas noticias, noticias en las que hablamos de que hay 1.000 profesoras y profesores más que el año pasado, de que hay 16 colegios nuevos y de que ese programa de dignificación de todas las infraestructuras de la educación se irá produciendo los próximos años para garantizar que se acaben para siempre los barracones”, ha indicado Puig. Quien por otra parte ha insistido en la necesidad de que la Comunitat Valenciana obtenga una financiación justa para poder llevar a cabo todas las medidas necesarias en este sentido.

Asimismo, el president ha puesto de relieve la importancia de que las administraciones y las familias colaboren en la tarea de la educación. “No podemos dejar la responsabilidad de la educación a los profesionales, que, por supuesto, son la pieza clave del sistema”, ha dicho Puig, quien ha apostado por que esa corresponsabilidad sea “permanente y sin fecha de finalización”.

Por su parte, la vicepresidenta Mónica Oltra ha celebrado la apertura de un nuevo centro en Burriana, “un contenedor que da dignidad a lo que ocurre dentro del aula, que hace que la gente pueda trabajar más a gusto, que los niños y niñas puedan aprender más a gusto y que haga que, en definitiva, también este municipio esté orgulloso de sus infraestructuras y, si puede ser, de su Gobierno, que ha puesto en el centro a los niños y niñas”.

Sobre esta misma idea versa, ha dicho, el lema escogido por la Conselleria de Educación, Investigación, Cultura y Deporte para la apertura del curso, L’alumnat és el centre, “que quiere decir que el alumnado es el centro escolar pero también que es el centro de las políticas del Gobierno del Botánico”.

Además, Oltra también se ha referido a la importancia de la educación para la sociedad, dado que esta “es la herramienta que debe poder igualar las desigualdades de origen”. “La gente tiene oportunidades en una sociedad que es diversa gracias a la educación, y conseguir un sistema educativo central en las políticas es conseguir que las personas tengan oportunidades y las puedan aprovechar”, ha aseverado.

También el conseller Vicent Marzà ha celebrado la apertura CEIP Cardenal Tarancón de Burriana y de los otros 15 centros de nueva construcción que abren sus puertas este curso y que permitirán que la interacción entre el alumnado y el profesorado “sea de la máxima calidad”.

“Hoy, a parte de los niños y niñas que entrarán en los centros educativos, en los 16 centros nuevos y los 18 que se están construyendo, también se encontrarán que hay 4.508 maestros y maestras más que cuando llegamos al Gobierno”, ha explicado Marzà. Quien también ha indicado que, de esta manera, da inicio un curso escolar “con menos alumnos, más profesorado y más inversión por cada uno de nuestros niños y niñas”.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

4 × 3 =