Tal y como ya hemos indicado en Diario16, el crecimiento del juego y de las apuestas deportivas está provocando un problema de salud pública con el incremento de la ludopatía. España no es una excepción a un hecho que está ocurriendo en otros países de nuestro entorno. Sin embargo, mientras en el Congreso de los Diputados se está trabajando para legislar sobre el asunto, otros países ya han tomado medidas restrictivas.

La publicidad agresiva que utilizan las distintas casas de juego, independientemente de si se trata de apuestas, casino, bingo, etc., es una de las claves para que, sobre todo los jóvenes, la gente empiece a jugar o a apostar, personas a las que, hasta hace pocos años, ni se le ocurriría poner los pies en un casino o pisar un hipódromo para realizar una apuesta, gente que, como mucho, jugaba a la lotería, echaba la quiniela o pasaba la tarde con tres cartones de bingo. Sin embargo, esa publicidad tan agresiva, la presencia de personajes famosos (futbolistas, periodistas deportivos, actores, presentadores de televisión), hacen que cada vez sean más jóvenes quienes se acercan al mundo del juego sin darse cuenta de las repercusiones que puede tener.

Por esta razón, ya ha habido países que están legislando para restringir, sobre todo, la publicidad. Italia, por ejemplo, prohibirá a partir del 1 de enero de 2019 los anuncios de juegos de azar y apuestas. El viceprimer ministro, Luigi di Magio, ya lo prometió en la campaña electoral y, una vez que accedió al poder en coalición con la Liga Norte, prohibió explícitamente los anuncios de apuestas en televisión, radio, prensa e internet, al igual que el marketing de afiliación.

En Bélgica también se van a implementar medidas restrictivas. Aunque no llega a ser tan estricto como el modelo italiano, quedarán totalmente prohibida la publicidad de casino online y la de apuestas deportivas quedará restringida a un horario de emisión fuera del prime time. Por otro lado, las empresas de juego no podrán emitir anuncios de apuestas durante la retransmisión de eventos deportivos ni patrocinar a celebridades o atletas.

En España, por su parte, se sigue discutiendo. Se le quiere dar el mismo rango que a la publicidad del tabaco o el alcohol, pero no aplicar una prohibición tan restrictiva como la italiana.

Sin embargo, hay una práctica unanimidad en el debate social que, para poder controlar los incrementos de ludopatía provocada por el juego online o las apuestas, hay que poner coto a la publicidad. Se trata de un elemento fundamental de prevención, sobre todo para los más jóvenes.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

diez − dos =