Un total de 76.558 alumnos de las universidades públicas andaluzas se han beneficiado de la bonificación al 99% del coste de las asignaturas que aprobaron en primera matrícula. La cifra supone el 86,5% de las personas que podrían tener derecho a la misma. El consejero de Economía y Conocimiento, Antonio Ramírez de Arellano ha informado al Consejo de Gobierno del desarrollo de esta medida pionera en España, implantada por la Junta de Andalucía en este curso 2017-18 con el fin de avanzar en la gratuidad de la educación superior, convirtiéndola en un derecho. Su implantación ha supuesto hasta ahora una inversión pública de 29,1 millones de euros, en consonancia con las previsiones iniciales en torno a los 30 millones.

Además de conocer el informe del consejero, el Ejecutivo también ha aprobado una modificación presupuestaria con el fin de afrontar los tres pagos de la bonificación correspondientes al presente ejercicio 2017, que ascienden a 10,9 millones de euros. Estos abonos forman parte del total de ocho que la Junta se comprometió a transferir a las instituciones académicas durante este curso, para que la medida no les supusiera coste alguno. Las diez universidades públicas andaluzas –Almería, Cádiz, Córdoba, Jaén, Huelva, Granada, Málaga, Pablo de Olavide, Sevilla e Internacional de Andalucía– son las encargadas de llevar a cabo la bonificación en el marco de sus procesos de matriculación, agilizando así su ejecución.

La medida se dirige a todos los alumnos no becarios del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte que cursan estudios en centros propios de las universidades públicas andaluzas y no son de nuevo ingreso. Se aplica como un reconocimiento al esfuerzo, ya que los estudiantes tienen que haber realizado y abonado un primer curso.

Del total de beneficiarios, 71.411 son alumnos de grado y 5.147 corresponden al nivel de máster universitario. La cifra global aún podrá incrementarse con aquellos estudiantes a los que el Ministerio de Educación les deniegue las becas que han solicitado. Estos se beneficiarán automáticamente de la bonificación, al emitírsele un nuevo documento de matrícula.

Por otra parte, la Junta mantiene conversaciones con la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED) para que sus estudiante andaluces puedan incluirse en esta política. Al tratarse de una institución académica fuera del sistema andaluz, se trabaja sobre la fórmula de un convenio de colaboración que permita la transferencia de los fondos que dejaría de percibir por la bonificación. Para ello se está evaluando el alcance que tendría la medida ya en este curso 2017/2018.

La bonificación de matrícula es una medida estructural y de carácter irreversible que refuerza otras desarrolladas en los últimos años, sobre todo en precios públicos y medidas sociales, con el objetivo de garantizar la igualdad de oportunidades en el acceso a la educación superior. Su implantación ha contado con el respaldo unánime del Parlamento, del Consejo Asesor de Estudiantes y del Consejo Andaluz de Universidades, órgano colegiado de consulta y asesoramiento en el que están representados los rectores, el alumnado, los Consejo Sociales y la Cámara legislativa autonómica.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

dieciocho − 2 =