El polémico máster de la popular Cristina Cifuentes no sólo se ha convertido en una crisis política que afecta al Gobierno de Madrid, también ayudó a destapar una fiebre de currículos falsos de otros dirigentes políticos y puso en cuestión la credibilidad de la propia universidad pública. Este miércoles, profesores de universidades públicas madrileñas salían a la calle para destacar «el esfuerzo y valor» que supone realizar un máster.

El caso de la ya expresidenta de la comunidad de Madrid sobresale por ser demasiado grotesco, con actas falsificadas y cambios de notas incluidos, pero ya se debate también sobre si la «corrupción» impera en los sistemas de selección de funcionarios (profesores titulares y catedráticos) en algunas universidades públicas del país. El «trato de favor» de la Universidad Rey Juan Carlos a miembros y afines al PP puede ser sólo un ejemplo de la mala mezcla política-universidad.

Desde las instituciones sevillanas se defiende que aquí no podría ocurrir lo mismo que en Madrid y que los másteres están sujetos a procedimientos «garantizados».

«Tenemos un prestigio internacional potente y no queremos que nos salpique el caso Cifuentes porque no tiene nada que ver. El sistema universitario público andaluz es pionero en muchas cuestiones, como en la gratuidad de las matrículas», destacan desde la Universidad Internacional de Andalucía (UNIA).

Continuar leyendo AQUÍ

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Nueve − tres =