Porque me «mola la libertad» yo me atrevo a responder a su desafío. Usted no tiene que retar a la ciudadanía y a los medios de comunicación a que afirmen que eso fue así, tiene que ser usted quien tenga el coraje de demostrar lo contrario.

Yo me atrevo a decir que en el atentado de la Rambla y en otros muchos se podría haber hecho mucho más por evitarlo.

Se podría haber evitado desde la humildad y la conciencia de la política que se relaja de las responsabilidades asumidas con la ciudadanía, con los pueblos en general, convirtiendo sus pasiones o sentimientos como humanos en divinidades como poder político.

Los nacionalismos, al igual que las religiones, no dejan de ser «un sentimiento» y de los sentimientos verticales nacen las «cruzadas», las divinidades «terriblemente humanas”, y como consecuencia las decisiones «viscerales», no pensadas, no meditadas, no contrastadas, no dialogadas, llegan con muchas posibilidades de desembocar en decisiones de consecuencias destructivas en todos los aspectos de la vida y de la convivencia ciudadana en general.

Se podía haber evitado el acto terrorista de Las Ramblas, sí, se podía haber evitado Sr. Turull ¿lo podría haber evitado usted directamente desde el conocimiento de que iba a ocurrir? No, no lo creo, ni deseo creerlo, ni mucho menos inducir a que otros lo crean porque sería miserable incluso pensarlo. Sería miserable y es un pensamiento que sólo serían capaces de albergar «los divinos y divinas» que se refugian en las dictaduras, públicas y privadas.

¿Es usted un ser refugiado en alguna de estas dictaduras? No tengo conocimiento para afirmarlo o desmentirlo, solo sé que usted pertenece a dirigentes de la «casta» que induce a hacer creer a los pueblos en sus propios sentimientos. También con usted, todos los líderes políticos, religiosos, empresariales y sociales del mundo, por supuesto, también de Madrid, Bruselas, Roma, Paris, Berlín, Londres, Moscú, Tokio, Pekín, Washington, Riyad, Jerusalén, Teherán, etc. Cuando un político o un dirigente tiene que aferrarse a los sentimientos para parecer eficaz en su función es que ha fracasado en la política. Los únicos sentimientos a los que debe apelar un político son la humildad, la decencia, la ética o la entrega al pueblo al que dicen representar. Sin embargo, el hacerlo al nacionalismo o al patriotismo suele ser la patente de corso para llegar a la impunidad de las consecuencias.

Todos sois divinos en vuestros sentimientos nacionalistas, religiosos y económicos, en definitiva, [email protected] sois divinos en la utilización de vuestro poder.

Pues claro que tengo el coraje como ciudadano y pensador libre de decirle a usted y a todos los poderes fácticos antes mencionados incluidos, cómo no, la justicia y los medios de comunicación, que los atentados terroristas vengan de donde vengan, con armas, ideas y sentimientos, si estos son espurios, puede ser evitados desde la razón, la humildad, la conciencia social, la igualdad, justicia social, el Amor, la solidaridad y la verdad humanista.

¿Podrían usted y sus colegas políticos del poder evitar el terrorismo machista?, pues SÍ, les aseguro que podrían evitar los atentados terroristas machistas, y no lo hacen.

¿Podría haberse evitado por el poder económico, en este caso de Madrid y Bruselas, la ruina reciente de cientos de miles de pequeños accionistas de una entidad financiera española para beneficiar a dictadores privados de fondos custodios norteamericanos? SÍ se podría haber evitado este atentado de «terrorismo económico”.

¿Se podría haber evitado la huelga del Prat reconociendo en su día los derechos exigidos por los [email protected]? Sí, se podría haber evitado Sr Turull y de esto si sabe usted lo suficiente.

¿Podrían haberse evitado los atentados terroristas perpetrado en Irán en el 2004 por EE. UU, y sus aliados, cruzada llevada a cabo en nombre de La Paz mundial? Sí, se podría haber evitado.

¿Se pueden evitar todos los atentados que se han cometido y se siguen cometiendo contra el pueblo palestino? Sí, se podían haber evitado y aún se pueden evitar.

¿Se puede evitar el hambre y la injusticia social en el mundo? Esto es terrorismo social, y SÍ se puede evitar

¿Qué ha hecho usted y sus colegas políticos desde el poder para evitar todos estos atentados que a diario se cometen contra la sociedad, contra los pueblos contra la “Rambla de la Humanidad”?

Ya está bien de utilizar por unos y otros a los pueblos que sólo desean igualdad, justicia y libertad.

Si ante todos estos tipos de atentados terroristas el poder político, ejecutivo, y legislativo no pueden ponerles fin, yo, como ciudadano, me pregunto ¿por qué me tengo que creer que podrían haberlo hecho, o no, con este?

«La libertad me mola, me mola la Libertad” señor portavoz Jordi Turull.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here