La presencia de Luis Abinader, actual presidente de República Dominicana, en los «Pandora Papers», ha provocado una verdadera conmoción en el país caribeño. Sin embargo, tanto a través de un comunicado oficial como en su respuesta al Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ, por sus siglas en inglés), Abinader ha sido transparente, no se ha escondido y ha reconocido que lo que incluyen esos documentos es cierto, pero que no existió ninguna actividad contraria a lo indicado por la ley cuando lo hizo.

Sin embargo, a pesar de este ejercicio de transparencia, el presidente Abinader ha sufrido una dura campaña por parte del partido de la oposición, el PLD, que durante años ha ocupado la Presidencia y ha protagonizado los mayores casos de corrupción de la historia de República Dominicana, principalmente todo lo relacionado con el Caso Odebrecht. Incluso, tal y como publicamos en exclusiva en Diario16, el candidato a las elecciones presidenciales de 2020, Gonzalo Castillo, y sus empresas estuvieron presuntamente implicadas en actividades supuestamente corruptas.

Esta dura respuesta del PLD ha provocado la reacción inmediata del Partido Revolucionario Moderno (PRM), al que pertenece Abinader y, a través de un comunicado ha rechazado los ataques «irresponsables y falsos señalamientos sobre la declaración jurada de patrimonio del Presidente de la República, Luis Abinader Corona».

El PRM, además, señala que el PLD durante años ha disfrazado la corrupción «secuestrando al organismo de control» y no cumpliendo con los mínimos de transparencia exigidos a un gobierno democrático. «Además ha realizado un ejercicio irresponsable de la política durante décadas», señala el comunicado que incide en el hecho de estos hechos han mermado la credibilidad ante el pueblo dominicano por «la falta de transparencia, la pobre rendición de cuentas y los evidentes casos de corrupción que salpican a su alta dirigencia».

Por otro lado, el partido de Abinader señala diez cuestiones por las cuales se pondera la transparencia con la que ha actuado el actual presidente dominicano respecto a su presencia en los Pandora Papers. En primer lugar, se señala el cumplimiento por parte de Abinader de lo exigido por la ley a la hora de depositar su declaración jurada de su patrimonio y del compartido con su familia.

Abinader, por otra parte, para lograr la desvinculación total de la gestión de los bienes y del patrimonio familiar, constituyó un fideicomiso de administración, siguiendo lo indicado por las leyes dominicanas. En este sentido, el actual presidente de República Dominicana se desvinculó de la administración y gestión de todas las sociedades controladas por la familia y ya no forma parte de ninguno de los órganos de gestión de las entidades referidas, ya sean compañías dominicanas o constituidas en el extranjero.

«Con respecto al señalamiento de las sociedades Padreso S.A y Littlecot Inc están incluidas en la Declaración Jurada del presidente Abinader a través de Estella y los documentos anexos depositados en la Cámara de Cuentas. Estas compañías, que sólo poseen inmuebles en la República Dominicana, tienen RNC y pagan el IPI desde su fundación», señala el comunicado haciendo referencia a la transparencia de Abinader que ponderaron varios medios internacionales, entre los que se encontraba Diario16.

A continuación, el PRM señala que, por el contrario, ni el PLD ni ninguno de sus dirigentes dieron importancia alguna a la transparencia en sus casi dos décadas de gobierno continuado. Más bien al contrario, «se ocuparon de secuestrar a todos los organismos de control para no tener que rendir cuentas ante los ciudadanos. Ante esta declaración visiblemente politiquera y promoviendo el ejercicio de una política diferente como nos ha caracterizado, el Partido Revolucionario Moderno rechaza las declaraciones de un partido que ha realizado un ejercicio irresponsable de la política por décadas y cuya credibilidad ante la Nación ha estado mermada precisamente por la falta de transparencia, la pobre rendición de cuentas y los evidentes casos de corrupción que salpican a su alta dirigencia», afirma con contundencia el comunicado.

Finalmente, el PRM lanza un reto a todos los partidos dominicanos y, concretamente, al PLD: «que todos los dirigentes de los partidos políticos del país sean sometidos a una investigación patrimonial internacional realizada por una Comisión especializada de la Organización de Naciones Unidas y Transparencia Internacional y en consecuencia retamos al Partido de la Liberación Dominicana a aceptarlo».- Publicidad –

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here